Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
El filón de los agrónomos, un empleo público para cada 3 candidatos

El filón de los agrónomos, un empleo público para cada 3 candidatos

ACTUALIDAD IR

La Estia-ULE y un detalle del cartel informativo de la convocatoria del 2018. | M. PEÑA / MAPA Ampliar imagen La Estia-ULE y un detalle del cartel informativo de la convocatoria del 2018. | M. PEÑA / MAPA
D.L.M. | 21/10/2019 A A
Imprimir
El filón de los agrónomos, un empleo público para cada 3 candidatos
Laboral Los estudios de Ingeniería Agrícola ofrecen grandes oportunidades laborales y cada año quedan vacantes en los puestos que ofrecen las empresas, según la Estia-ULE
Una provincia con más de 180.000 hectáreas de regadío —por citar solo una magnitud de las muchas que se podrían escoger— y 85 alumnos nuevos que ingresan cada año en su Escuela de Ingeniería Agrícola y Forestal (Estia-ULE) sumando todas las titulaciones, que se han incrementado en los últimos años. De esos 85, 25 son de Ingeniería Agraria, 24 de Ingeniería Forestal y 15 en el nuevo Máster Universitario en Geoinformática para la Gestión de Recursos Naturales. A ellos se sumarían los alumnos del Máster en Viticultura, Enología y Gestión de Empresas Vitivinícolas (en el Campus de Ponferrada), que al empezar en enero todavía se están preinscribiendo y que el curso pasado fueron 21 alumnos.

Según explica el director de la Estia-ULE, Pedro Aguado, al ser un número reducido de estudiantes, "los que acaban son también pocos, unos 40 en los dos últimos cursos". No obstante, "este fenómeno no es exclusivo de León, se está produciendo en toda España, como muestra de ello está un dato recientemente conocido, el ratio de presentados frente a número de plazas en las últimas oposiciones de ingenieros agrónomos del estado, que fue de 3 a 1". En comparación con otras oposiciones en las que los aspirantes compiten con decenas, incluso cientos de candidatos, por un puesto, la opción de cursas estos estudios para luego optar a la plaza tiene otras dimensiones.

Aguado reconoce que este número de estudiantes no se corresponde con la demanda de estos titulados en el mercado laboralPero las oportunidades de la Estia-ULE, entre las 500 mejores del mundo en su campo, no quedan en los servicios públicos. Aguado reconoce que este número de estudiantes no se corresponde con la demanda de estos titulados en el mercado laboral. En estos momentos las empresas necesitan cada vez más perfiles profesionales como los de los egresados de la Estia-ULE "debido a la mayor tecnificación de las actividades agrarias y forestales".


También colegios profesionales


Solo en la página web del centro se han publicado en los dos últimos cursos 48 ofertas de trabajo, a las que hay que sumar las que publican los colegios profesionales, las que publican directamente las empresas y las mencionadas oposiciones de las comunidades autónomas y del Estado. De esas 48 ofertas publicadas en la Estia-ULE aproximadamente el 30% han quedado vacantes, lo que da una idea de la dificultad de encontrar titulados que cubran estas plazas. Algunas ofertas se refieren a prácticas en empresas, primeros pasos en el mercado laboral para los ingenieros, pero con todos los derechos y retribuidas con 1.000 euros o más.

En este sentido, el director de la Escuela explica "ya antes de acabar los estudios las empresas se interesan por los estudiantes. En los cursos 2017/18 y 2018/19, se han ofertado en la Escuela 138 prácticas en empresa, en gran parte remuneradas, sin embargo, solo se han cubierto 27, es decir, aproximadamente un 20% de las ofertadas. La valoración de los estudiantes de las mismas es muy positiva (superior a 8 sobre 10), pero la facilidad de acceder al mercado laboral hace que no sean más utilizadas".


Estudiantes de mayor edad


En este contexto, aunque todavía no disponen de datos suficientes para hablar de tendencias firmes, desde la Estia-ULE sí que han detectado un creciente interés de trabajadores de mayor edad por este tipo de estudios y una oportunidad para conseguir un empleo con mejores condiciones. Los estudiantes ya no llegan solo del bachiller o de los módulos relacionados con estos estudios, sino también del mundo profesional. Personas de más treinta años, que deciden dar un giro a su trayectoria convencidos de las posibilidades laborales y el estilo de vida que actualmente ofrece este tipo de estudios.

Tierra por labrar


Con todo ello, mientras en el campo leonés —y global— la Agricultura y la Ganadería despegan hacia mayores cotas de tecnificación y penetración de la tecnología, los profesionales que pilotarán el cambio ‘crecen’ en la Estia-ULE, aunque todavía hay ‘tierra por labrar’. Con vista, lo avisó el alcalde de Valencia de Don Juan, Juan Pablo Regadera, en la celebración en el municipio de la última Fiesta Campesina de Ugal-UPA, en la que "no estamos en el camino adecuado, la provincia tiene una superficie de cultivo de 223.000 hectáreas, pero el número de matriculados en la Estia-ULE no va en proporción". Pese a ello, la oferta, los resultados y la dedicación del afianzado centro académico leonés sigue avanzando. Una sementera que esperan que dé muchos frutos y que cada vez sean más.
Volver arriba
Newsletter