Publicidad
Consultorios

Consultorios

OPINIóN IR

19/09/2021 A A
Imprimir
Consultorios
En el último año de internado, llegado el momento de elegir delegado de curso, nuestro tutor tuvo una idea tan brillante como retadora para el antiguo régimen: celebrar una asamblea didáctica donde cada candidato pudiera exponer y defender libremente su programa. Uno de ellos, listo como ninguno hasta el extremo de que años después llegó a ser concejal de cultura, nos prometió que si le votábamos nos instalaría duchas individuales y personalizadas para cada uno de nosotros. Sabía que eso nos iba a rendir a sus pies, del mismo modo que sabíamos nosotros que era misión imposible. Y así fue: ganó la elección, pero no hubo más duchas que las que ya había en aquella universidad laboral, cuyo uso, como puede suponerse, era más bien un multiuso.

Pasado el tiempo y mudado el régimen, en plena época de excesos, si recuerdan, los partidos políticos concurrían a las elecciones municipales prometiendo construir o adecuar consultorios médicos en todos los pueblos de cada ayuntamiento. Sabían también, como nuestro compañero, que era un asunto que rendiría votantes y que al cabo no trastornaría en exceso presupuestos. Al contrario, si a alguien afectaría sería en todo caso a la administración obligada a garantizar la atención de los profesionales, es decir, la Consejería de turno, con la cual evidentemente no había nada que coordinar ni que planificar. A ver quién se atrevía a decir que no con la instalación recién inaugurada con un vino español y con presencia incluida de la Delegación Territorial correspondiente.

Hasta que hubo un crac, y luego otro crac, y hubo recortes y amputaciones y limaduras, y nos hicimos aún más mayores y pasivos y hubo jubilaciones y pandemias y ultraliberales gobernando y así. De manera que tampoco ahora habrá quien le ponga el cascabel al gato, ningún cascabel a ningún gato, haya o no alternativas cabales. ¿Quién va a renunciar a qué a estas alturas? ¿Quién va a gestionar lo público con otros horizontes? ¿Quién va a pagar más impuestos? ¿Quién da la vez?
Volver arriba

Newsletter