Publicidad
Carlos Cuenllas: "He intentado generar el ambiente de un templo"

Carlos Cuenllas: "He intentado generar el ambiente de un templo"

CULTURAS IR

El  artista leonés Carlos Cuenllas el pasado viernes en la inauguración de la exposición en la galería Cinabrio. | DANIEL MARTÍN Ampliar imagen El artista leonés Carlos Cuenllas el pasado viernes en la inauguración de la exposición en la galería Cinabrio. | DANIEL MARTÍN
Joaquín Revuelta | 09/03/2016 A A
Imprimir
Carlos Cuenllas: "He intentado generar el ambiente de un templo"
Arte El artista leonés utiliza la luz interior en la mayoría de las piezas que componen su actual exposición en la galería Cinabrio para crear un ambiente de sosiego, capaz de provocar un efecto terapéutico en quien las contempla
'Luz como terapia interior’ es el título de la exposición de Carlos Cuenllas inaugurada el pasado viernes en la galería de arte Cinabrio, una muestra de pintura y escultura integrada por una veintena de lienzos de diferentes formatos y varias instalaciones escultóricas y arquitectónicas provistas de iluminación. "Son piezas que tienen luz interior y crean como un ambiente de penumbra en la sala, generando claroscuros en determinadas partes de la galería", destaca Cuenllas, que quiere también hacer mención a varias piezas formadas por cristales que funcionan a modo de vidrieras. "Por ejemplo, hay una que forma una especie de isla y que es una instalación que he querido dedicar a mi padre llamándola ‘Isla Plácido’", señala el artista, que igualmente quiere llamar la atención sobre otra pieza de reciente creación "que es una pequeña arquitectura formada por componentes de lego y que tiene como cristales a modo de vidrieras que yo relaciono un poco con la escultura que realicé para el Camino de Santiago en el ramal que pasa por Carbajal de la Legua, una especie de iglesia igualmente provista de iluminación interior".

La búsqueda de una paz interior capaz de provocar un efecto terapéutico en quien contempla las piezas es uno de los objetivos que se ha marcado Carlos Cuenllas en la exposición de Cinabrio. "Una luz tenue provoca en el espectador un efecto tranquilizador y en este sentido la luz puede resultar terapéutica", asegura el artista, para quien ese efecto también lo percibe el artista en su "necesidad" de seguir creando. "La galería se convierte en una especie de templo, por expresarlo de alguna manera, y mi pretensión con las diferentes piezas ha sido generar un determinado ambiente de reflexión interior y de misticismo".

Carlos Cuenllas asegura que la forma que tiene de trabajar es por proyectos. "La ventaja que tiene el arte es que es muy abierto. Hay piezas que son más reconocibles, como esas estructuras formadas por acero inoxidable que funcionan como un mecano, pero la verdad es que desde que comencé a exponer a mediados de los noventa he hecho cosas muy distintas".
Volver arriba
Newsletter