Publicidad
Diez: "No he notado presión ciudadana en contra de las obras de Ordoño"

Diez: "No he notado presión ciudadana en contra de las obras de Ordoño"

ACTUALIDAD IR

El alcalde de León, José Antonio Diez, durante la entrevista. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen El alcalde de León, José Antonio Diez, durante la entrevista. | MAURICIO PEÑA
David Rubio / Alfonso Martínez | 05/07/2020 A A
Imprimir
Diez: "No he notado presión ciudadana en contra de las obras de Ordoño"
Municipal Entrevista al alcalde de la capital, José Antonio Diez, al cumplir su primer año de mandato
El alcalde de la capital, José Antonio Diez, analiza el funcionamiento de la 'Mesa por el futuro de León' y las principales actuaciones urbanísticas que se van a acometer durante los próximos tres años de mandato. Además, valora la labor de los grupos municipales que están en la oposición.

– ¿Es la ‘Mesa por el futuro de León’ un invento para tratar de frenar el debate sobre la autonomía?
– Totalmente. La ‘Mesa por León’, que ojalá salga bien, es una estrategia del Gobierno y la Junta para aplacar ese empuje tan importante y notable que estaba teniendo nuestra justa y legal reivindicación. Y se constituye una mesa que ojalá vaya bien, pero hasta ahí. Ojalá vaya bien.

– El alcalde de Ponferrada ha sido muy crítico con este organismo…
– Solamente hay que mirar a la mesa. No dejará de traer nada que fuese ya estuviese previsto para León, pero tampoco traerá nada nuevo para esta tierra. Lo que iba a venir a León va a seguir viniendo, pero lo que no iba a venir antes tampoco vendrá ahora. Ojalá me equivoque y me tenga que retractar, cosa que no me costaría, pero no veo feeling en esa mesa.

– ¿Siente que se juega el apoyo de muchos leoneses con la obra de Ordoño en un momento tan delicado económicamente como este?
– Muchas veces las polémicas son ficticias. Con esto no estoy quitando relevancia al proyecto de Ordoño. Cualquier actuación urbanística supone controversia y más si hablamos de la principal arteria de una ciudad. Y más si hablamos de una obra que a otros les habría gustado hacerla, pero fueron incapaces de sacarla adelante. Y si hay detrás alguien que lo magnifica y busca enredar de forma torticera, pues todavía más. Era una actuación que iba en mi programa electoral y entiendo que la mayoría de los ciudadanos que me votaron lo compartían. También iba en el programa de otras formaciones, con lo que el respaldo vecinal se entiende que es mayor. Yo no he notado una presión ciudadana en contra de la obra de Ordoño. Sí he notado la presión de algún sector concreto. Y ni siquiera del sector, sino de algunas personas concretas del sector que no son talibanes, sino lo siguiente. Con todo el respeto, esa gente tiene que darse cuenta de que representa muy poco. Aunque se crean que representan mucho, representan muy poco. Y yo no estoy aquí para los pocos, sino para los muchos y para trabajar por el bien de esta ciudad. Tengo que escuchar a todo el mundo y lo hice con esos pocos, incluso con un tono poco educado hacia mí, pero no me condicionan. León va a avanzar estos cuatro años lo que no ha avanzado en los últimos ocho.

