Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
El pequeño comercio resiste en la capital y se hunde en los pueblos

El pequeño comercio resiste en la capital y se hunde en los pueblos

ACTUALIDAD IR

El informe de la Cámara de Comercio refleja un comportamiento muy distinto del pequeño comercio entre la capital y el resto de la provincia. | SAÚL ARÉN Ampliar imagen El informe de la Cámara de Comercio refleja un comportamiento muy distinto del pequeño comercio entre la capital y el resto de la provincia. | SAÚL ARÉN
Alfonso Martínez | 17/11/2019 A A
Imprimir
El pequeño comercio resiste en la capital y se hunde en los pueblos
Comercio La cifra de establecimientos minoristas se desploma en las zonas rurales mientras sube en la capital. El sector se reivindica como un agente "dinamizador" con el 20% de la economía
Suelen ser tiendas pequeñas en las que hay prácticamente de todo. Lo mismo se puede comprar una barra de pan que un gel de ducha o un buen par de madreñas. Son los comercios de toda la vida, los de los pueblos, pero están en peligro de extinción. La ecuación es clara, cada vez menos gente en las zonas rurales, cada vez menos establecimientos a los que acudir para abastecerse de productos básicos. La despoblación atenaza sin piedad cualquier estadística referida a la provincia de León y la que testa la situación del comercio minorista no iba a ser una excepción.

La cifras son siempre frías, porque están muy lejanas de esas tiendas en las que muchas veces se producen las únicas conversaciones del día para las personas que viven solas en nuestros pueblos, pero contribuyen en todo caso a dejar clara su realidad.

El último estudio de la Cámara de Comercio de León –que acaba de terminarse y que será presentado públicamente en próximas fechas– hace una completa radiografía del sector minorista, que pierde en el conjunto de la provincia 247 establecimientos. La cifra pasa de los 10.295 de marzo de 2018 a los 10.048 del mismo mes de ente ejercicio.
Sin embargo, el análisis detallado de los datos permite observar que el comportamiento del comercio minorista es radicalmente opuesto en la capital y en las zonas rurales.

Concretamente, se contabilizan en el estudio de este año 3.843 locales en la ciudad de León, lo que supone un crecimiento de 228 más con respecto al del pasado ejercicio. Sin embargo, en el resto de la provincia, la cifra pasa 6.680 a 6.205. De ello se deduce que durante el último año hay 475 locales que han echado la trapa, según la estadística que maneja la Cámara de Comercio.

Y más allá del número de pequeños comercios que hay en la provincia, cabe destacar que el comportamiento del empleo que generan en muy similar, es decir, que se incrementa en el principal núcleo urbano mientras desciende en el resto del territorio leonés.

Concretamente, en marzo del pasado año el número de puestos de trabajo del comercio minorista se situaba en el conjunto de la provincia en 15.442. Son 370 más que los contabilizados en el estudio de este año (15.072).

En el caso de la capital leonesa, se observa una mejoría del empleo que mantiene el sector, puesto que la cifra pasa de 5.422 a 5.764. Son por tanto 342 puestos de trabajo los que se han generado a mayores en el último año.

Sin embargo, los datos referidos al resto de la provincia reflejan en marzo del ejercicio en curso un total de 9.375 empleos en el comercio minorista, 645 menos que un año antes, cuando la cifra se situaba en 10.020.

Con todos estos datos sobre la mesa (referidos a marzo del pasado ejercicio y del actual), desde la Cámara de Comercio advierten de que durante los meses posteriores se ha detectado un repunte de los cierres del pequeño comercio en la capital leonesa. Son cada vez más frecuentes los carteles de negocios en liquidación, alquiler o traspaso, tal y como puede observarse en las imágenes que acompañan a esta información.

El informe incluye datos de marzo y la entidad detecta desde entonces un repunte de los cierres en la ciudadMás allá de cómo se plasme este repunte en el informe del próximo ejercicio, el responsable del área de comercio de la entidad cameral, José Manuel Alonso, defiende la importancia de los establecimientos minoristas como «auténticos dinamizadores» de la vida en la ciudad y garantes indirectos de la seguridad gracias a la iluminación de sus escaparates. El comercio representa el 20% de la economía local (frente al 5% estimado en España) y cada uno de sus establecimientos genera de media 1,5 puestos de trabajo.
Alonso considera significativo que un sector inmerso en una crisis, no sólo económica, sino también provocada por los cambios en el comportamiento del consumidor, esté creciendo en la capital leonesa según el informe. Entre esos cambios, destaca la fuerza con la que se ha posicionado el comercio a través de internet en León como en el conjunto del país. Tanto los comerciantes como sus representantes son conscientes de que es urgente un proceso de modernización del sector, pero «siempre sin perder la esencia de nuestros establecimientos de proximidad, compromiso, cercanía y confianza».

Respecto a los cierres detectados en los últimos meses en el centro de la capital, Alonso considera que se pueden contrarrestar con las aperturas que se están viendo en otras zonas, principalmente en los cruces de calles con afluencia de tráfico peatonal. «Es el caso de Nocedo, San Mamés o Alcalde Miguel Castaño», apunta.

En cuanto a la situación en los pueblos, el representante de la entidad cameral la achaca a la despoblación y cree que el mayor drama es cuando pierden su pequeño supermercado.
Volver arriba
Newsletter