Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Cartagena - Ponferradina: 'El camino al cielo pasa por el infierno'

Cartagena - Ponferradina: 'El camino al cielo pasa por el infierno'

DEPORTES IR

Los jugadores de la Deportiva celebran un gol contra el Cornellà. | FRANCISCO L. POZO Ampliar imagen Los jugadores de la Deportiva celebran un gol contra el Cornellà. | FRANCISCO L. POZO
A. Cardenal | 08/06/2019 A A
Imprimir
Cartagena - Ponferradina: 'El camino al cielo pasa por el infierno'
Fútbol / Segunda División B La Deportiva busca un buen resultado en Cartagonova (domingo, 19:30 horas) ante un Cartagena que solo necesitó 12 minutos en su estadio para darle la vuelta a la eliminatoria ante el Castillla
El sueño de regresar a la división de plata tres años después cada vez está más cerca para la Deportiva, que superó con solvencia el primer escollo ante el Cornellà y ahora se medirá con el Cartagena en busca de un hueco en una de las dos finales por el ascenso.

Pero para llegar al cielo el conjunto berciano tendrá que sobrevivir a un infierno. El primer asalto de la eliminatoria ante los albinegros se disputará este domingo (19:30 horas) en un Cartagonova que en este ‘playoff’ ya ha demostrado que no hace prisioneros.

Y es que los de Gustavo Munúa se plantaron en la segunda ronda de la fase de ascenso tras ‘resucitar’ ante el Castilla. Tres goles en la primera parte del partido de ida en el Alfredo Di Stéfano dejaban a los cartageneros al borde del precipicio, pero un tanto de Elady en la recta final del choque insufló esperanza y en el encuentro de vuelta solo necesitaron doce minutos para darle la vuelta a la tortilla en su estadio.

Así, los blanquiazules visitan en este primer asalto uno de los feudos más inexpugnables de toda la división de bronce, una ‘olla a presión’ que no intimida a los bercianos.

De hecho, el propio Jon Pérez Bolo no ha variado un ápice de su discurso y ya ha avanzado que no especulará y que la Ponferradina saldrá «a ganar», un planteamiento ambicioso que ya mostró en el Nou Municipal de Cornellà pese a la derrota.

Aunque el primer duelo a domicilio de esta fase de ascenso no trae buenos recuerdos a los blanquiazules, Cartagonova, incluso colgando el cartel de ‘no hay entradas’ y con un ambiente de LFP, parece, ‘a priori’, que se adapta mejor a las virtudes de los bercianos.

Pese a haber dado la talla este curso en escenarios parecidos, el césped artificial y las dimensiones reducidas no permiten a la Deportiva desarrollar su juego y explotar sus virtudes.

Como muestra un botón. En la ida ante el equipo catalán jugadores como Isi o Pichín, los ‘arquitectos’ del juego ofensivo berciano pasaron totalmente desapercibidos, una desaparición que terminó pasando factura.

Continuidad en el once


Pocos cambios se esperan en la alineación de la Ponferradina. Bolo ya encontró su once de gala hace varias semanas y ni siquiera la recuperación de Yuri parece cambiar los planes del técnico bilbaíno.

Aún así, la principal incógnita sigue siendo el papel del brasileño en esta eliminatoria. Casi un mes ha pasado desde su regreso a los terrenos de juego ante el Adarve y el ‘pichichi’ blanquiazul todavía no ha logrado hacerse un hueco en el once.

Las pocas ganas de arriesgar del técnico ante una posible recaída y el gran papel de la dupla Bravo-Kaxe han cerrado por el momento las puertas de la titularidad al brasileño, que ya sea de inicio o desde el banquillo, es un ‘as’ en la manga al que Bolo no quiere renunciar.

En el resto de parcelas no cabe ninguna duda. En defensa, los laterales –Son y Ríos Reina– son intocables y Jon García ha vuelto a ser el líder de la zaga junto a un Trigueros que le ha ganado la partida a Zabaco.

En la medular, con Sielva y Larrea, la Deportiva tiene probablemente la mejor pareja de centrocampistas de la categoría y en las bandas Isi y Pichín aportan calidad, desborde y goles.

Enfrente estará un Cartagena que según ha asegurado Munúa, afronta la eliminatoria con «humildad» y consciente de que pese a la remontada ante el Castilla «aún no hemos conseguido nada».

Para el técnico albinegro, la Deportiva es un «equipo importante» aunque confían en que el apoyo de Cartagonova incline la balanza a su favor.
Volver arriba
Newsletter