Publicidad
El Camino Olvidado, inolvidable

El Camino Olvidado, inolvidable

CULTURAS IR

Fue utilizado por los peregrinos entre los siglos IX y XII, siendo una de las rutas jacobeas de mayor antigüedad junto al Camino Primitivo.:| L.N.C. Ampliar imagen Fue utilizado por los peregrinos entre los siglos IX y XII, siendo una de las rutas jacobeas de mayor antigüedad junto al Camino Primitivo.:| L.N.C.
Estefanía Niño | 27/12/2020 A A
Imprimir
El Camino Olvidado, inolvidable
Sociedad La Comisión de los Caminos a Santiago por Castilla y León lo ha reconocido como Camino Histórico a Santiago por Castilla y León valorando su historicidad
El Camino Olvidado ya es inolvidable, y es que Castilla y León cuenta con cuatro nuevas rutas de peregrinación a Santiago, en las categorías de Caminos Históricos y Caminos Tradicionales, entre las que se incluye este histórico camino. Así lo ha acordado esta semana la Comisión de los Caminos a Santiago por Castilla y León, presidida por el consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega. Junto al Camino Olvidado se ha reconocido como Caminos a Santiago Históricos por Castilla y León y al Camino de Invierno. Unas solicitudes que habían sido realizadas, respectivamente, por la Asociación Leonesa del Camino Olvidado a Santiago (Camino Viejo) y por la Asociación de Municipios del Camino de Invierno a Santiago. Por otro lado, han sido reconocidos como Caminos Tradicionales el Camino Liébana Sahagún por los Picos de Europa y el Camino de Santiago por Manzanal, respondiendo de esta manera a las solicitudes realizadas, respectivamente, por la asociación del Camino de Santiago Liébana Sahagún por los Picos de Europa y por la asociación de Municipios del Camino de Santiago por Manzanal.

En lo que se refiere al Camino Olvidado, la Comisión ha valorado de forma favorable su historicidad y coincidencia como caminos antiguos y medievales, así como la numerosa documentación de los viajeros que han realizado este recorrido. Asimismo, se han valorado elementos como el paisaje, el patrimonio románico o su tránsito por buena parte del patrimonio industrial minero. Se trata de un Camino con infraestructuras y bien señalizado, que ya había sido contemplado por la Junta de Castilla y León, pero que hasta este momento no había sido incluido en ninguna categoría.

La Comisión estimó, además, la necesidad de que las asociaciones promotoras continúen impulsando y promocionando estas rutas y documentando su existencia en estudios científicos que validen y sostengan estos reconocimientos.

Cabe recordar que la Comisión de los Caminos a Santiago por Castilla y León es el órgano colegiado, adscrito a la Consejería de Cultura y Turismo, que coordina las actuaciones relacionadas con el Camino de Santiago en el ámbito territorial de la Comunidad de Castilla y León, y en el que están representadas las distintas consejerías de la Junta de Castilla y León, las diputaciones provinciales, los municipios de los Caminos, las Diócesis de la Comunidad y las asociaciones cuyo fin asociativo es la promoción de las rutas jacobeas, así como personas que tienen acreditado un relevante conocimiento en los Caminos a Santiago.

Históricos y tradicionales


Los Caminos Históricos son aquellos asociados a la peregrinación jacobea que constituyen asentadas rutas de comercio o de transporte, a los que se les han añadido nuevas lecturas y valores en clave de interés cultural. Son el de la Vía de la Plata, el Portugués de la Vía de la Plata, el Mozárabe-Sanabrés, el de la Vía de Bayona, el Vadiniense Lebaniego, el del Salvador y el de Besaya. Y, a partir de ahora, el Camino Olvidado y el Camino de Invierno.

Por su parte, los Caminos Tradicionales son aquellos con una función complementaria en el peregrinaje, y que han sido y siguen siendo ejes estructurantes a su paso por la Comunidad: de Madrid, de Levante-Sureste, y de la Lana, a los que ahora se suman el Camino Liébana Sahagún por los Picos de Europa y el Camino de Santiago por Manzanal.

Todas estas rutas, junto con el Camino Francés, que constituye la ruta primigenia de la peregrinación, con valores históricos, artísticos, culturales, territoriales y urbanísticos que alcanzan el grado más alto de consideración social, integran lo que se denomina Caminos a Santiago o Caminos Jacobeos y componen un abanico de alternativas para alcanzar ese destino.

‘Camin Vieyu’


El Camino Olvidado, también conocido popularmente como Camino Viejo o Camin Vieyu fue utilizado por los peregrinos entre los siglos IX y XII. Se cree que es una de las rutas jacobeas de mayor antigüedad junto al Camino Primitivo. Una gran parte de su trazado discurre por los valles meridionales de la Cordillera Cantábrica, entre Bilbao y hasta llegar al Bierzo, donde se une al camino Francés para proseguir juntos a Compostela.

Dibujado entre montañas y valles de gran belleza, patrimonio natural y cultural, en la provincia de León recorre municipios como Valderrueda, Cistierna, La Ercina, Vegaquemada, Boñar, Valdepiélago, La Vecilla, Matallana de Torío, Vegacervera, La Robla, La Pola de Gordón, Carrocera, Soto y Amío, Riello y Murias de Paredes, para continuar a través del Bierzo por los municipios de Igüeña, Noceda, Bembibre, Congosto, Bárcena del Río, Ponferrada, Camponaraya, Cabañas Raras y Cacabelos hasta llegar a Villafranca. La situación de los reinos cristianos hizo que el Camino Olvidado fuera frecuentado entre los siglos IX y XII y más seguro ante los ataques de las tropas musulmanas. Se cree que fue muy utilizado hasta el momento en el que los reinos cristianos consolidaron la frontera con los musulmanes al sur del Duero y el rey Alfonso VI, conquistador de Toledo, promovía el Camino Francés de la mano de los monjes de Cluny.

Una guía


La Nueva Crónica suma su apoyo para que esta histórica ruta jacobea deje de estar olvidada. Por ello, de cara al nuevo año publicará una completa guía de este Camino Olvidado a Santiago a su paso por León, escrita por algunos miembros de Pro-Monumenta y que se podrá conseguir en los kioscos con su ejemplar de este periódico a partir del 10 de enero. Una gran oportunidad para descubrir en profundidad el Camino Olvidado.
Volver arriba
Newsletter