Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

Bierzo Hub: un poquito de concentración

EL BIERZOIR

Ejemplo de minifundismo en Ponferrada. | ANXO CABADA Ampliar imagen Ejemplo de minifundismo en Ponferrada. | ANXO CABADA
| 08/01/2018 A A
Imprimir
Bierzo Hub: un poquito de concentración
Arriba las ramas Por Valentín Carrera
La última columna de 2017 publicada en esta sección —sobre la llamada plataforma Bierzo Hub— ha levantado ampollas. Algunos todavía no entienden que es misión del periodismo desnudar, denunciar, criticar, poner en tela de juicio los disparates y excesos del poder. Siempre ha sido así: los periodistas disparamos con pistolas de agua y el poder mata moscas cojoneras a cañonazos.

Asumido el riesgo laboral y el plus de peligrosidad que los periodistas percibimos mendigando ante las verjas de hierro forjado de la Duquesa de Alba —»que entren, los pobrecitos, y coman algo»—, solamente nos queda la palabra. Si el Presidente de Castilla y León dice en un acto público en Canedo que hay nueve millones de euros para Bierzo Hub, ¿quién soy yo para dudar de su buena intención, aunque los nueve milloncejos no los encuentre en los Presupuestos de la Comunidad para 2018 publicados en el BOCYL? ¡Seamos positivos: 2018 viene con un pan bajo el brazo, hay nueve millones de euros para el sector primario del Bierzo! ¡Qué contentos estamos!, ¡estamos tan contentos! ¿Qué tal si los invertimos en construir los cimientos antes de empezar a echar humo por la chimenea?

Una amiga, empresaria de éxito, a quien respeto y admiro, me ha puesto los puntos sobre las íes: «Criticar es más fácil que proponer; Bierzo Hub será un fracaso si la sociedad berciana no es capaz de proponer proyectos viables, la pelota está en nuestro tejado. Tú, ¿qué propondrías?» Acepto el reto y, como mi única preocupación en este asunto es el bien común del Bierzo, envío al presidente Herrera esta Carta a los Reyes, con una propuesta en positivo, clara, constructiva, razonada y razonable, a la que espero no podrá negarse: la reforma agraria.

La Reforma Agraria es un clásico que arrastramos en España desde el siglo XIX, o mejor, desde la Edad Media. Sin duda, conoce usted la literatura sobre el reparto de tierras, la abolición del latifundismo y la Ley de la reforma agraria de la República (1932), abortada por el fascismo. Ese es su gran tema pendiente, la clave que podría convertir a un presidente que todo el mundo dice está de salida y agotado en un presidente con agallas para pasar a la Historia.

Lo primero que necesita el sector primario del Bierzo es una profunda reforma agraria: cambiar la estructura de la propiedad de la tierra, acabar de una vez por todas con el lastre histórico del minifundismo. Es absolutamente imposible que la agricultura, la ganadería y todo el sector primario berciano despeguen sin una reforma integral del suelo. ¿Cuánto tiempo llevan ustedes haciendo que hacen la concentración parcelaria? Comprendo que en treinta años gobernando Castilla y León no hayan tenido tiempo, pero creo recordar que es un compromiso suyo para esta legislatura: 160.000 hectáreas de concentración parcelaria (Discurso investidura, julio de 2015).

¿Cuántas hectáreas han concentrado en El Bierzo desde que usted es presidente? Un poquito en Noceda y Folgoso, otro poquito en Cobrana y Rodanillo, un poco más en Carracedelo y pare de contar. Basta con ver casi todo El Bierzo en blanco en el mapa de la provincia de León publicado por la propia Junta (Memoria 2016, p. 54) para comprender la desidia, el abandono y el retraso de siglos. La inmensa mayoría del suelo agrícola, ganadero y forestal del Bierzo sigue como en tiempos de nuestros tatarabuelos: la Unidad Mínima de Cultivo (4 Has en secano, 1 en regadío) son laticas de medio cuartal para el autoconsumo familiar.

¿Sabe usted el esfuerzo que supone a un empresario hacer una explotación agraria mínimamente rentable comprando cachos de 200 metros cuadrados a precio de capricho (cuando se los venden)? Mientras no tengamos en toda la comarca berciana explotaciones viables, modernizadas, competitivas, con regadíos y cultivos que incorporen las tecnologías del siglo XXI, todo lo demás es tirar dinero al río.

Por ello, siendo constructivo, le propongo su primera medida para 2018: la declaración de utilidad pública y urgente ejecución (de acuerdo con el art. 46 de la Ley agraria) de la concentración parcelaria en los 37 municipios del Bierzo, financiando los costes íntegramente con cargo al presupuesto de Bierzo Hub.

Tenga la certeza de que esto sí es poner los cimientos del futuro; le costará muchos votos porque en este país de minifundio mental la concentración parcelaria es impopular y nadie, ni presidentes ni alcaldes, quiere poner el cascabel al gato.

Usted tiene en su mano pasar a la historia como un repartidor de folletos en FITUR o como el presidente con visión de futuro que tuvo el valor de acabar con el minifundismo en El Bierzo. ¡Arriba las ramas!
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle