Publicidad
El alma en las acuarelas

El alma en las acuarelas

CULTURAS IR

Anne d’Orléans pasó por León para mostrar su obra pictórica que exhibe en la galería Alemi. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen Anne d’Orléans pasó por León para mostrar su obra pictórica que exhibe en la galería Alemi. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 10/04/2021 A A
Imprimir
El alma en las acuarelas
Arte Anne D’Orléans expone sus acuarelas en la galería Alemi, en las que se puede ver todos esos elementos que componen el eje de sus cuadros de una sencillez y ternura asombrosas
Todo el mundo comenta su pertenencia a la aristocracia, incluso su familiaridad con la realeza, sin embargo es una sencilla pintora de agradable conversación que desea presentar sus creaciones ante el público leonés.

Ella ha vivido la pintura y el arte desde su infancia, muchas personas de su familia de once hermanos pintaban, no solamente acuarela sino óleo, acrílico y otras técnicas.

La princesa Anne d’Orléans se ha especializado en la acuarela porque según dice: «me gusta la fluidez del agua y el hecho de que en la acuarela al tomar el papel en blanco tienes que estar muy seguro de lo que quieres hacer, todo es muy rápido, muy fluido y eso me gusta, el agua, la luz, la fluidez».

Y lo que se puede ver en la galería Alemi son más de 50 acuarelas de pequeño formato, pues suele ser el tamaño más adecuado para llevar y realizar en sus viajes o en los entornos en los que elabora sus creaciones.

Los temas que trata son variados aunque con preferencia en dos especialmente, los paisajes de lugares visitados, como ella nos cuenta, «paisajes verdaderos, como los de Grecia, de Venecia, Inglaterra, Italia, la Bretaña, Segovia, Madrid… lugares en los que he estado en mis viajes», y las flores, pues como ella comenta: «la flor me encanta, además creo que estamos en un momento en el que desaparecen muchísimas cosas de la Naturaleza y por ello tengo ganas de plasmarla, de hacerla más bonita para que se quede algo de la belleza del mundo. Para mí es muy importante la Naturaleza y el agua, la luz, el sol… plasmar cosas que quizás van a desaparecer, y la flor en sí florece una primavera, y la primavera que viene ya no es igual». Aparte de estos dos temas principales tiene en la sala Alemi un retrato muy particular bajo el título de ‘Timidez’ y un cuadro con gallo y gallina bajo el epígrafe de ‘Seducción’.

Anne d’Orléans plantea sus cuadros como el fruto emocional de sus sentimientos, en ellos refleja su alma que, en esta exposición, se puede ver en todos esos elementos que componen el eje de sus cuadros de una sencillez y ternura asombrosas, pues como afirma ella misma: «yo creo que todo artista saca sus sentimientos y en mi caso es lo que sucede al elaborar mi obra». Y esos sentimientos se pueden comprobar perfectamente en los títulos de sus obras.

Sus proyectos no están demasiado alejados de lo que ha hecho hasta el momento. Esta artista, joven de espíritu, dice que lo que va a hacer va a ser: «pintar, pintar y pintar y con lo que pinte exponer como he tenido la oportunidad de hacer en esta sala Alemi de esta bonita ciudad de León, que además de la belleza pétrea, pueda tener yo una ventana hacia este paisaje de San Marcelo», sencillamente eso.

Una característica habitual de sus exposiciones es la de colaborar con asociaciones o fundaciones benéficas o para la investigación de determinadas enfermedades, como dice que hará en esta ocasión: «De mi pintura, que hago con gran placer, ofrezco parte de los beneficios al Alzheimer y Parkinson».

Es, como ella dice, una ventana a la ciudad de León a través de la cual desde la galería Alemi muestra esas pequeñas y magníficas obras forjadas en su corazón y con el alma puesta en ellas y en las que se pueden ver tanto paisajes de sus viajes, como hermosos grupos de flores, incluso un hermoso y singular retrato y la imagen de tres figuras en un campo desolado con el título ‘Emigración hacia la nada’.

Una exposición que no dejará indiferente a nadie y que puede verse hasta el próximo 27 de abril.
Volver arriba
Newsletter