Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Emergencia climática en El Bierzo

Emergencia climática en El Bierzo

EL BIERZO IR

Un cartel que intenta que se tome conciencia sobre el uso y cuidados del agua. Ampliar imagen Un cartel que intenta que se tome conciencia sobre el uso y cuidados del agua.
| 15/07/2019 A A
Imprimir
Emergencia climática en El Bierzo
Lo pequeño es hermoso Por Valentín Carrera
Estamos en emergencia climática: el Planeta Tierra, España entera y El Bierzo, donde algunos inconscientes se ponen de perfil, como si la destrucción de los ecosistemas y el calentamiento global fuera algo ajeno, que ocurre por ahí adelante, mientras nosotros seguimos incinerando basura tan ricamente.

Digo inconscientes, pero también digo irresponsables y corruptos: el cambio climático no ha sido producido por las hermanitas de la caridad, sino por poderosas empresas, corporaciones petroleras, cementeras, mineras, gasistas o plastificadoras, cuyo único interés es explotar el máximo beneficio, aunque tengan que arrasar la Antártida, la Amazonía o El Bierzo entero.

Contra esta destrucción se alza en toda España, y en el mundo, la Alianza por la Emergencia Climática, de la que forman parte Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, Red Ecofeminista, Red Ibérica de Ecoaldeas y cientos de colectivos, incluidos La Olla Berciana, El Bierzo Sentido, Familias por el Clima León, Rebelión por el Clima 2020 León, La Casa Caída, Huellas Inquietas y Bierzo Aire Limpio.

En la comarca berciana acaban de tomar posesión los alcaldes (alguna alcaldesa, más bien pocas) y concejales de 37 ayuntamientos, el presidente y consejeros del Consejo Comarcal, los diputados provinciales y los procuradores en Cortes. Pues bien, la Alianza por la Emergencia Climática interpela directa y personalmente a todos y cada uno de nuestros representantes políticos para aprobar, como primera medida de su mandato y con la máxima urgencia, la Declaración de Emergencia Climática.

Quienes suscribimos la Alianza por la Emergencia Climática pedimos a nuestro ayuntamiento que acepte las evidencias científicas y adopte decisiones firmes para salvar los ecosistemas, detener la destrucción del bosque, de los ríos y valles, parar la pérdida de biodiversidad y la contaminación del aire que envenena nuestros pulmones y alcanzar el objetivo #ResiduoCero.

No podemos consentir que ningún ayuntamiento, consejo o diputación se ponga de perfil ante el cambio climático, y siga amparando con su pasividad o con su complicidad y corruptelas industrias contaminantes, forestalias deforestadoras y eucaliptizadoras, chimeneas tóxicas, incineradoras cósmicas de basuras y neumáticos, chamizos y canteras a cielo abierto o cualquier otra actividad causante de calentamiento, contaminación y emisiones peligrosas. Ninguna de esas empresas crea trabajo, aunque sí grandes beneficios a sus dueños: ulibarris, victorinos o samperes. Son industrias tercermundistas, destructoras de vida, que atentan contra la salud humana y del planeta a corto, medio y largo plazo. No en la Amazonía ni en Siberia: aquí, en El Bierzo, en La Cabrera, en Ancares, Oencia o Laciana.

Contra este saqueo ambiental de la comarca, los 37 ayuntamientos y el Consejo Comarcal del Bierzo deben aprobar como moción de urgencia la Declaración de Emergencia Climática: ‘El Ayuntamiento de Ponferrada, Bembibre, Villafranca, Cacabelos, Fabero… reconoce que el planeta, así como los seres vivos y los ecosistemas, se encuentran en grave peligro. Un millón de especies están amenazadas por la actividad humana. Declarar la emergencia climática requiere asumir el cumplimiento de compromisos políticos reales y vinculantes: garantizar las reducciones de gases de efecto invernadero, abandonar los combustibles fósiles, apostar por una energía 100 % renovable y reducir a cero las emisiones netas de carbono lo antes posible’.

‘El Ayuntamiento de Ponferrada, Bembibre, Villafranca, Cacabelos, Fabero… se compromete a establecer los recursos necesarios para garantizar reducciones de gases de efecto invernadero para llegar al balance neto cero antes de 2035, así como detener la pérdida de la biodiversidad y restaurar los ecosistemas. Se compromete a abandonar los combustibles fósiles, apostando por una energía 100 % renovable de manera urgente y prioritaria’.

Hablamos no solo del ejemplar modelo Madrid Central, sino de Ponferrada Central o Fabero Central: de un cambio de raíz en la movilidad urbana —crear espacios peatonales, fomentar la bicicleta y transportes no contaminantes—, frenar nuevas infraestructuras fósiles y alcanzar el pleno autoconsumo eléctrico 100% renovables.

Todo ello pasa por la educación e información de los ciudadanos, o por no trabajar con bancos que financien incineradoras o proyectos basados en combustibles fósiles. Pasa por proteger los acuíferos, los lagos y los embalses, como el de Bárcena, sobre el que cuelga la amenaza de la codicia, por impulsar la soberanía alimentaria, silvicultura, agricultura y ganadería ecológica, desde una perspectiva de igualdad social y de género, con especial protección a los colectivos más vulnerables: mineros, parados, migrantes.

La Transición Ecológica no es cosa del Gobierno o de Bruselas: cada ayuntamiento y sus vecinos, cada corporación municipal debe actuar en su ámbito de inmediato, porque el futuro de todos está en juego. No se olviden: El Bierzo también está en emergencia climática. ¡Arriba las ramas!
Volver arriba
Newsletter