Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Caminar por tierra de vinos

Caminar por tierra de vinos

CULTURAS IR

Árbol solitario al lado del camino asfaltado de Benazolve. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen Árbol solitario al lado del camino asfaltado de Benazolve. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 31/08/2018 A A
Imprimir
Caminar por tierra de vinos
La ruta de la semana Una ruta para conocer el Páramo leonés y los viñedos que rodean la localidad de Valdevimbre
Este verano ha habido rutas en muchos de los lugares de la provincia y en otros más alejados, como los gallegos de la Ribeira Sacra y el Castro de Baroña, otra ruta alcanzando el punto más alto de Andorra y ahora toca conocer algo de las tierras llanas que se extienden al sur de la capital de León. A lo largo de los últimos años la situación en estas zonas se ha modificado ostensiblemente, sobre todo a través de la concentración parcelaria, que agrupó fincas y modificó los caminos, creando nuevas rutas con grandes rectas, así como otras muchas transformaciones del mundo rural, como la desaparición de líneas de ferrocarril y en algunos casos su conversión en vías verdes.

En este entorno discurre la ruta que hoy se propone, por un terreno llano con un bosque de encinas y zonas de cultivo de secano, además de algún tramo de camino asfaltado recientemente, y pasa cerca de algunos pueblos y cruza el interior de Valdevimbre y Meizara. Es un buen ejemplo de ruta por terreno del llano al sur de la ciudad de León.



Desarrollo de la ruta

Da comienzo la ruta en la localidad de Valdevimbre, donde se pueden visitar las bodegas o comer en ellas, se sale por la carretera en dirección a Villagallegos y al llegar a la curva que se dirige al Centro de Interpretación del Vino se sigue recto, pasando por el mismo y siguiendo el largo y recto camino del Monte Santo. Al acabar la recta se continúa por el camino de la izquierda que va al de Benazolve que se encuentra asfaltado y por donde circulan algunos vehículos.

Es necesario seguir este camino, que en un momento gira a la izquierda hacia Palacios y el tráfico apenas existe a partir de ese cruce, porque poco después el camino se convierte en una pista de tierra con bastantes baches que continúa hasta Pobladura de Fontecha, donde se pasa al lado del cementerio siguiendo por un camino de tierra hacia Fontecha, donde se entra por una urbanización, se cruza la carretera para continuar hacia Meizara, siguiendo hacia la iglesia y desde la parte posterior de la iglesia se va por la calle de la izquierda, luego se gira a la derecha para salir, cruzar la carretera al lado de la báscula y subir la cuesta del monte siempre siguiendo la línea recta, que pasa por la antena de telefonía y se interna en un encinar durante un buen trecho hasta que al final se llega a una bifurcación, donde se sigue por el camino de la derecha que continúa por el bosque y para asombro de los caminantes se pasa al dado de varios vertederos por los que nadie protesta, se cruza más tarde la carretera siguiendo por el Raso para continuar por el camino entre encinas con alguna que otra sorpresa en forma de vertedero o desguace. Si se desea se puede tomar un camino a la izquierda que va al vértice geodésico de los Arrotos, de 870 metros y una columna bastante elevada desde donde contemplar el encinar y las montañas en la lejanía, Luego se puede volver al camino o seguir por el sendero que se traía hasta el límite del monte donde hay trazas de senda hasta llegar a otro camino que se sigue primero a la derecha y más tarde se da un fuerte giro a la izquierda siguiendo poco menos de un kilómetro hasta llegar a una zona en la que hay un reguero que se cruza para seguir hacia el monte grande, si es posible a derecho, y si no bordeando la finca que suele estar de cereal.

Al final se llega a los viñedos, muy perjudicados por el pedrisco que cayó el pasado martes y después a una laguna y al Monte Grande, donde se encuentran las bodegas de Vile, que se pueden visitar. Para seguir se sale bien por el camino de las bodegas, bien por los viñedos aunque en esta segunda opción no es aconsejable porque hay que cruzar unas tierras de cultivo de secano y una cuneta para llegar al camino. Se sigue hacia la derecha para llegar a un cruce donde se continúa recto y en el primer cruce se gira a la izquierda por el lugar del Refarco cruzando una zona arbolada hasta desembocar en otro camino que sigue hasta Valdevimbre. Al final de ese camino se va hacia la izquierda y a continuación a la derecha donde se entra en una alameda y luego a la Fuente Virtudes, un hermoso lugar de la localidad de Valdevimbre, y finalmente se sigue hasta el centro de la población donde finaliza la ruta.

Características

Zona geográfica. León, al sur de la capital: Páramo y Valdevimbre.
Entorno. Encinar, pasto, cultivos y poblaciones.
Tipo de ruta. Circular por caminos, veredas, pistas, caminos asfaltados y carreteras.
Inicio / fin. Valdevimbre.
Distancia. Aproximadamente 17 Km.
Tiempo aproximado. Entre tres y cinco horas.
Desnivel. 85 metros.
Dificultad. Baja.
Observaciones. Ruta por caminos y pistas de concentración.
Volver arriba
Newsletter