Publicidad
El castillo de Valencia de Don Juan, una fortaleza de película

El castillo de Valencia de Don Juan, una fortaleza de película

CULTURAS IR

T.G. | 26/01/2020 A A
Imprimir
El castillo de Valencia de Don Juan, una fortaleza de película
LNC Domingo La fortaleza gótica de Valencia de Don Juan aparece en la película ‘Los Caballeros de la Mesa Cuadrada’ de los Monty Python de 1975. ¿Cómo llegó a Reino Unido hace 45 años este castillo?
Muchos conocen ya el castillo de Valencia de Don Juan, una fortaleza gótico-militar levantada en el siglo XV y convertido en una referencia dentro de las construcciones de este tipo. Es el orgullo de los coyantinos que han convertido este monumento, alzado imponente sobre el cauce del río Esla, en su principal emblema. Pero el castillo de Valencia de Don Juan lo conocen muchos más de los que creen conocerlo y la culpa es de los Monty Python, los reyes ingleses del humor absurdo cuya cabeza pensante, Terry Jones falleció esta semana. Él fue el director de la película ‘Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores’, un largometraje que como ‘La vida de Brian’, cuenta con una legión de seguidores amantes de la irreverencia de tan disparatados humoristas. Quien ha visto ‘Los caballeros de la mesa cuadrada’, ha visto el castillo de Valencia de Don Juan aunque muchos de ellos no lo sepan.

El Rey Arturo (Graham Champan) ha encontrado a unos cuantos caballeros para que le acompañen en la búsqueda del Santo Grial. Al inicio de sus aventuras, a pocos minutos del comienzo de la película, aparecen todos ellos en escena con su particular ‘galope de cocos’. El escaso presupuesto no posibilitó la participación de caballos en el filme, siendo estos sustituidos por un galope a pata de los actores acompañados del sonido de dos cocos chocando en manos de sus escuderos. En esas se encuentran con un castillo: Camelot en la película, el de Valencia de Don Juan en la realidad. En los créditos de la misma señalan que todas las localizaciones son paisajes de Escocia, pero esa misma escasez de recursos económicos hizo a Terry Jones recurrir a escenarios más allá de sus fronteras buscando parajes como este de la fortaleza coyantina, que proyectan con su silueta invertida.

– «¡Camelot!», repite el Rey Arturo y sus caballeros al llegar ante el castillo.
– «¡Es solo un decorado!», replica Patsy, el sirviente del monarca, haciendo alusión a la evidencia de que se trata de un atrezzo que sirve como fondo para la posterior conversación de los personajes.

Pero, ¿cómo llegó a Reino Unido hace 45 años este castillo para convertirse en el particular Camelot de los Monty Python? Javier Revilla, historiador y concejal de Cultura de Valencia de Don Juan, intenta buscar una explicación lógica a esta aparición en ‘Los caballeros de la mesa cuadrada’: «El castillo de Valencia de Don Juan es muy conocido en Reino Unido, hay mucha documentación gráfica de él allí por la vinculación de la Fundación Instituto Valencia de Don Juan con la Universidad de Oxford», explica haciendo referencia a que la propiedad de la fortaleza es de la citada Fundación que ha cedido al Consistorio el castillo por un periodo de 75 años. Fue en 1998 cuando el por entonces alcalde, Juan Martínez Majo, firmó un convenio de cesión del inmueble con Carlos Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo, actual Duque de Alba y responsable de la Fundación Instituto Valencia de Don Juan. «Si desapareciera el Instituto, el castillo pasaría a ser propiedad de la Universidad de Oxford», incide Revilla haciendo referencia a los términos de las escrituras de la Fundación. Fue precisamente en esta Universidad donde Terry Jones estudió y el lugar donde prendió la chispa de los Monty Python pues allí conoció a otro de ellos, Michael Palin. Quién sabe si la histórica institución universitaria fue germen también de que Camelot estuviese en Coyanza, una anécdota que el Ayuntamiento estudiará para potenciar con ella las visitas al castillo, según adelanta el concejal responsable del área de Cultura. .

Lo que sí es cierto es que gracias a ello esta fortaleza coyantina ya es de película. Y también de serie de televisión ya que sirvió de escenario para una escena de la serie emitida por Antena 3 en 1994 protagonizada por Lina Morgan y que llevaba por título ‘Compuesta y sin novio’. Ella no rodó en Valencia de Don Juan pero sí lo hizo el actor Luis Merlo con nocturnidad y sin alevosía. Quién sabe si la de Los Python fue la misma.
Volver arriba
Newsletter