Publicidad
Descansando en los bancos de las musas

Descansando en los bancos de las musas

LNC VERANO IR

Los bancos están colocados en lugares estratégicos del pueblo desde los que se observan las mejores vistas. Ampliar imagen Los bancos están colocados en lugares estratégicos del pueblo desde los que se observan las mejores vistas.
Fulgencio Fernández | 23/08/2021 A A
Imprimir
Descansando en los bancos de las musas
Literatura ‘Un banco, una mirada, un poema’ es el nombre que le han puesto en Las Salas a la ruta poética que este miércoles inauguran y recorre bancos ubicados en parajes elegidos por su belleza a los que se suma un poema de los que son autores José Luis Puerto, Ángel Fierro y Julio Llamazares
Las Salas —por medio de su Junta Vecinal y la Asociación Cultural El Escubiello— se suman a la atractiva idea de ponerle literatura, poesía en este caso, a los recorridos por los parajes más bellos de la comarca y este mismo miércoles (a las 11 horas) inauguran la denominada ‘Ruta poética: un banco, una mirada, un poema’, que ha sido realizada y costeada en su totalidad por la Junta Vecinal y la citada asociación ‘El Escubiello’ de Las Salas.

Explican ‘los padres de la idea’ que esta nueva ‘Ruta poética’ «consta de 10 bancos colocados en lugares estratégicos del pueblo desde los que se observan las mejores vistas del lugar y sus alrededores». Lugares cuidadosamente elegidos para que los visitantes tengan así ‘señalizados’ aquellos lugares que bien merecen una visita... y los alicientes que les han sumado pues «además de la belleza del lugar, cada banco lleva aparejado un cartel con un poema alusivo a la mirada o paisaje que se divisa desde el mismo. En cinco de los bancos, se han colocado poemas escritos por personas del pueblo, escogidos por un jurado presidido por el poeta José Luis Puerto, en un concurso libre que se realizó al efecto. Y en los otros cinco bancos restantes, se ubicaron poemas referidos al lugar de los poetas y escritores Ángel Fierro y José Luis Puerto. También se colocaron sendos poemas del escritor Julio Llamazares en dos chozos pastoriles tradicionales que se han rehabilitado y se incluyen en esta iniciativa» que busca dar a conocer más y mejor el lugar y, de paso, a tres reconocidos poetas y otros naturales de la comarca que han demostrado su valía.

Cabe señalar que cinco de los bancos se han colocado en la calzada romana y Ruta Vadiniense que recorre el término del pueblo por la margen izquierda del río Esla. «Tres de estos bancos, que han sido realizados en madera por un artesano local -Alfredo González-, se han dedicado a la memoria de tres Vadinienses (Tridio Alonge, Vado Nebira y Turenno), cuyas lápidas aparecieron cerca de la calzada. Otro banco muy significativo, se ha colocado en los restos del monasterio de San Martín de Alión (siglo IX), un lugar propicio para el reposo y la meditación», que hace escasas semanas fue el rincón elegido por el veterinario e investigador de la trashumancia Manuel Rodríguez Pascual como su rincón ideal, dentro de una serie de reportajes de La Nueva Crónica en los que diversos personajes nos descubren ‘tesoros’ de la provincia.

La relación entre los lugares y los poemas es evidente, así mientras los bancos recuerdan personajes de Vadinia, Puerto ofrece el poema titulado ‘Estela Vadiniense’ y Fierro escribe en otro: «Soy ciudadano de Vadinia, / tribu tan fuerte y valerosa como de ubicación incierta. / Allí nací, en ignorado monte. / De aquel verdor llevo memoria derramada, / alegría del haya y cantos de pastores. // Crucé las primaveras como mirlo, / y en los veranos vi bajar por los ríos manzanas coloradas. // No cesaba un instante el tejer de los pájaros».

Con esta iniciativa de la ruta poética  la Junta Vecinal y la Asociación Cultural “El Escubiello”  pretenden que «el vecino, caminante o peregrino que recorra estos lugares de Las Salas, además de tener un banco para el descanso físico, disponga de una poesía o un poema que le sirva de breve meditación y solaz del espíritu, en tiempos tan convulsos como los que vivimos en la actualidad».

Buena falta nos hace. Pues ahí está, sus bancos esperan.
Volver arriba
Newsletter