Publicidad
El fuego en el Bierzo obliga a la evacuación de cinco localidades

El fuego en el Bierzo obliga a la evacuación de cinco localidades

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Ical | 19/07/2022 A A
Imprimir
El fuego en el Bierzo obliga a la evacuación de cinco localidades
Sucesos Se trata de una medida preventiva ante posibles rachas de viento
El incendio forestal de nivel 2 declarado en la tarde de este domingo en las cercanías de Montes de Valdueza obligó a última hora de este lunes a evacuar las localidades de Rimor, Ozuela y Orbanajo, como medida preventiva ante posibles rachas de viento por la noche. En total, son cerca de unas 150 personas de entre las que la mayoría tiene una vivienda principal en Ponferrada. El Ayuntamiento de la capital berciana también puso a su disposición las instalaciones de la Escuela Hogar.

En la jornada de este lunes, las llamas obligaron a desalojar también las localidades de Ferradillo y San Adrián de Valdueza, donde los Bomberos municipales mantienen efectivos destacados aunque el momento de mayor peligro parece quedar atrás, a expensas de la evolución del viento. Los medios aéreos y terrestres que trabajan en la zona, incluidos efectivos de la UME, tratan de evitar que el fuego alcance el pueblo de Santa Lucía.

Por su parte, en Rimor los Bomberos de Ponferrada mantienen dos autobombas y cuatro efectivos, el mismo despliegue que vigila Ozuela. En Orbanajo, el dispositivo consta de una autobomba con dos bomberos. En los tres pueblos no se aprecian grandes avances de los frentes de llama y las autoridades confían en que el regreso de los medios aéreos durante la mañana facilite las tareas de control. Mientras no surjan cambios se mantendrá el operativo existente en cada pueblo, informaron las mismas fuentes.

Según el último parte facilitado por la Consejería de Medio Ambiente, en todo el frente del incendio trabajan siete helicópteros con sus correspondientes cuadrillas, un avión de carga en tierra y otra aeronave de coordinación, cinco bulldozers con otras tantas cuadrillas de tierra, seis autobombas, una decena de agentes medioambientales y un técnico en extinción de incendios.

El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, se desplazó este lunes a la zona del incendio para interesarse por la situación de los vecinos afectados. El regidor también visitó el centro de mando y control del fuego en Campo de las Danzas para recibir las últimas informaciones. “Dependemos de la fuerza y la dirección de los vientos para ver cómo se desarrolla la situación”, apuntó Ramón, que recordó que “el incendio no está en absoluto controlado” y que el fuego afecta a una gran masa forestal.

Nivel 0 en Paradaseca y Fuente de Oliva


Por otro lado, la situación mejora en los otros dos grandes fuegos que afectan a la comarca del Bierzo. A última hora de este lunes, fuentes de la Delegación Territorial de la Junta en León informaron de que los incendios de Fuente de Oliva (Balboa) y Paradaseca (Villafranca del Bierzo) se rebajaron al nivel 0 de peligrosidad. La delegada territorial, Esther Muñoz, agradeció presencialmente la labor de las cuadrillas y de todo el personal que trabaja en la extinción de incendios forestales.

Alerta en Puente de Domingo Flórez


Además, otro fuego declarado en la tarde del domingo en la vertiente gallega de la Sierra de la Encina de la Lastra mantuvo en vilo a los vecinos del municipio berciano de Puente de Domingo Flórez, limítrofe con la comunidad vecina. “Estuvimos toda la noche pendientes de un frente de dos kilómetros que daba mucho miedo”, explicó el alcalde, Julio Arias.

Con brigadas y bulldozers trabajando durante más de 12 horas para evitar que el fuego saltase desde Galicia a la comarca berciana, la Junta activó un dispositivo preventivo para estar en disposición de evacuar a los vecinos en caso de que fuera necesario. “La Junta se puso en el nivel máximo de alerta, en el peor de los escenarios”, relató Arias, que explicó que se buscó alojamiento en residencias para los mayores del municipio y se pusieron a disposición 30 autobuses para trasladar a los vecinos a Ponferrada.

Finalmente, el dispositivo no tuvo que ser utilizado y a primera hora de la mañana ha quedado desactivado, debido a la tregua conseguida gracias al descenso de las temperaturas durante la noche. “El fuego sigue pero mucho más suave”, indicó el regidor.
Volver arriba
Newsletter