No me mataré para que la peatonalización de la zona de la muralla se inaugure en este mandato, pero sí para que sea al fin una realidad– Además de Ordoño otro de los proyectos municipales más destacados es la apertura de la ronda interior y la peatonalización de los Cubos. ¿Cuándo será una realidad?
– Será otra transformación importantísima para la ciudad. No me voy a matar por inaugurar esa peatonalización antes de que acabe el mandato. No soy de esos alcaldes. Pero sí me voy a matar para que ese proyecto sea una realidad. Y hemos empezado a dar los primeros pasos, que no se habían dado en dos décadas. Hemos iniciado las expropiaciones para que la ronda interior hasta la plaza del Espolón sea una realidad. Y conjuntamente se acometerá la urbanización de la avenida de los Cubos y la calle Carreras. Eso va a generar un entorno privilegiado para la ciudad. Tener gran parte de la muralla, también con la actuación que se está haciendo en la Era del Moro, iniciada por el anterior equipo de gobierno y que es positiva para la ciudad, recuperada y ganando el entorno como espacio para la ciudad va a suponer un beneficio brutal. Hablaba el otro día con el presidente de los libreros e imaginábamos hacer una feria en el entorno de la muralla… Sería un enorme privilegio, al igual que otras muchas actividades culturales que podrían desarrollarse allí. Esas actuaciones se enmarcan en la recuperación del patrimonio y de la actividad de nuestra ciudad. Intentaremos que esté a lo largo del mandato, pero no es algo que me quite el sueño. Este año hay una parte de las expropiaciones y el que viene el resto. A partir de ahí, iniciaremos la obra. No es importante que esté en este mandato, sino que la ciudad avance. El error de los políticos, y me incluyo, es que muchas veces pensamos de manera cortoplacista. Debemos tener una visión más a largo plazo e impulsar los proyectos aunque al final tú no seas quien va a estar ahí. Si no lo hacemos así, no transformaremos la ciudad.

– Cumple un año como alcalde y todo el mundo le va a poner nota. ¿Qué nota le pone usted a la oposición?
– Hay dos tipos de oposición. Está la oposición constructiva a la que le importa la ciudad y no salir en las fotos. Trabajan por León desde la oposición y han tenido la oportunidad de gobernar, aunque no han querido. Lo demuestran cada día con una lealtad importante y desde el compromiso de su palabra. Cuando apoyan algo, lo apoyan. UPL está haciendo una oposición constructiva, con una relación personal y aportando muchísimo. Hay proyectos que me gustaría relanzar y, si ellos no los ven, igual los apartamos. Y viceversa, cosas que ellos proponen y nos parecen interesantes. Anteponen el beneficio de León a réditos personales. Solo puedo darles las gracias. Y luego está el otro tipo de oposición, que es destructiva y cainita, una oposición que me sorprende cuando ellos han estado gobernando y no han hecho absolutamente nada positivo por esta ciudad durante cuatro años. Se pasan el día pidiéndome cosas en un año que ellos no hicieron en cuatro. Una oposición enfadada, cabreada… Me gustaría que toda la oposición fuera de otra manera, al estilo de la de UPL, pero ellos han optado por otro camino. Yo he gobernado esta ciudad y he salido. Se hace muy duro, lo entiendo. Pero esto es un juego democrático y hay que asumir lo que deciden los ciudadanos. Ellos no lo asumen. Ellos entienden que han nacido para gobernar. Esto le pasa al PP en todos los ámbitos. En la comunidad hubo que hacer cualquier cosa para no perder la Junta. Hasta la mayor barrabasada del mundo. Por no hablar de la oposición que hacen en Madrid. Cuando alguien creía que iba a seguir gobernando pero por pocos votos y por una decisión judicial justa se quedan sin nada, pues no lo asumen. Están para hacer una oposición constructiva, no para plantear medidas que van contra el sentido común y que quieren hacer daño al alcalde y a la ciudadanía. Espero que reflexionen y cambien. Me acusan de tener soberbia… No sé, cada uno tendrá la suya. Uno está obsesionado con montar una moción de censura y la otra no tiene ni pajolera idea de lo que es el Ayuntamiento. Me quedo con la oposición constructiva y a favor de León y rechazo esa oposición sin ningún sentido que no les va a llevar a ningún sitio. Espero que reflexionen y se sumen de forma positiva a los proyectos. Lo que he prometido es para cuatro años. Si lo hubiera hecho todo en uno, sería un monstruo y no tendría nada que hacer a partir de ahora.
Volver arriba
Newsletter