Publicidad
El gochín atendió, pero igual le pidieron demasiado

El gochín atendió, pero igual le pidieron demasiado

LNC CULTURAS IR

Héctor Luis Suárez Pérez explica el acto de ayer en Botines bajo la atenta mirada del santo y el gochín. | SAÚL ARÉN Ampliar imagen Héctor Luis Suárez Pérez explica el acto de ayer en Botines bajo la atenta mirada del santo y el gochín. | SAÚL ARÉN
L.N.C. | 15/01/2023 A A
Imprimir
El gochín atendió, pero igual le pidieron demasiado
Tradiciones El gochín y su santo Antón acudieron y presidieron el tradicional acto de las coplas en la plaza de Botines; el coplero del año, David Rubio, les pidió ayuda y amparo, igual son demasiadas cosas solo para ellos dos
El fuego volvió a reinar en el centro de la Plaza, Botines hizo sonar su carillón a las ocho en punto, Xeitu puso los bailes y la música, el fervudo corrió de mano en mano hasta agotar, al menos, tres garrafones y los cofrades de la Asociación San Francisco El Real, con sus pardas capas de lujo, atendían a todos los detalles para cumplir con el protocolo del festejo.

Manu Ferrero volvió a ser el coplero tradicional y a David Rubio, director de La Nueva Crónica, le correspondían las coplas y súplicas de actualidad. Que las hizo, fue directo y duro y aunque el gochín no se inmutó y tampoco San Antón igual les pidieron demasiado para una sola ocasión.

La presentación corrió a cargo de uno de sus redactores, y coplero en año anterior, Fulgencio Fernández, que regalo envenenado vio. Si habla bien del jefe... pelota; si lo hace mal... resentido.

Cerraron la fiesta los sorteos de productos del cerdo, más baile y fuego, fervudo que no falte, pan sano y santo y las buenas intenciones de Antón y el Gochín, otra cosa es que den abasto.

Volver arriba
Newsletter