Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Deportiva 1 - Girona 1: El ‘coco’ tampoco puede con la Ponferradina

Deportiva 1 - Girona 1: El ‘coco’ tampoco puede con la Ponferradina

DEPORTES IR

81qYrpipPoQ Ampliar imagen 81qYrpipPoQ
J.C. | 17/11/2019 A A
Imprimir
Deportiva 1 - Girona 1: El ‘coco’ tampoco puede con la Ponferradina
Fútbol / Segunda División El equipo berciano, con Larrea imperial a los mandos, tutea al Girona y saca un valioso punto / Benito puso el 1-0, Gual empató pronto y el VAR anuló un gol de Ramalho al final
Quedan seis minutos para el final y la Ponferradina teme sufrir un ‘deja vu’. Como hace una semana en Santander, afición y jugadores están pendientes de que el VAR decida si da o no un gol del rival. Esta vez ha sido Ramalho quien, a la salida de un centro de falta lateral, conectaba un gran cabezazo que entraba pegado al palo superando a Caro, si bien su posición podía ser antirreglamentaria.

Es cuestión de milímetros, pues un Buenacasa que entró en el tramo final haciendo su debut con la Deportiva se ha quedado algo en la salida en el lado contrario, pero finalmente las imágenes dictan sentencia y determinan que existe fuera de juego, anulando así el que hubiese sido el gol de la victoria del Girona.

Respira El Toralín, que lo celebra como un gol que todavía está a punto de cantar al final, cuando un gran centro de un incisivo Son llega a rematarlo en posición clara Nacho Gil, golpeando no obstante muy mal el balón. Una ocasión errada y un corto descuento, en el que aún se reclamó un penalti a Isi, que convertían en definitivo el 1-1.

Ramalho cabeceó a gol una falta lateral en el minuto 84, pero tras revisarlo el VAR se anuló por fuera de juego El ‘coco’ de Segunda, el equipo con mayor presupuesto del campeonato, tampoco puede con la Deportiva, que alarga a siete partidos su racha de encuentros sin conocer la derrota y sale reforzada de un choque en el que, durante muchos minutos, tuteó al gran favorito al ascenso, teniendo más opciones que él para haberse llevado un triunfo que acarició.

Y es que, mientras duró una gasolina que llegó al cuarto de hora final con el depósito casi vacío, los bercianos fueron superiores y llevaron el peso del choque gracias sobre todo a la portentosa actuación de un imperial Larrea, que fue el ‘jefe’ del centro del campo y llevó la manija del encuentro.

De sus botas nacieron la mayoría de las oportunidades locales, incluyendo el gol en la segunda mitad y la primera que antes del minuto 10 provocó el ‘uy’ en El Toralín. Porque, en dos acciones consecutivas, dos robos de balón en campo contrario provocaban dos llegadas peligrosas, la primera de las cuales finalizaba con un gran ‘zurdazo’ de Isi desde la frontal, el cual iba fuerte pero centrado y sacaba Juan Carlos a córner; y la segunda, en una posición similar pero en las botas de Yuri, acababa con un disparo demasiado cruzado del punta.

Pese a que cuando Samu Sáiz recibía cerca del área berciana la sensación de peligro era evidente, más cuando está rodeado de un equipo con tantos jugadores de calidad, la Deportiva no sufría ni concedía ni una sola llegada en una primera parte en la que, de hecho, la ocasión más clara sería berciana, cuando al filo del descanso, tras un saque de esquina, Son cabeceaba hacia Kaxe, que ponía un peligrosísimo centro que ni Yuri ni Benito lograban empujar al fondo de la red en boca de gol.

Las subidas y centros de Son generaron constante peligro. Buenacasa debutó y Benito se tuvo que retirar lesionado Con el 0-0 se llegaba al descanso, pero todo se aceleraría en 10 primeros minutos de la segunda mitad que dejaron dos goles y varias oportunidades. Porque aunque sólo tardaba tres minutos la Deportiva en poner el 1-0, antes había tenido el tanto el Girona, con una clarísima llegada en la que Oliván se incorporaba desde el lateral y ponía un centro medido desde la izquierda que Gual, libre de marca y en clara posición, cabeceaba demasiado centrado pudiendo agarrarla con su estirada Caro.

Perdonaban los catalanes y no lo hacían los bercianos, que sacaban petróleo de un grave error defensivo. Así, tras un centro del omnipresente Larrea, Alcalá buscaba despejar de cabeza pero lo hacía de forma horrible, dejando el balón muerto a los pies de la novedad en el once local, Asier Benito, que controlaba, se revolvía y a la media vuelta se sacaba un gran tiro pegado al palo ante el que nada podía hacer Juan Carlos.

Subía el 1-0 al marcador y, por momentos, se acarició el segundo. Empujaba y achuchaba una Deportiva que no se conformaba, y que tenía un tiro de Isi que se iba arriba y una acción en la que Kaxe estaba a punto de castigar una mala salida de Juan Carlos, pero sus mejores momentos los cortó el Girona empatando en una acción aislada.

Un error en un despeje, justo tras la primera gran ocasión del Girona, permitió a Benito hacer a la media vuelta el 1-0 Había sido Samu Sáiz su hombre más peligroso y suya sería la jugada del gol, driblando jugadores en una contra y conectando con Marc Gual, que controlaba y sacaba un disparo cruzado y pegado al palo que se convertía en el 1-1.

Mentalmente podían haberlo acusado los de Bolo, pero en ningún momento fue así y el guión volvió a ser el de los minutos previos al gol, con una Ponferradina dominadora que vivía en área rival e incluso llegaba un momento en el que había lanzado siete córners por cero de su rival.

Eso sí, peligro real sólo creó en otro centro más de Son que, muy cerrado, se envenenaba y por milímetros no llegaba a meter Yuri en el segundo palo.

Con la Deportiva buscando el segundo, Sáiz montó una contra y asistió a Gual, que empató de disparo cruzado El segundo no llegaba y, en los últimos 15 minutos, el panorama cambió y el Girona empezó a recuperar terreno. Sufría la Ponferradina, que además tras varias semanas sin lesiones volvía a sufrir una, la del goleador Asier Benito con un problema muscular, y así llegaba el gol anulado y el final con reacción berciana sin premio incluido.

Pudo ser más botín, también menos. Pero una semana más, los de Bolo siguen sumando... y sorprendiendo.
Volver arriba
Newsletter