Publicidad
El PSOE de Carracedelo ve "intención recaudatoria" en las nuevas normas urbanísticas municipales

El PSOE de Carracedelo ve "intención recaudatoria" en las nuevas normas urbanísticas municipales

EL BIERZO IR

Los socialistas ya han presentado alegaciones al proyecto urbanístico del Ayuntamiento. Ampliar imagen Los socialistas ya han presentado alegaciones al proyecto urbanístico del Ayuntamiento.
L.N.C | 19/01/2021 A A
Imprimir
El PSOE de Carracedelo ve "intención recaudatoria" en las nuevas normas urbanísticas municipales
Política Critican que el IBI de algunas parcelas se multiplicará por diez al cambiarles la catalogación de rústica a urbana
El grupo municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Carracedelo denuncia la "intención recaudatoria" del equipo de Gobierno liderado por el ‘popular’ Raúl Valcarce en lo referente a las nuevas normas subsidiarias del municipio. "Responden a intereses básicamente económicos", criticó el portavoz socialista Samuel Martínez, que anunció alegaciones para que se potencien los núcleos urbanos, se respeten las fincas agrícolas y para que, en el caso de que aumenten las zonas urbanas, se mantengan las condiciones actuales.

En ese sentido, Martínez reprocha que la nueva normativa municipal "alarga las zonas urbanas a las fincas agrícolas", en lugar de potenciar los núcleos urbanos tradicionales. "Esto significa que fincas catalogadas en su mayoría como suelo rústico de protección agrícola van a pasar a ser zonas donde se va a poder edificar", señaló el portavoz del PSOE. Sin embargo, estas parcelas necesitarán cumplir una serie de requisitos para que la construcción sea posible. "Los propietarios empezarán a pagar como suelo urbano, pero no podrán construir si no tienen 20 metros de frente o 1.000 metros cuadrados", puntualizó Martínez.

Según los socialistas, estas "estrategias del PP para cobrar más impuestos" se acompañan de una "segunda trampa", relativa a la nueva acepción de huerto urbano. Al respecto, Martínez explicó que, hasta ahora, una finca que tenía una parte urbana y otra rústica o de protección agrícola abonaba el IBI en función de ese reparto. Pero con la introducción de este nuevo concepto, el precio del impuesto se multiplicará por diez, ya que el suelo rústico paga 2.90 euros y el urbano 30 euros, sentenció el edil.

Ante esta situación, los socialistas han presentado  alegaciones para que se potencien los núcleos urbanos y se mantengan las fincas agrícolas. En caso de aumentar ligeramente la zona urbana, el PSOE propone que se respeten las condiciones actuales, es decir, la edificación con 400 metros cuadrados de superficie y 16 metros de frente.

Por otro lado, Martínez urge al Consistorio a optimizar las zonas industriales existentes antes de crear otras nuevas. El portavoz socialista lamentó la "situación de abandono" del polígono de Villanueva, que solo tiene funcionando una empresa, y recordó que tanto las inminentes obras en el Canal Bajo del Bierzo como las subvenciones de la Unión Europea van dirigidas a suelos agrícolas.
Volver arriba
Newsletter