Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

El folclore toma Hospital de Órbigo

ACTUALIDADIR

El puente de Hospital de Órbigo acoge una concentración de dos centenares de parejas de bailadores de jotas de León y Zamora. | P. FERRERO / ICAL Ampliar imagen El puente de Hospital de Órbigo acoge una concentración de dos centenares de parejas de bailadores de jotas de León y Zamora. | P. FERRERO / ICAL
L.N.C. | 15/04/2018 A A
Imprimir
El folclore toma Hospital de Órbigo
Comarcas GALERÍA DE IMÁGENES | Más de dos centenares de parejas de bailadores de jotas de las provincias de León y Zamora se han dado cita sobre el Órbigo
El puente de Hospital de Órbigo acogió este domingo el encuentro de dos centenares de parejas de bailadores de jotas de 12 comarcas de la provincia y de la vecina Zamora, que ofrecieron sus danzas jalonados por pendones. Organizado por la Asociación Cultural ‘Surcos del Órbigo’, la cita se convirtió en un concurrido evento folclórico que llenó de color, música y movimiento los 320 metros del paso emblemático del Camino de Santiago, en una iniciativa que contó con el apoyo del Ayuntamiento de Hospital de Órbigo y el Instituto Leonés de Cultura.

Cada pareja aportó los detalles propios de su lugar de origen a tres jotas: la de la Jarra, Las barandillas del Puente y la de San Roque, todas ellas piezas populares en las que marcaron el toque los dulzaineros de Bañezaina de la Bañeza y Surcos del Órbigo. Hasta Hospital de Órbigo acudieron joteros de La Cabrera, el Bierzo, Laciana, Maragatería, Ribera del Órbigo, La Cepeda, Páramo, La Bañeza, La Valduerna, Alija del Infantado, Tierras de León, norte de Zamora y leoneses afincados en Madrid, que bailaron con sus respectivos trajes regionales.
Volver arriba  Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle