Publicidad
Camino del Salvador: Buiza-Poladura de la Tercia

Camino del Salvador: Buiza-Poladura de la Tercia

LNC CULTURAS IR

Se ven las Tres Marías. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen Se ven las Tres Marías. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 29/04/2022 A A
Imprimir
Camino del Salvador: Buiza-Poladura de la Tercia
La ruta de la semana La zona se encuentra en la Reserva de la Biosfera Alto Bernesga, por lo que se debe cuidar tanto la flora como la fauna
El camino que se inicia con esta etapa entra ya en el corazón de la Cordillera Cantábrica, con la coronación de un paso de montaña y el descenso a hermosos valles que se cruzan por sendas aéreas entre roquedos, praderas y bosques, para finalizar en una localidad donde existe un buen albergue de peregrinos.

La zona se encuentra en la Reserva de la Biosfera Alto Bernesga, por lo que se debe cuidar tanto la flora como la fauna intentando intervenir lo mínimo en los lugares por donde se pase y siempre llevando de vuelta a casa todos los desperdicios.

El inicio de la etapa ha estado durante años sometido a modificaciones en los caminos debido a las obras del AVE, aunque parece que los túneles ya están finalizados, algunos de los problemas que han provocado continúan, en especial la carencia de agua en muchas de las poblaciones del entorno.

La collada de San Antón introduce al peregrino ya en el corazón de la cordillera Cantábrica y si la subida es agreste en la zona rocosa, las vistas que se divisan a continuación presentan a la montaña en todo su esplendor. El resto del camino hasta el límite con la comunidad asturiana es un camino de montaña aunque los pasos a superar no resultarán nada complicados y sin embargo la vista de montañas emblemáticas como el Machacao o Fontún, las tres Marías, el Currillos, Peña Laza, el Cueto Millaró o Brañacaballo forman el panorama que el peregrino irá contemplando durante su caminar por estas tierras.

Finaliza el paso por el municipio de Pola de Gordón y se inicia el recorrido por el municipio de Villamanín, por el que se va a andar hasta que finalice el camino en la provincia de León.

La ruta


La ruta comienza en los alrededores de la iglesia de la localidad de Buiza, cerca de donde se encuentra la señal de Cuatro Valles del camino que se debe tomar.

En los últimos años el recorrido ha variado debido a las obras del túnel AVE que cruza toda la montaña hasta la vertiente asturiana, un túnel que ha creado problemas de carencia de agua en muchas localidades cercanas a causa de la rotura de los acuíferos subterráneos que alimentaban las fuentes y las captaciones de los pueblos.

Esta parte de la ruta ha sufrido variaciones, debido a que las obras del túnel modifican los caminos con los escombros que sacan del interior de la tierra o las obras que se van llevando a cabo. En estos momentos parece que el camino ya es definitivo. Va ascendiendo poco a poco entre matorrales y algunos robles jóvenes, dejando atrás el valle y la localidad de Buiza.

Continúa la ascensión hasta llegar a una zona de camino empedrado, característico de las calzadas romanas, que, entre robles, rocas y escobas, sube primero en ladera y luego remontando el cauce del arroyo Montegrande, dando varias vueltas en zigzag y cruzando unas praderías, hasta alcanzar el alto de la Forcada de San Antón, que separa los valles de Gordón al sur y la Tercia al norte.

Desde el alto se puede contemplar la cumbre del Pico de Chanza hacia Buiza y hacia el valle de la Tercia el Brañacaballo o Cueto Millaró, el Currillos y Peña Laza. Una vez pasada la collada se desciende por el Camino de los Arrieros, entre pinos hacia el valle de la Tercia. Cuando se llega al arroyo Barranquillo, que baja hacia Rodiezmo y pasada una pequeña caseta de captación de agua, se deja la pista para tomar un sendero a la izquierda entre las rocas, un camino estrecho y algo aéreo en algunos tramos, accediendo después a los prados que llevan tras, un largo recorrido, a Poladura, sin necesidad de llegar ni a Rodiezmo ni a San Martín que se van contemplando a lo largo del recorrido bajo las altas cumbres citadas además del Pico Machacao o Fontún y las tres Marías.

Se deben seguir las tablas del camino pues entre los prados el peregrino puede despistarse. Al llegar a la pista que sube desde san Martín, se cruza para continuar pasando por un puente de tablas sobre el arroyo de San Martín y seguir luego hasta Poladura por buen camino. Se trata de una ruta sencilla, cómoda y sin dificultad, que se puede hacer en dos horas o tres. Solamente el cruce de algún arroyo o el barro de los caminos pueden plantear problemas en temporada de deshielo, pero la ruta se encuentra bien señalizada y es muy cómoda.

En Poladura de la Tercia existe un albergue de peregrinos enclavado en las antiguas escuelas y la ‘Posada el Embrujo’, que suele estar abierta, aunque hay que avisar con antelación.
Volver arriba
Newsletter