Publicidad
Adiós a la 'Princesa de Trobajo del Camino'

Adiós a la 'Princesa de Trobajo del Camino'

ACTUALIDAD IR

Lucía, en el Reino de León, en una de las numerosas muestras de apoyo que le brindó la sociedad leonesa. | DANIEL MARTIN Ampliar imagen Lucía, en el Reino de León, en una de las numerosas muestras de apoyo que le brindó la sociedad leonesa. | DANIEL MARTIN
J. C / C.C. | 07/08/2017 A A
Imprimir
Adiós a la 'Princesa de Trobajo del Camino'
Sociedad Fallece la pequeña Lucía, la niña leonesa que peleaba desde hace un año contra el cáncer infantil conocido como DIPG
Luchó y luchó, con todas sus fuerzas, con las de una familia que nunca se rindió y con el apoyo de una sociedad leonesa que se volcó en ayudarla. Pero finalmente, la enfermedad ganó la batalla. Y es que este domingo fallecía la niña Lucía Chamorro, la "Princesa de Trobajo del Camino", según la denominaba su propia familia. 

Lo hizo tras unas últimas semanas en las que su estado ya había empeorado notablemente y la familia reconocía a través de las redes sociales que el desenlace era inevitable. Lucía tuvo que ser ingresada de nuevo en el Hospital Sant Joan de Deu de Barcelona los últimos días de julio y, pese a que su familia celebraba en redes sociales cada día en el que la pequeña seguía con su lucha, esperaban el fatal desenlace que ha llegado a última hora de este domingo, después de que su estado empeorara más aún en las últimas 24 horas.

No obstante, Lucía había acudido a Barcelona para recibir un tratamiento experimental, que hizo crecer la esperanza. Para que fuera posible la familia recaudó dinero, existiendo desde marchas, a donaciones o contribuciones, siendo protagonista en varias ocasiones por ejemplo de partidos de la Cultural, a cuyos partidos acudía habitualmente. 

La enfermedad 


Todo empezó en la primera quincena de julio de 2016. Entonces se fue de vacaciones a la playa, junto a su familia, y disfrutó del descanso, todo dentro de lo habitual. Pero a su regreso a casa, en Trobajo del Camino, todo se torció. Un día subió del parque diciendo que los niños le decían «eres bizca», recordaba su padre, Luis Ángel Chamorro, que, efectivamente, notó el estrabismo.

Ese fue el primer síntoma. Fue al pediatra, pero le comentaron que era algo común para su edad y que «con un parche se corregía». Pero Lucía fue cambiando, «fuimos notando otro tipo de síntomas, torpeza al hablar, se tropezaba mucho, se caía...», comentaba el padre, que reconoce que en un primer momento en casa lo achacaron a la vista pero luego vieron que no podía ser de eso.

Después de pasar varias veces por Urgencias, una resonancia detectó que Lucía tenía un tumor cerebral, «sin muchas explicaciones al principio», explica. Aunque su situación se agravó, «empeoró muchísimo», lamenta Luis, y entró en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), donde les explicaron más: la pequeña sufría un tumor de tronco difuso y «por desgracia no había cirugía posible para aplicar».

Tras someterse un mes a radioterapia en el Hospital Niño Jesús de Madrid, el tumor de Lucía se vio reducido y sólo quedó «un 30 o 40%», momento en el que empezaron el tratamiento pionero con células dendríticas en el cual seguía inmerso hasta ahora.

Homenaje


El velatorio por la pequeña Lucía tendrá lugar a partir de este miércoles a las 09:00 horas en el Tanatorio de los Jardines, un lugar en el que a buen seguro su familia y amigos estarán arropados por toda la sociedad leonesa. Las exequias y misa de funeral se celebrarán en la Iglesia Parroquial de Trobajo del Camino y seguidamente su cuerpo será incinerado en la intimidad familiar.
Volver arriba
Newsletter