Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

El denunciante de Sepia y de Canedo dice que podría declararse nulo el contrato entre ambos

El denunciante de Sepia y de Canedo dice que podría declararse nulo el contrato entre ambos

EL BIERZO IR

Canedo fue quien contrató a los arquitectos Folgueral. | PP Ampliar imagen Canedo fue quien contrató a los arquitectos Folgueral. | PP
M.I. | 06/10/2018 A A
Imprimir
El denunciante de Sepia y de Canedo dice que podría declararse nulo el contrato entre ambos
Municipal Jesús Moral reconoce el archivo de la causa penal de su querella por malversación y prevaricación pero apunta que hay un contencioso aún activo
El denunciante de los cobros efectuados por la empresa de arquitectos de Ponferrada de los hermanos Folgueral, Sepia Arquitectos S.L. entre ellos el que fuera alcalde de Ponferrada, Samuel Folgueral, cuando trabajaban para el Ayuntamiento de Cacabelos, encabezado en aquel momento por el ex alcalde Adolfo Canedo, Jesús Moral, asegura que el procedimiento archivado de su querella no es el único caso abierto sobre este tema, desde el que denunció la contratación«a dedo» de Folgueral, que ocupó el puesto de una profesional anterior y pagos que considera irregulares a Sepia.

«Si bien es cierto que se ha archivado la denuncia penal, podría reabrirse el procedimiento pues existe pendiente de fallo en el juzgado contencioso administrativo nº 1 de León una demanda en la que se solicita la declaración de nulidad del contrato firmado entre la empresa Sepia y el Ayuntamiento de Cacabelos, o, mejor, por su alcalde Adolfo Canedo, denunciado en las diligencias penales ahora archivadas», dice.

Reconoce Moral que la Audiencia Provincial ha dado carpetazo al asunto, pero no desiste en conseguir una sentencia favorable de la nulidad y lamenta que la justicia esté siendo lenta en su dictamen «las conclusiones se hicieron en octubre de 2016 por lo que llevamos esperando dos años para que Su Señoría se digne a dictar esa sentencia. Ejemplo evidente del funcionamiento de nuestros juzgados. Una justicia tardía no es justicia, lo que constituye otro de los males endémicos de este país, al que el Consejo General del Poder Judicial no pone remedio y del que nuestros políticos corruptos se benefician ampliamente», lamenta.
Volver arriba
Newsletter