Publicidad
'DRH', el "milagroso" método educativo de fabricación leonesa

'DRH', el "milagroso" método educativo de fabricación leonesa

ACTUALIDAD IR

El físico Felipe Ruiz es el impulsor de este innovador sistema pedagógico. | L.N.C. Ampliar imagen El físico Felipe Ruiz es el impulsor de este innovador sistema pedagógico. | L.N.C.
Víctor S. Vélez | 13/10/2020 A A
Imprimir
'DRH', el "milagroso" método educativo de fabricación leonesa
Educación Este sistema, basado en lenguajes de programación, lleva varios cursos estando operativo para los alumnos de etnia gitana del Colegio Padre Manjón en Armunia
"Este sistema se podría haber creado en California y que estuviera compitiendo en todo el mundo, pero se ha creado en León". De este modo, presenta las posibilidades del 'Método del Diseño Rápido de Hiperconocimiento (DRH)' Jennifer Ramos, doctora en Biomedicina que forma parte del equipo que impulsa este sistema de pedagógico.

El 'Método DRH' fue creado hace más de una década por el físico Felipe Ruiz y lleva cuatro cursos poniéndose en práctica en el Colegio Padre Manjón de Armunia. Su objetivo no es otro que el de aumentar las competencias en ciencia y tecnología en el sistema educativo actual, basándose en un método de programación que puede ser utilizado por niños y niñas de Primaria. "Es un sistema útil para la vida porque aprenden de todo: Matemáticas, Lengua, Informática... Los alumnos tienen en un nivel tremendo y aprenden cosas que se dan en la Universidad", asegura su impulsor.

Estudiantes que antes eran "un desastre" pasaron a decir a sus familias que querían hacer una carrera Felipe Ruiz lleva más de 30 años viviendo en León y en 2008 comenzó a poner en práctica este método de aprendizaje en el aula de su hermano en Ayamonte (Huelva). El proyecto quedó aparcado durante algunos años hasta que la dirección del Padre Manjón contactó con el físico para ponerlo en práctica con sus 120 alumnos, 115 de etnia gitana. "Para nosotros hubiera sido mucho más fácil ir a un colegio privado y decir que solo lo tiene la gente que pueda pagarlo, pero queremos que este sistema tenga un trasfondo ético y que todos tengan acceso", valora Jennifer Ramos.

Tanto desde el centro educativo como desde el equipo que impulsa 'DRH' aseguran que está dando "muy buenos resultados" y que alumnos que "antes rechazaban ir a clase, están planteando a sus familias hacer una carrera". "Los profesores tenían mucha impotencia y no podían combatir el absentismo y el fracaso escolar. Al final, los niños acababan Primaria sin saber multiplicar. Los resultados están siendo espectaculares porque este método introduce las nuevas tecnologías de forma muy atractiva", explica la doctora en Biomedicina.

El funcionamiento


A través de los lenguajes de programación de 'DRH', los alumnos crean sus propios contenidos. Por ejemplo, hacen gráficas y estadísticas sobre los grupos sanguíneos o la puntualidad de sus compañeros. Según explica la directora del Colegio Padre Manjón, Pilar Robles, a los alumnos "les encanta" y "les activa ciertas partes cerebrales". "Con el 'DRH' tienen mucho interés por las clases y no han presentado tantos problemas de conducta", valora Pilar Robles.

Los impulsores no logran que cuando pasan a la ESO, en el García Bellido, sigan con el 'DRH' como reclaman El físico Felipe Ruiz imparte formaciones de hora y media a la semana a los profesores para que sepan cómo poner en práctica este método con los alumnos entre el cuarto y sexto curso de Primaria. Más adelante, cuando estos alumnos llegan a Secundaria tienen que ir al IES Antonio García Bellido y allí reclaman seguir con el 'Método DRH'. "No ha habido manera de darlo cuando llegan a la ESO. Es frustrante porque los chicos me lo piden", señala su impulsor.

En ocasiones, 'DRH' ha sido "milagroso" y ha servido para "recuperar" a niños que se encaminaban hacia el fracaso escolar. "Algunos eran un desastre y con 'DRH' cambiaron. Al dejarlo en la ESO se ha perdido a muchos chicos que valían muchísimo", asegura el físico de 65 años.

A la búsqueda de financiación


Aunque sea un proyecto que este equipo realiza de manera "altruista", afirman estar "casados de la falta de medios" y buscan que alguna empresa quiera participar para llevarlo a más centros educativos. "El proyecto no acaba de explosionar, pese a los buenos resultados. Hay que entender que en educación los resultado se ven a largo plazo y aquí los alumnos aprenden bastante", manifiesta la directora del Padre Manjón.

A la espera de que llegue este impulso para un proyecto educativo con sello leonés, los niños y niñas de etnia gitana de este colegio de Armunia continúan aprendiendo día a día este lenguaje de programación que será de gran utilidad para su futuro y el de todos. "Como se está viendo con el Covid-19, el actual sistema educativo no tiene nivel para una sociedad tan compleja como la actual", reflexiona Felipe Ruiz.
Volver arriba
Newsletter