Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

El relojero Losada ‘pasó’ por ser su hermano muerto

CULTURASIR

Cartel anunciador de la exposición que este verano se pudo ver en las escuelas del pueblo natal de relojero. Ampliar imagen Cartel anunciador de la exposición que este verano se pudo ver en las escuelas del pueblo natal de relojero.
Fulgencio Fernández | 05/10/2016 A A
Imprimir
El relojero Losada ‘pasó’ por ser su hermano muerto
Personajes Este relojero cabreirés tiene una de las biografías más curiosas y apasionantes de su tierra. Yenigmáticas, tanto que un paisano suyo de Iruela, ha descubierto que el nombre y fecha de nacimiento que usó es realmente el de un hermano fallecido a los pocos meses de nacer
Si hay una biografía cargada de encanto e incredulidad es la del relojero Losada, el cabreirés que acabó siendo una personalidad en Inglaterra, Relojero Cronometrista de la Marina, tertuliano con Zorrilla o el general Primm y quien regaló a la ciudad de Madrid el que sin duda es su reloj más famoso, el de la Puerta del Sol, con cuyas campanadas despiden miles de personas el año.

Una biografía que arranca en Iruela, un pequeño pueblo de La Cabrera en el que sus padres, Miguel Rodríguez y María Conejero, eran ganaderos y pobres, según aparece en sus datos de defunción, que dice« murieron pobres» y, señala Francisco Cañueto, cuando «en La Cabrera y en aquella época se dice que eran pobres es que lo eran de solemnidad».

Viene a cuento lo de ‘pobres’ para asentar la leyenda de la huida del relojero de casa, cuyo detonante se cuenta que fue el haber perdido parte del ganado que cuidaba en los montes y huyó por miedo a sus padres, pues se trataba de una pérdida mucho más importante de lo que se puede creer visto con los ojos de hoy.

El citado Francisco Cañueto es un vecino de Iruela que ha hecho una investigación a fondo sobre la familia del relojero en base a las actas de nacimiento y defunción de los miembros de esta familia de diez hijos, aunque al morir los padres (en 1832 y 1833) sólo vivían siete de ellos, uno el relojero Losada.

La filiación de su hermano


Yel principal descubrimiento realizado por Francisco Cañueto en los libros del pueblo es que «el relojero no se llamaba José y no había nacido el 8 de mayo de 1797, como decían todas sus biografías. Descubrió Cañueto que ese día sí había nacido un hijo de Miguel y María y que sí se llamaba José. Pero su sorpresa es mayúscula al descubrir que este niño fallece poco tiempo después, según consta en el acta de defunción a la que también tiene acceso y en el que el cura de Iruela firma que el 7 de abril de 1800 dio sepultura al «cadáver de un niño que se llamaba Josef, hijo legítimo de Miguel Rodríguez y María Conejero».

Luego, el relojero Losada no podía ser José y no podía haber nacido en 1797. Ysiguiendo el rastro de los hijos del ya citado matrimonio encuentra la siguiente partida de nacimiento:«En el lugar de Iruela, el día 19 de marzo del año de 1801, fray Ángel Rodríguez, religioso franciscano, con mi licencia bauticé solemnemente a un infante que se llamó Josef Manuel, hijo legítimo de Miguel Rodríguez y María Conejero, vecinos de dicho Iruela. Abuelos paternos, Thomas Rodríguez y María Álvarez y maternos Juan Conejero y Ana Zamorano todos vecinos de dicho Iruela. Fueron padrinos Manuel Rodríguez soltero, tío del bautizado y natural de dicho pueblo y Narcisa Zamorano, mujer de Paulo Cañueto. Y para que conste lo firmo dicho día, mes y año: don Miguel de San Martín». Éste sí debía ser el relojero Losada que, además, cumple con dos tradiciones de la comarca, tomar un nombre compuesto del santo del día (nació el día de San José)y el de su padrino, Manuel, su tío.

¿Lo sabía el relojero?


Da por bueno Francisco Cañueto que José Manuel era el relojero porque no era extraño en La Cabrera que un hijo adoptara el nombre y la filiación de un hermano fallecido con poca edad y, además, cuando tenía 15 años «ya no vivía en Iruela pues no aparece entre los hijos confirmados por el obispo de Astorga cuando acudió a cumplir este sacramento en Iruela», mientras sí aparecen los otros hermanos:Vicenta, Paula, Antonia, Eugenia Magdalena, María y Bibiana Catalina.

Más justificado está el cambio del segundo apellido, cambiando el Conejero de su madre por Losada, del municipio al que pertenecía Iruela, de ahí que también en muchos documentos aparezca como José Rodríguez de Losada.

Mantiene el citado Cañueto que tal vez el propio relojero asumió desde niño la filiación de su hermano y llegó a darla por buena, por la suya, sin conocer la real. Yel principal argumento es que el cambió de la fecha de nacimiento lo mantuvo hasta sus últimos días, pues en la leyenda de su tumba, en el cementerio católico de Kensal Green o de Santa María, en Londres, figura la siguiente inscripción:«J.R. DE LOSADA ESQre Died March 6th 1870. Aged 72. R.I.P.». Al decir que a los 72 años da por buena la fecha de nacimiento de 1797, sino tendría sólo 69.

Para que la bruma sea aún mayor la consultada wikipedia pone una vela a dios y otra al diablo. En la biografía ya asume su nacimiento el 19 de marzo de 1801 y en el cuadro resumen del margen mantiene el 8 de mayo de 1797. Así acierta cualquiera.
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle