Un año después, la misma defensa e igual situación

El Ademar, que ya fue la peor defensa de Asobal el año pasado, vuelve a ser esta campaña el equipo más goleado y llega al mes final ya sin opciones europeas

Jesús Coca Aguilera
24/04/2023
Zapico culmina un contraataque. | ARRATE MORALES
Zapico culmina un contraataque. | ARRATE MORALES
Los problemas en defensa condenaron la temporada pasada al Ademar a uno de sus peores campañas de la última década, llegando a ver peligrar la categoría al inicio de la segunda vuelta y terminando la liga en séptima posición y sin opciones reales de pelear por entrar en Europa el último mes.

Fue el equipo ademarista el equipo que más goles encajó de toda la liga Asobal pero, lejos de priorizar mejorar en esa faceta, los refuerzos veraniegos sólo trajeron un refuerzo específico para ella, un Tiago Sousa que era además un ‘melón por abrir’ que ha terminado saliendo muy mal, con un pobre rendimiento que ha hecho que el club no ejerza su opción para ampliar un año su contrato y su etapa en León vaya a durar únicamente una temporada.

¿La consecuencia? Que un año después tengas la misma defensa y estés en igual situación clasificatoria. Vuelve a ser por segunda temporada consecutiva el Ademar el equipo más goleado de la liga, con un total de 853 tantos encajados que suponen la barbaridad de 32,8 de media por partido, estando tras él los dos equipos de descenso directo: Guadalajara con 844 y Cisne con 838, así comoen el medio de ellos Puente Genil con 842.

El Ademar encaja 32,8 goles por partido. En sus 26 choques recibió 28 o más, bajando de los 30 sólo en 5 De hecho en los once partidos de segunda vuelta sólo dos equipos no han llegado a la treintena de goles en su choque frente al Ademar, Huesca (29) y Benidorm (28), siendo tres las veces en las que eso no sucedió en toda la primera: Cuenca (28), Anaitasuna (29) y Sinfín (29). En total cinco veces, metiéndole todo el mundo 28 o más y acabando por derrotarle también en tres de ellas.

Además con ocho puntos por jugarse, que para el Ademar en la práctica son seis puesto que los dos últimos son el imposible de visitar al FC Barcelona, tiene las plazas que dan acceso directo a competición europea a ocho puntos y el cuarto puesto que, como siempre en los últimos años, traerá consigo invitación de la EHF, a cuatro y con el golaveraje perdido con el Bidasoa.

Le quedará por tanto un último mes de competición doméstica, pues restan cuatro partidos para terminar la liga, con la pelea por terminar en el puesto más digno posible como aliciente a un Ademar que también la pasada temporada, en esta misma jornada 26, estaba a once puntos del tercero y a cinco del cuarto, teniendo al igual que ahora por delante todavía el partido con el Barça.
Archivado en
Lo más leído