Publicidad
Del apocalipsis inicial al miedo y la incertidumbre

Del apocalipsis inicial al miedo y la incertidumbre

LNC CULTURAS IR

El escritor berciano Manuel Cuenya. Ampliar imagen El escritor berciano Manuel Cuenya.
Joaquín Revuelta | 30/09/2021 A A
Imprimir
Del apocalipsis inicial al miedo y la incertidumbre
Literatura ‘Desde las entrañas’ es el título del último libro del escritor berciano Manuel Cuenya, que a modo de diario sobre el confinamiento de la primavera de 2020, se presenta este jueves en la sala Región del ILC, donde el autor estará acompañado por David Rubio y Ramiro Pinto
'Desde las entrañas’, la más reciente publicación del escritor berciano Manuel Cuenya que forma parte de la Colección ‘Los libros de La Nueva Crónica’ y cuya aparición tuvo lugar en marzo de 2021, se presenta este jueves a las 19:45 horas en la sala Región del ILC con la presencia del autor, que estará acompañado en esta ocasión por David Rubio, periodista, escritor y director de La Nueva Crónica, y por Ramiro Pinto, activista, escritor y principal impulsor de El Ágora de la Poesía, que recientemente cumplió sus cien ediciones.  ‘Desde las entrañas’ es el tercer libro de los que integran el proyecto editorial de este periódico que lleva la firma del escritor de Noceda del Bierzo tras ‘Mapas afectivos’ (2018) y ‘Del agua y del tiempo’ (2019), siendo Cuenya igualmente el coordinador de ‘El manantial de las palabras’, publicación aparecida en junio de 2020 en colaboración con la Universidad de León y que reúne una serie de relatos de los alumnos participantes en los cursos de escritura creativa que Cuenya viene impartiendo desde hace años en el Centro de Idiomas de la ULE en la capital y en el Campus de Ponferrada, relatos que en su mayoría han sido publicados por La Nueva Crónica en la sección de cultura durante los meses de verano.

Como su propio título ya sugiere, ‘Desde las entrañas’ es uno de los libros más personales de Manuel Cuenya, una suerte de diario del autor realizado durante el largo confinamiento sufrido por la población durante la primavera del 2020. «Todo surge como una necesidad vital de tratar de entender qué está ocurriendo en el mundo, qué está pasando con esa pandemia, al tiempo que me sirve también como pretexto para reflexionar sobre aquellas cuestiones que a mí me parecen esenciales acerca de la condición humana», señala Cuenya, para quien esa estructura de diario se adaptaba mejor que ningún otro formato a su pretensión de reflejar día a día no tanto lo que estaba sucediendo, lo que uno estaba viviendo, como lo que uno estaba sintiendo. «Esa es la clave del libro», reconoce el autor, que recuerda los primeros días del confinamiento como una situación que iba de la sorpresa al susto y del miedo aterrador a la rabia, donde se preguntaba, al igual que la mayoría de los ciudadanos, ¿por que nos está ocurriendo esto?, ¿qué está pasando? «Después, a medida que va transcurriendo el tiempo, me voy sintiendo mejor y creo que eso se refleja también en el libro», reconoce Cuenya, lo que se traduce en una mayor presencia del humor, «un elemento esencial para sobrevivir en este mundo tal y como está concebido», sostiene un escritor que ya dejó constancia de la importancia que para él tienen los afectos, «que creo que es lo esencial», reflexionando igualmente sobre las máscaras o el autoengaño. «De entrada parto de una especie de apocalipsis, del coronavirus con su trompeta apocalíptica, para ir incorporando a medida que va pasando el tiempo otras claves como son el miedo o la incertidumbre al no saber en qué va a parar esta situación», explica Cuenya.

Para el autor de Noceda del Bierzo, el proceso creativo resultó no solo interesante sino que se erigió en «una especie de salvavidas, de terapia, de catarsis, de poder plasmar y a la vez intentar entender qué está ocurriendo», sostiene Cuenya, que dedica el libro a sus padres y a su entorno más próximo, consciente tal vez de la importancia de la familia en situaciones como la vivida, aunque la convivencia en aquellos primeros días no resultara fácil y diera lugar a no poca tensión y crispación en muchos hogares españoles, en parte producidas por un exceso de (des)información procedente de las redes sociales.
Volver arriba
Newsletter