Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
El Antruejo de Llamas, celebración auténtica y fiel a la tradición

El Antruejo de Llamas, celebración auténtica y fiel a la tradición

CARNAVAL 2020 IR

El Antruejo de Llamas de la Ribera es una de las citas tradicionales con más renombre de la provincia. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen El Antruejo de Llamas de la Ribera es una de las citas tradicionales con más renombre de la provincia. | MAURICIO PEÑA
P. Ferrero | 23/02/2020 A A
Imprimir
El Antruejo de Llamas, celebración auténtica y fiel a la tradición
Gran cita Llamas de la Ribera homenajea al periodista Fernando Ónega por su "afecto y cariño"
El pueblo de Llamas de la Ribera hizo de la tradición más ancestral su mayor reclamo este domingo de Antruejo. Los vecinos de la localidad del Órbigo se convirtieron en guirrios, madamas y un sinfín de personajes que dieron vida a una celebración, basada en la «libertad y la espontaneidad», que es toda una seña de identidad para el municipio ribereño. Y es que, la celebración del antruejo en Llamas de la Ribera es una de las más fieles a la antigua tradición de las mascaradas. Declarada de Interés Turístico Provincial, y siendo la única Mascarada de Castilla y León galardonada con el Premio Nacional de Tradiciones Populares de la Sociedad Española de Antropología, la villa aglutinó este domingo a centenares de leoneses que, como todos los años, acudieron a la llamada de los cencerros para impregnarse de esta divertida fiesta, que salvaguarda la esencia de una más que longeva tradición, dotándola de autenticidad y rigor histórico. Se trata de un evento que aglutina y en el que participa prácticamente todo el pueblo, luciendo trajes que van pasando de generación en generación, como si de una reliquia se tratara.

Después de la congregación de los antruejos en la Plaza Mayor de la localidad, donde los guirrios se liaron a vejigazos, las madamas y madamos bailaron y el resto de los personajes se dedicaron a bromear y asustar al personal, se llevó a cabo la entrega del ‘Guirrio Honorífico’; un reconocimiento que en esta ocasión recayó en Fernando Ónega "por el afecto y cariño que siempre ha demostrado a nuestra Asociación, así como por ser perenne testigo de nuestro Antruejo", según manifestaron desde la Asociación Cultural ‘Guirrios y Madamas. Llamas de la Ribera’, organizadora de este evento anual desde 1992. La jornada culminó con una degustación de los dulces típicos de carnaval, porque si el Antruejo es una insignia de la localidad, la gastronomía es también parte fundamental de esta tradición.
Volver arriba
Newsletter