Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Adiós a Juan Morano, el alcalde del 'León solo'

Adiós a Juan Morano, el alcalde del 'León solo'

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
I. Herrera | 05/05/2018 A A
Imprimir
Adiós a Juan Morano, el alcalde del 'León solo'
Sociedad Madrileño de nacimiento, Morano echó raíces en la capital leonesa, de la que fue alcalde durante más de 15 años
En la madrugada de este sábado fallecía en el Hospital de León el exalcalde de la capital Juan Morano Masa con 77 años de edad. Madrileño de nacimiento, Morano echó raíces en la capital leonesa, de la que fue alcalde durante más de 15 años.

Como político nunca se doblegó ante unas siglas y como alcalde será siempre recordado por la manifestación que él mismo convocó bajo el lema ‘León solo’. No era leonesista político, era leonesista social, y murió sólo un día después de que se cumplieran 34 años de aquella manifestación, la más multitudinaria que se recuerda en esta ciudad en defensa de la autonomía del territorio. Aquel 4 de mayo de 1984, 35.000 personas según los periódicos, 90.000 según las cifras que ofrecía la Policía Local, salieron a la calle para reclamar la autonomía leonesa.

Fue también el mandato de la huelga de hambre. En 1986 el regidor de AP y los 23 trabajadores del matadero municipal se encerraron en la casa consistorial durante 11 días –tuvieron que abandonar por prescripción médica– para protestar por la decisión de la Junta de Castilla y León de cerrar el matadero. La noticia saltó a los informativos nacionales.

Su despedida dejaba patente su sentimiento por León: «Hoy día 4 de mayo un día reluciente, rodeado de mis seres queridos y contemplando la Pulcra Leonina, lleno de paz y de amor, dejo este León que tanto amé y, con él, a toda la gente que tanto quise y con la que tantas cosas compartí. Hasta siempre. Os quiere vuestro amigo Juan». Un mensaje que, por un error surgido en el seno familiar, se reenvió a última hora de la mañana del viernes y que precipitó a la opinión pública un desenlace que ya era inevitable haciendo a los leoneses llorar con antelación la pérdida de su exalcalde.

Un alcalde singular

Tuvo que ser un cáncer que padecía desde hacía meses el que doblegara a un Juan Morano que siempre hizo gala de no sentirse atado a un partido. Empezó su andadura política bajo las siglas de UCD como candidato al Ayuntamiento de León. Aquel mandato gobernó en minoría y con un equipo de Gobierno peculiar, al menos visto desde la distancia, pues regía entonces la Ley 39/1978 de 17 de julio de Elecciones Locales –que sería modificada por la Ley Orgánica 6/1983– que establecía que el equipo de Gobierno, denominado entonces comisión permanente o comisión de Gobierno, «se compondrá del alcalde, más un número de concejales equivalente al tercio del número legal de concejales. [...] El alcalde ostentará la presidencia de la comisión permanente. Los puestos restantes se atribuirán a cada lista proporcionalmente al número de concejales que haya obtenido [...].». Prácticamente impensable a día de hoy.

En un reportaje elaborado por este periódico, Morano recordaba cómo en aquella época las principales apuestas de su partido fueron las creación de zonas verdes en León y la limpieza de la ciudad. «Se hicieron muchas cosas, se puso en marcha el mercado de ganados; se hizo el Parque de los Reyes (que hasta entonces era un mercado); el Jardín de San Francisco; el Parque de Quevedo; se limpió el río, que hasta se celebraron allí campeonatos de España de regata; se urbanizaron polígonos como Las Eras, la Chantría...; se modernizó la Policía Local... Fue un cambio muy grande para la ciudad», aquella era otra forma de hacer política, sostenía, «y eso que goberné siempre en minoría, siempre con pactos, y me fue muy bien, nunca eché en falta la mayoría, en mi opinión las mayorías no son nada buenas», decía hace sólo unos años.

Quizá de aquellos años le venía el sobrenombre de ‘alcalde de las flores’, del que él mismo presumía, y quizá también ese empeño por los jardines le fuera compensado con un parque que lleva su nombre.

Tras la disolución de UCD, en la campaña electoral de 1983 lideró una candidatura independiente, aunque finalmente fue investido alcalde de nuevo con el apoyo de Alianza Popular, partido al que acabó afiliándose hasta que en 1986 se dio de baja al no aprobar el nombramiento de Mario Amilivia como presidente provincial.

En 1987 le sacaron de la Alcaldía leonesa con el Pacto Cívico. Morano ganó los comicios, pero AP, PSOE y CDS se aliaron para desbancarle. Fue alcalde en octubre de 1989, tras José Luis Díaz Villarig y Luis Diego Polo (fallecido también hace solo unos meses), fecha en la que también inició su andadura en el Partido Popular.

Morano volvió a ser alcalde y, en el año 1991 optó a la reelección como candidato de los populares y tampoco obtuvo la mayoría absoluta. Le faltaron cien votos y tuvo que pactar con la UPL. Fue su último mandato como alcalde, pero no el final de su carrera política.

Política en Madrid

De 2004 a 2011 fue diputado en el Congreso por el PP leonés, y de 2011 a 2015 senador, pero aunque en la Cámara Alta entró representando a los populares, terminó la legislatura en el Grupo Mixto tras darse de baja del partido. En 2012, en pleno conflicto minero y con el PP al frente del Ejecutivo nacional, el exalcalde leonés se saltó la disciplina de partido y votó a favor de las enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado presentadas por la oposición en defensa del carbón. Le pidieron que abandonara su escaño y lo que dejó fue el partido. 
Volver arriba
Newsletter