Publicidad
Cartas desde su celda

Cartas desde su celda

CULTURAS IR

El escritor Avelino Fierro. Ampliar imagen El escritor Avelino Fierro.
Fulgencio Fernández | 05/10/2020 A A
Imprimir
Cartas desde su celda
Libros El escritor leonés Avelino Fierro acaba de sacar un nuevo libro, ‘Estatuas de sal’, en el que recoge las treinta cartas que ha publicado en la ‘fase 1’ del confinamiento en el digital Tam Tam Press bajo el título ‘Cartas desde mi celda’
El escritor leonés Avelino Fierro es uno de esos tipos a los que jamás falta una buena cita para cualquier ocasión, una cita arrancada a su enorme bagaje cultural y jamás a un viaje a Internet, que tal vez no maneje pues sigue escribiendo «a pluma». Buena prueba de esta capacidad la ha ido mostrando en sus obras, ‘Una habitación en Europa’ o los diarios recogidos en ‘Ciudad de sombra’ (los de 2013 y 2014) o ‘La vida a medias ‘(2015 a 2017) que compilaban textos que habían ido viendo la luz en el digital leonés Tam Tam Press, en sus secciones ‘Querido diario’ o ‘Calendario’.

Después de estos años «intensos» se tomó un descanso, pero llegó la pandemia, el virus... y Eloísa Otero (Tam Tam) insistió en su regreso. Y lo hizo con unas cartas que iría publicando durante el confinamiento bajo el epígrafe ‘Desde mi celda’, cuyo primer artículo comenzaba así: «Viernes, día 13. Querido Enrique, andamos todos un poco igual: yo he tomado decisiones en la oficina y he suspendido todo lo presencial hasta finales de mes (bueno, luego vinieron de lo alto al final de la mañana, instrucciones parecidas).
Ayer ya no traje papeles para trabajar en casa y me deprimí: pero me vino la inspiración y escribí tres o cuatro folios; que no sé bien para qué, porque están suspendiendo todos los bolos que tenía con el libro (hasta uno en Bembibre, y eso que yo pensaba que allí serían más bravos)».

Fueron 30 las cartas publicadas desde su celda y, como en ocasiones anteriores, acaban de ver la luz como libro, titulado ‘Estatuas de sal’. Y lo de tener siempre una cita a mano viene a cuento de que Fierro al anunciar la aparición del libro dice: «El texto… bueno, un libro más. No sé si era necesario, pero eso se puede decir de casi todo». Yahí es cuando acude a una cita para justificarlo: «En la carta a B. R. Hayden de 11 de mayo de 1817, J. Keats anota: ‘Estoy muy cerca de pensar con Hazlitt que con Shakespeare ya teníamos suficiente’». Y añade: «Yo creo que no ha quedado mal del todo, gracias a las Musas, a vosotros».

Y si él lo dice... suele ser bastante exigente, incluso consigo mismo.

¿El título? Seguramente sea un guiño a un viejo texto suyo y, además, una explicación. En una de las entregas de ‘Querido diario’, de 9 de junio de 2017, contaba Avelino Fierro cómo una amiga, María José, «me preguntó si quería escribir algo para un congreso que ella organizaba en la facultad de Filosofía, algo sobre la función de la literatura o de las humanidades en el delirio de sociedad en que vivimos. Le dije que no, y a los pocos días, el domingo de Resurrección, que sí. Hay que ser agradecido».

Pasaron unos días  y parece que Fierro no se había puesto con la charla, a prepararla. «María José me preguntó por el título de mi trabajo y le contesté que sería ‘Estatuas de sal (Miradas al mundo que viene)’. Le pareció sugerente. No le dije que yo no tenía ni idea de lo que iba a hacer».

Pues eso, ‘Estatuas de sal’. El libro.
Volver arriba
Newsletter