Publicidad
El Fandi: "Los toros son un espectáculo en el que la gente debe sentir cosas desde el primer minuto"

El Fandi: "Los toros son un espectáculo en el que la gente debe sentir cosas desde el primer minuto"

CULTURAS IR

David Fandila, 'El Fandi', vuelve este domingo a León. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen David Fandila, 'El Fandi', vuelve este domingo a León. | MAURICIO PEÑA
Alfonso Martínez | 24/06/2021 A A
Imprimir
El Fandi: "Los toros son un espectáculo en el que la gente debe sentir cosas desde el primer minuto"
Entrevista David Fandila vuelve este domingo a León y comparte cartel con Pablo Hermoso de Mendoza y Enrique Ponce
Mañana se cumplirán 16 años del que sin duda ha sido el mejor día de ‘El Fandi’ en la plaza de toros de León. Aquella tarde se celebraba la corrida ‘monstruo’ con cuatro maestros y ocho astados, el último de los cuales, de nombre Desocupado, fue indultado después de una entregada faena en la que el granadino dio buena muestra de su capacidad con la muleta y supo aprovechar la embestida noble y codiciosa que el de Zalduendo ofrecía por ambos pitones.

David Fandila, que vuelve este domingo (18:30 horas) a pisar el albero leonés y comparte cartel con Pablo Hermoso de Mendoza y Enrique Ponce, recuerda aquel indulto como el origen del idilio que mantiene desde entonces con una afición a la que le tiene «mucho cariño». «Creo que soy un torero del gusto de los leoneses. Siempre me han tratado muy bien y además está la peña de Gijón, que todos los años van a verme», comenta el matador antes de confiar en que la del domingo sea una tarde «muy bonita». «Espero que los tres, con tauromaquias muy diferentes, hagamos disfrutar a la afición leonesa que tanto cariño nos ha demostrado siempre. Que sea una tarde triunfal, que la gente disfrute y que nosotros podamos estar a gusto y expresarnos», agrega.

Y esas diferencias a la hora de entenderla son, a juicio del maestro, el fiel reflejo de que la tauromaquia es simple y llanamente «la cultura de un pueblo». «Hay gente que puede ser más del toreo como arte, gente muy culta que se guía por la técnica, gente más llana a la que le gusta el espectáculo… El toreo es del pueblo y para el pueblo. A partir de ahí, tiene que haber de todo. Es algo muy amplio y existe una enorme cantidad de factores que dependen del toro y del torero. Hay una variedad tan grande, tantos toreros diferentes, tantos tipos de toros… Es la cultura del pueblo y cada uno debe decidir qué tipo de espectáculo quiere ver con independencia de que sea más o menos artístico», explica Fandila.

Él es de los que se queda con el toreo como «espectáculo». En la memoria de los aficionados leoneses seguirán sin duda los atléticos pares de banderillas que el maestro ejecuta a la perfección antes de correr de espaldas por el ruedo hasta que el astado desiste en su persecución. «En la corrida tiene que pasar algo de principio a fin. Si el toro lo permite, busco el concepto más puro del toreo, pero siempre debe pasar algo. La gente no puede desconectarse y tiene que estar viendo y viviendo algo desde el primer minuto . Y esa es la tauromaquia que intento dar», asegura.

Fandila se muestra «muy ilusionado» de volver a León después de un año y medio de «incertidumbre» como consecuencia de la pandemia de coronavirus. «Hemos ido de mal a peor, aunque lo que más nos ha afectado es no saber los márgenes que teníamos para trabajar. Al principio se podían dar toros, luego no te dejaban, luego decían que había un margen y luego que no. La verdad es que no tener un patrón para poder trabajar ha sido lo peor de esta etapa. Y ahora que parece que poco a poco se va normalizando la cosa, debemos empezar a trabajar y remar todos en la misma dirección para que este año, que va a ser casi igual de complicado que el pasado, pase pronto y que Dios quiera que con la vacuna la temporada que viene empiece ya con total normalidad», valora el granadino.

Este año toca torear para mantener viva la afición, a pesar de que muchos festejos no lleguen a ser rentables, según admite el matador. «Creo que hay que dar toros, porque les hace falta a los ganaderos, a las cuadrillas, a los aficionados y al resto del sector. Han sido años duros, pero nos hemos unido más que nunca. Ahora lo importante es que se den toros, que la gente siga teniendo la oportunidad de ir y que no pasen dos años en blanco, porque eso no le haría ningún bien al sector», explica.

Y esa unidad del sector de la que habla ‘El Fandi’ se echaba de menos en épocas precedentes, aunque ahora ha sido fundamental para hacer frente a la pandemia y puede serlo en el futuro a la hora de velar por el futuro de la fiesta. «La verdad es que siempre que ha pasado algo raro hemos estado bastante unidos y hemos remado en la misma dirección. Pero es cierto que, una vez que las cosas caminan medio bien y siendo el nuestro un mundo tan complicado y con gente tan diferente, sí puede ser más difícil que parezca que estamos unidos. Este año, con todo lo que ha pasado, creo que ganaderos, toreros, novilleros, aficionados… Todos hemos hecho una labor muy importante y se está viendo que el resultado es positivo», asevera el diestro.

Remar todos en la misma dirección puede ser también, a juicio de Fandila, la mejor fórmula para hacer frente a los antitaurinos, a los animalistas y a un Gobierno que «no ayuda», pero también para atraer a más gente joven a los tendidos. «Se nos ha puesto todo en contra y al revés. Creo que afición hay. Por ejemplo, este año en Valladolid ha sido uno de los años que más gente joven hemos visto en los toros. Hay gente joven a la que le interesan los toros y a la que hay que darle la oportunidad de acercarse a la fiesta. La Fundación Toro de Lidia también está haciendo cosas en este sentido, pero sobre todo hay que hacer corridas. Hay mucha gente a la que no le gustan y que está en contra, pero también hay personas que sí que nos apoyan y a la que le interesamos. Así que debemos trabajar para que esa gente que quiere ir a los toros tenga la oportunidad de hacerlo», afirma optimista el matador.

Y en esa línea, no cree que los toros estén en peligro en las plazas pequeñas o de menor categoría a raíz del menguante público que puede verse en los tendidos. «Llevamos años trabajando para que no estén en peligro. El problema es que el Gobierno nos deje vivir. No estamos pidiendo ya nada, simplemente que nos dejen estar. Y a partir de ahí, empezar a trabajar, fortalecer un poco las novilladas y empezar desde abajo. Debemos seguir trabajando, porque creo que son ciclos. Hay épocas en las que va más gente a la plaza y épocas en las que va menos gente. Que nos dejen trabajar, porque con el tiempo y buscando la forma de mantener un cierto nivel de público, se conseguirán cosas», concluye el torero granadino.

‘El Fandi’ estará este domingo en León en la que será segunda corrida de la feria de San Juan y San Pedro. Un día antes, también a las 18:30 horas, pisarán el albero de la plaza Morante, ‘El Juli’ y Manzanares.
Volver arriba
Newsletter