Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

El acorazado del bosque

CULTURASIR

Los jabalís se organizan en manadas de carácter matriarcal, los machos jóvenes viven en grupos independientes y los adultos en solitario. | JAVIER VALLADARES Ampliar imagen Los jabalís se organizan en manadas de carácter matriarcal, los machos jóvenes viven en grupos independientes y los adultos en solitario. | JAVIER VALLADARES
Javier Valladares | 11/07/2018 A A
Imprimir
El acorazado del bosque
Naturalmente León El jabalí es sin duda alguna la especie cinegética estrella de la caza mayor. Es un animal sociable por naturaleza que causa no pocas molestias a sus vecinos humanos
El jabalí es un mamífero de mediano tamaño que no necesita presentación. La especie reina de la caza mayor, causa no pocas molestias a sus vecinos humanos, tanto por la peculiar forma que tiene de alimentarse que provoca daños en cultivos y pastos, como por ocasionar más de un accidente de tráfico.

De hábitos nocturnos, pasa el resto del día encamado entre la vegetación y pasando desapercibido, por lo que no es nada fácil de ver.

Es un animal social, que se organiza en manadas de carácter matriarcal, esto es, compuestas por una o varias hembras con sus crías de diferentes camadas. Los machos jóvenes, por su parte, se organizan en grupos independientes. Los grandes machos adultos suelen ser de carácter más solitario.

Omnívoro con predominio de alimentos de origen vegetal, busca la comida ‘hozando’ con su potente morro provisto de una terminación achatada o jeta que le permite ir buscando el alimento que se encuentra bajo el suelo, dejando a su paso esas características hozaduras en el terreno.

Los machos pueden superar los cien kilos de peso y mostrar unos grandes colmillos. El pelo está formado por unas cerdas densas y duras, que les permiten moverse entre la maleza y los espinos sin enterarse.

De un olfato y un oído muy desarrollado, le gusta darse baños de barro para luego frotarse en los arboles circundantes y liberarse de molestos parásitos.
En los últimos años su población ha sufrido un aumento sustancial, en parte por carecer de depredadores naturales. Solo el lobo es capaz de dar caza a estos animales, no sin mucho esfuerzo. La despoblación del medio rural es otra de las causas de dicho aumento demográfico.

La caza del jabalí está muy arraigada en nuestra provincia y en nuestra gastronomía, eso sí, previo análisis de su carne para evitar la transmisión de la triquinosis, enfermedad parasitaria de la que los jabalís pueden ser portadores.
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle