Publicidad
Elecciones 2007: Cuando el PSOE se alzó como la fuerza política más votada

Elecciones 2007: Cuando el PSOE se alzó como la fuerza política más votada

ELECCIONES 13-F IR

Ángel Villalba, José Luis Rodríguez Zapatero, Francisco Fernández y Miguel Martínez durante un mitin. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Ángel Villalba, José Luis Rodríguez Zapatero, Francisco Fernández y Miguel Martínez durante un mitin. | MAURICIO PEÑA
Rosa Álvarez | 16/05/2015 A A
Imprimir
Elecciones 2007: Cuando el PSOE se alzó como la fuerza política más votada
Elecciones municipales al Ayuntamiento de León Los socialistas, con Francisco Fernández a la cabeza, lograron la victoria y rompieron con décadas de gobiernos de la derecha
Las elecciones de 2007 serán recordadas en León como las del triunfo del PSOE. Los socialistas fueron la fuerza política más votada en la capital, rompiendo con décadas en las que el apoyo ciudadano se decantaba preferentemente por las políticas de derechas. Obtuvieron 13 concejales frente a los 11 del PP y los tres de la UPL. "Es un día histórico", anunciaba el candidato ganador una vez realizado el escrutinio y conocida la voluntad de los vecinos. Mientras, el ‘popular’ Mario Amilivia se despedía del cargo de regidor que había ocupado en dos etapas: entre 1995 y 2003 y entre diciembre de 2004 y junio de 2007. El Ayuntamiento cambiaba de rumbo político.

Francisco Fernández, aupado por las urnas, regresaba al sillón de la Alcaldía que ya había sido suyo durante 18 meses (de junio de 2003 a noviembre de 2004). En esta primera época, un pacto con la UPL le permitió hacerse con el bastón de mando, pero lo que los leonesistas le dieron entonces, también se lo quitaron, y una escisión del grupo que había sido su aliado (formada por De Francisco y Covadonga Soto) selló una moción de censura que le apartó de la Alcaldía para devolvérsela al PP.

La de este primer pacto con la UPL en 2003 fue una experiencia no del todo positiva para Fernández. No obstante, esto no impidió que volviera a depositar su confianza en esta formación política para dar estabilidad a su Gobierno cuatro años más tarde. En este encuentro con las urnas (el de 2007) los socialistas fueron el único partido que logró mejorar los resultados de los comicios anteriores, quedándose a tan solo un concejal de la mayoría absoluta (obtuvieron sólo unos 2.000 votos de menos). Con estos apoyos en la mano, en un primer momento Fernández valoró gobernar en minoría, pero finalmente se decantó por unir sus fuerzas a las de la UPL, esta vez con Javier Chamorro al frente.

Alianza con Chamorro (UPL)

"Javier era una persona y un líder muy distinto al que la UPL tenía en 2003 y no tuve ninguna duda a la hora de dialogar y apostar por un proyecto en común", recuerda Fernández. Fruto de estas conversaciones se selló un pacto (el 14 de junio de 2007) que a día de hoy el exalcalde recuerda con afecto. "Tanto él como su equipo fueron muy leales y nos mostraron su compromiso desde el principio hasta el final y eso es algo por lo que me siento muy agradecido", subraya.

Javier Chamorro guarda también un recuerdo positivo de esta etapa en la que respaldó a Fernández para formar gobierno. "Las decisiones importantes iban a pasar por el sí o el no de la UPL y yo creo que en general fue una buena legislatura, en la que hubo muchísimas inversiones para León", recuerda el por aquel entonces cabeza de lista de los leonesistas. También José Antonio Diez, concejal con Francisco Fernández y actual candidato del PSOE a la Alcaldía valora la alianza con el equipo de Chamorro como un acierto al haberse encontrado con gente "leal y trabajadora".

En cuanto a los motivos de la victoria, Fernández insiste en que este "gran triunfo" socialista vino de la mano de "un gran programa de trabajo que los ciudadanos supieron valorar, así como de un equipo comprometido y experimentado". Para Amilivia, que abandonaba el despacho de la planta séptima del Ayuntamiento para pasar a la oposición, el PSOE venció por la fuga de votos de la UPL –que perdió dos de sus cinco concejales– a favor del PSOE, así como al denominado ‘Efecto Zapatero’. El 3 de octubre de 2007 se anunció su abandono como concejal del ayuntamiento de León y como senador para incorporarse como presidente al Consejo Consultivo de Castilla y León.

Suma de proyectos e inversiones

Tras conseguir el sillón de la Alcaldía, los cuatro años de legislatura fueron para el exalcalde del PSOE una suma de proyectos para León «como nunca había habido antes». Con el respaldo del Gobierno central, que presidía el leonés José Luis Rodríguez Zapatero, la capital recibió una fuerte inversión con la que se pudieron acometer proyectos de gran envergadura que, sin embargo, la ciudadanía «parece que olvidó en 2011», apunta. Aún hoy Francisco Fernández recuerda con pesar los resultados electorales de ese año, cuando el PP, con un candidato entonces «casi desconocido» al frente, Emilio Gutiérrez, barrió al PSOE en las urnas y logró la mayoría absoluta. "Nuestro trabajo no fue reconocido y, sin apartarme de nuestros errores, que los tendríamos, el inicio de esta crisis tan brutal que la gente atribuyó a los gobiernos socialistas fue definitivo. Nos arrastró a todos, esos malos resultados no sólo se recogieron en León. Eran momentos complicados y la gente es impaciente", reconoce el ex regidor.


También Chamorro lamenta el golpe recibido por las urnas hace ahora cuatro años tras una legislatura que considera que fue "buena". Ahora, tras su retirada de la política, destaca que está "encantado" de ver todo lo que ocurre "desde la barrera". Por su parte, José Antonio Diez, que confía en poder recuperar el 24M la victoria que en 2007 recayó en los socialistas, insiste también en que los cuatro años de gobierno del PSOE fueron "muy positivos para la ciudad, muy inversores y en los que eliminaron barreras históricas, entre otros muchos proyectos". Por eso, recuerda con "mucha tristeza" haber perdido en 2011 el respaldo ciudadano "porque consideraba que no había sido justo y que habíamos hecho mucho y bien por León", dice. El 24 M los vecinos serán quienes decidan de nuevo quién debe tomar el mando de la ciudad.
Volver arriba
Newsletter