Publicidad
El cierre de las centrales térmicas mejora la calidad del aire en la provincia

El cierre de las centrales térmicas mejora la calidad del aire en la provincia

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
L.N.C. | 24/10/2019 A A
Imprimir
El cierre de las centrales térmicas mejora la calidad del aire en la provincia
Medio ambiente Un informe de Ecologistas en Acción asegura que en las zonas en las que estas instalaciones de carbón ya no funcionan la contaminación ha disminuido
El responsable nacional de Calidad del Aire de Ecologistas en Acción, Miguel Ángel Ceballos, explicó este miércoles durante la presentación de informe un informe nacional sobre la contaminación por ozono en España, que ésta afectó a la mayor parte del territorio autonómico, aunque en niveles «más bajos» que en años anteriores en el noroeste, en especial en la comarca de El Bierzo, coincidiendo con unas temperaturas más bajas durante el verano y con el cierre de una de las dos centrales térmicas de carbón ubicadas en la comarca. Además, la organización ecologista vaticina que la inactividad de Compostilla, La Robla y Guardo «mejorarán el aire en esas zonas».

Por otra parte, el informe revela que en la estación situada en la zona de ‘aglomeración’ de León capital, en el Coto Escolar, se ha superado ya este año el número de días máximos que la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece para sobrepasar el límite de ozono, establecido en 25 mientras que en León se han alcanzado ya los 56. En cambio, las cuatro estaciones que miden la calidad del aire en el Bierzo tienen valores inferiores, excepto la situada en la central térmica de Compostilla (II) que suma 59.

Respirar aire contaminado

Según el informe elaborado por la organización verde, algo más de un diez por ciento de la población de Castilla y León respiró aire contaminado por ozono por encima del limite legal en 2019. Según el documento, en todo el territorio nacional son 9,8 millones de personas afectadas por esta contaminación en España, donde suman 480 puntos de análisis.

Como consecuencia de esta situación, el informe recoge que la totalidad de la población de Castilla y León respira un aire perjudicial para la salud, según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), una mala calidad del aire que afecta a todo el territorio. Sin embargo, es un 10,1 por ciento de esa población la que vive en una zona donde la media de las estaciones de medición supera el objetivo legal para la protección de la salud en el trienio 2017-2019, como es la Montaña Sur de Castilla y León. También la estación ubicada junto a la planta de Renault, en la aglomeración sur de Valladolid, ha registrado índices de riesgo alto. «Cuenta con un incumplimiento histórico», sostuvo Ceballos.

A su juicio, achacó estos niveles de contaminación a causas como los combustibles fósiles, acompañado de un nuevo ciclo económico que agravado el aumento de las temperaturas por el cambio climático. A ello se suman, dijo, las térmicas de carbón y la ganadería intensiva. En este término, acusó directamente a las más de cien macrogranjas ubicadas en Segovia y reclamó a la Junta una moratoria en las licencias de este tipo de explotaciones por la «saturación existente». «En general es una contaminación que se distribuye por el territorio por los vientos», relató.
Volver arriba
Newsletter