Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
El color del recuerdo

El color del recuerdo

CULTURAS IR

Pablo Martínez, Javier Gómez, José Luis Tamargo y Juan Carlos Uriarte. Ampliar imagen Pablo Martínez, Javier Gómez, José Luis Tamargo y Juan Carlos Uriarte.
Joaquín Revuelta | 06/06/2019 A A
Imprimir
El color del recuerdo
Arte José Luis Tamargo expone desde este miércoles en el Camarote Madrid tres cuadros de la serie ‘Legio’, en los que el artista asturiano aporta su visión personal e intransferible de la ciudad de pasado romano
El artista asturiano afincado en León, José Luis Tamargo, regresa al Camarote Madrid algo más de tres años después de que expusiera en este mismo escenario su cuadro brasileiro ‘Aguas de Março’, como recuerda la poeta, periodista y escritora Eloísa Otero en la tarjeta de presentación de tres cuadros de la serie ‘Legio’ que se exponen desde este miércoles en el centro hostelero de la calle Cervantes. «Debían de haber sido cinco, pero por razones de espacio nos hemos visto obligados a dejarlos en tres», señala Tamargo.

La muestra forma parte de una serie de trabajos que el artista viene dedicando a la ciudad de León y que ha querido bautizar con el nombre de ‘Legio’ para rememorar su pasado romano, aspecto este que conecta con la actualidad al estar celebrándose estos días el evento conocido como el ‘Natalicio del águila’ que conmemora la fundación de la ciudad de León por la Legio VII Gemina. «En realidad se trata –como bien dice Eloísa en la tarjeta– de una visión personal e intransferible. De alguna manera, no me interesa pintar sobre fotografía sino sobre lo que yo recuerdo en un intento de que quien contempla la obra tenga la curiosidad de descubrir cosas», señala un artista que define su pintura como «muy colorista», porque la luz y el color son, a su juicio, la base de la pintura. «Algunos críticos en Asturias han llegado a decir que mi pintura bebe de las vanguardias del siglo XX y quizás sea así», reconoce Tamargo, cuya exposición del año pasado en el Auditorio Ciudad de León ya contenía un cuadro de gran formato con este mismo estilo que, según su autor, «llamó poderosamente la atención».

Entre sus próximos proyectos está una colectiva el próximo mes de agosto en la sede de la Fundación Vela Zanetti sobre la Cueva de Llamazares y que reunirá a una veintena de artistas.
Volver arriba
Newsletter