Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle

El encanto de Lois no era humo

CULTURASIR

La popular Casa del Humo es una de las visitas más demandadas por quienes se acercan hasta Lois.| JAVIER VALLADARES Ampliar imagen La popular Casa del Humo es una de las visitas más demandadas por quienes se acercan hasta Lois.| JAVIER VALLADARES
Fulgencio Fernández | 05/09/2017 A A
Imprimir
El encanto de Lois no era humo
Turismo Casi tres mil visitas en un solo mes son un respaldo más que mayoritario para un pueblo ‘alejado’ como es Lois. Pero su Catedral, la Casa del Humo y el entorno no eran humo
La cifra podría calificarse de espectacular: 2.732 visitas en tan solo un mes, desde el 2 de agosto hasta el dos de septiembre. Y más si tenemos en cuenta que esos casi tres mil visitantes tuvieron que acercarse hasta un pueblo alejado, Lois, en el municipio de Crémenes y en lo alto del Valle de Dueñas, es decir, al final de la carretera que va de Las Salas hasta el propios Lois y «allí muere».

Nuria de Ponga: "Que la guía enseñara todo el pueblo creo que ha sido fundamental" A nadie se le oculta que este rincón de la montaña tiene alicientes que bien merecen esas casi tres mil visitas: su famosa Catedral de la Montaña, la Casa del Humo, la Cátedra de latines que es solo visitable en su exterior pues está a la esperar de ser restaurada, la fábrica de la luz, las viejas escuelas, la casa de los Reyero, el solar de los Álvarez, el palacio de los Castañones , la casa solariega de los Álvarez de Acevedo... hasta la capilla de su cementerio.

En esta aceptación de este rincón turístico ha tenido mucho que ver la iniciativa del ayuntamiento de Crémenes de contratar una guía, María Uribesalazar, vecina de la cercana localidad de Ciguera para enseñar «no un monumento sino todo el pueblo y aconsejar a los visitantes». Para la concejala de turismo del Ayuntamiento de Crémenes, Nuria de Ponga, esta decisión resultó fundamental. «Hasta ahora los guías que hubo en el pueblo, ya hace años, eran para la iglesia, la llamada Catedral, nuestra idea es que María atendiera la iglesia y otros monumentos pero fuera un altavoz del conjunto histórico que es este precioso pueblo. Y así ha sido y creo que los resultados refrendan la idea». Hacía siete años que Lois no tenía guía oficial, de la Diputación en este caso, aunque hace cinco «se contrató a un vecino para que enseñara la iglesia».

Los días de mayor afluencia fueron el 15 de agosto, con 230 visitas, y el 20, con 297 María Uribesalazar comenzó a trabajar en agosto —Crémenes cambió su equipo de Gobierno y alcalde en julio— de ahí que las cifras que manejan de visitas sean de este primer mes. Señala que «desde primera hora, a las 10 de la mañana, ya había visitas pero ‘lo fuerte’ de las mismas era por la tarde». Asimismo explica que los días de mayor afluencia fueron «el 15 y el 20 de agosto, con 230 (95 por la mañana y 135 por la tarde) y 297 visitas (129 y 168) respectivamente. En general todos los domingos de agosto fueron días de mucha afluencia, pero todos los días hubo mucha vida en el pueblo».

En cuanto a la procedencia de los visitantes los más numerosos fueron, por este orden, de Castilla y León, Madrid, Cataluña y Andalucía.

En la concejalía de Turismo trabaja en nuevas ideas para que la afluencia de visitantes no sea humo, aunque sí sea un gancho la Casa del Humo.
Volver arriba