Publicidad
El Consejo Comarcal afea el olvido de la España vaciada en el Senado

El Consejo Comarcal afea el olvido de la España vaciada en el Senado

EL BIERZO IR

Por primera vez, el presidente del Consejo Comarcal, Gerardo Álvarez Courel tomó la palabra en el Senado. Ampliar imagen Por primera vez, el presidente del Consejo Comarcal, Gerardo Álvarez Courel tomó la palabra en el Senado.
Mar Iglesias | 08/04/2021 A A
Imprimir
El Consejo Comarcal afea el olvido de la España vaciada en el Senado
Política El presidente del ente berciano fue altavoz de la comarca por primera vez para reclamar una salida mediante infraestructuras y no mermar servicios como la sanidad
Por primera vez, un presidente del Consejo Comarcal del Bierzo participaba en el Senado de una de sus comisiones, en este caso de la Despoblación y Reto Demográfico, en la que Gerardo Álvarez Courel puso sobre la mesa los problemas a los que se enfrenta la comarca y reprochó el "olvido" al que, tanto Estado como autonomías, someten a estas poblaciones. "Estamos asistiendo a una bipolaridad cada vez más patente entre una España que se moderniza y enriquece y otra España que se vacía y empobrece, una España de segunda", criticó el presidente en su discurso.

Como altavoz del Bierzo quiso pedir futuro para una comarca abofeteada por las crisis y más ahora por la pandemia. Justicia e igualdad fueron los principios que solicitó Álvarez Courel en su discurso con el fin de salir de "la penosa situación que está aniquiliando las esperanzas de muchos jóvenes de poder vivir en la tierra que les vio nacer". Y de los mayores para quedarse, al ver como se les van restando servicios fundamentales.

Álvarez Courel afeó a las administraciones poner el ojo de sus inversiones en las grandes ciudades y no en el rural "haciendo que este se vacíe y quede sin vida", dijo en la Cámara Alta.

El presidente tiró de datos asegurando que la media de habitantes por cada pueblo berciano es de poco más de 10, con algunos que suman dos, en una zona que recordó, vive el bicentenario de haber sido Provincia y los 30 años de su reconocimiento como comarca, la única en Castilla y León.

Mirándose en los ojos comarcales, Álvarez Courel habló de sus tiempos de minería y térmicas, ahora conclusos, aunque Endesa naciera en el Bierzo en el año 1944, dato que subrayó. La decadencia minera  "ha derivado en una sangrante pérdida de población", dijo, que en los últimos diez años  es de más del 10% y continúa, aderezada por un paro que en 2020 fue de 17,95%.

Y en ese panorama poco halagüeño, también dibujó la carencia de servicios, el más importante, el sanitario. La falta de oncólogos en el Hospital El Bierzo fue una reclamación de Álvarez Courel en el Senado, asegurando que es un punto a tener en cuenta a la hora de atraer nuevas iniciativas empresariales "es inconcebible la falta de servicios sanitarios básicos", dijo. Pero a esa carencia se suman dos más para el despegue de la comarca: el tren y las carreteras.

El presidente criticó la lentitud de proyectos definitivos para que la comarca pueda hacerse un hueco en el futuro y frene la resta de vecinos. "El Bierzo corre el serio peligro de acabar siendo una isla desconectada de la principal red ferroviaria del país. No le toca la Alta Velocidad y sus conexiones con León son malas, lo mismo que sucede con las carreteras enlazando con algunos territorios. "Si las mejoras no llegan pronto, no conseguiremos una comarca atractiva para las inversiones".

La A-76 prioritaria

Álvarez Courel criticó, sobre todo, la tardanza en la A-76, autovía que debería conectar Ponferrada y Ourense para la que este año se prevé una inversión de 200.000 euros en los Presupuestos Generales del Estado. El presidente considera que esa cantidad es insuficiente y solicitó en la Cámara Alta que este proyecto "sea prioritario en los PGE próximos". 

Pero, en infraestructuras, considera que menos pasos ha dado la conexión a Asturias "que no ha iniciado ni siquiera los trámites administrativos". Y el tren, en su conexión con León sigue sufriendo el ahogo del Manzanal  lo que hace que "un berciano tarda en llegar en tren desde Ponferrada a León, algo más de 100 kilómetros, unas dos horas, lo mismo que tarda un leonés en llegar a Madrid, con más de 300 kilómetros de distancia".

La falta de estas infraestructuras va en detrimento de la salida de los productos por los que el Bierzo apuesta como base de futuro. A ello se suma la falta de telecomunicaciones en las zonas rurales, algo que no permite el teletrabajo para disfrutar del rural.

Turismo y campo

El presidente dibujó las claves de futuro para la comarca. Sin apartar la vista de la industria, el turismo y la agroalimentación son las líneas a seguir, apuntó "pero no queremos y no podemos renunciar a nuestro pasado industrial, porque lo consideramos absolutamente necesario para volver a la senda del crecimiento".

Álvarez Courel se agarra al vidrio, a las palas eólicas, al sector del acero, todos ellos exponentes en la comarca y a los que proyectos que puedan llegar para los que aseguró que hay suelo industrial disponible y como aliciente "está la calidad de vida en nuestra tierra". Una calidad que espera dar a conocer a los senadores a los que invitó a conocer el Bierzo para ver su situación y a compartir con ellos sus productos de calidad.

Siete sellos de calidad hacen que el Bierzo sea el territorio europeo con más distintivos de calidad por metro cuadrado, aplaudió el presidente, que considera que eso puede romper el desequilibrio que deja la despoblación, pero "el proceso sigue siendo muy lento".

Por parte del Consejo, puso como ejemplo para recuperar las tierras de cultivo el Banco de Tierras, pero echa en falta más implicación que permitan a los productores contar con la modernización de sus regadíos o con sistemas antiheladas para no tener que mirar al cielo en cada cosecha. "Necesitamos el apoyo decidido de las administraciones autonómica y estatal, con una mayor implicación", reclamó subrayando que la necesidad es "de la solidaridad de todo el país".

Los portavoces de los distintos grupos parlamentarios agradecieron la aportación de Álvarez Courel y aseguraron que el monocultivo es un error para las zonas rurales. Desde el PP, María José Heredia reconocía el desequilibrio, cuando el Bierzo supera en habitantes a Soria y exponía la importancia de la firma del Convenio Marco con la Junta. Por su parte, la senadora Carmen Morán reclamó autonomía de funcionamiento para el Consejo tras 30 años de vida «es vergonzoso tener que recordar que el Consejo debe recibir transferencias de la Junta», criticó.
Volver arriba
Newsletter