Un complejo domótico para Autismo León

La asociación ultima el estreno de su tercera ‘casa’, con centro de día y vivienda en La Lastra, un centro informatizado donde completar el ciclo de vida de los afectados por TEA en León

Susana Martín
31/03/2017
 Actualizado a 19/09/2019
210639402
Ya cuentan con un colegio –en Puente Castro–, con un instituto –en San Cayetano– y, muy pronto, Autismo León abrirá las puertas de su ‘tercera casa’, un complejo asistencial que busca seguir completando todo el ‘ciclo vital’ de los afectados por el Trastorno del Espectro Autista (TEA) gracias al empeño de una asociación con un colectivo que hasta hace apenas trece años se encontraba completamente desprotegidos en la provincia leonesa.

El nuevo complejo domótico de Autismo León abrirá antes del verano en el polígono de La Lastra gracias a la cesión del Ayuntamiento de un solar y a la donación de 1,5 millones de euros por parte de una familia, los Del Valle.

Cuenta con un centro de día que dará servicio a una treintena de personas y una vivienda que servirá como ‘unidad de respiro’ para un puñado de familias que durante unos días quieran dejar a sus hijos con autismo en el complejo vienen a completar las infraestructuras de que dispone la Asociación Autismo León.

Una parcela de 5.000 m2 cedida por el Ayuntamiento de León acoge los dos inmuebles del complejo «Aspiramos a que se abra en muy poquito», reconoce el vicepresidente de Autismo León, Miguel Ángel Casas, que es también presidente de Autismo España. «En la parcela hay una vivienda para seis personas con autismo, en principio para estancias cortas», explica, «y el centro de día, un centro de recursos y un centro de referencia a nivel provincial para todas las personas que tengan autismo, asociadas o no».

Casas cuenta que la manera de abordar una enfermedad tan desconocida ha variado mucho en pocos años. «Estamos importando en España técnicas pioneras que antes sólo se usaban en Estados Unidos y que aún son embrionarias», dice, y detalla que España pilota un proyecto que se está llevando a cabo en Autismo Burgos –proyecto Bebé–, en el que en edades muy tempranas, incluso inferiores al año, se van a identificar indicios de un posible autismo, que se confirmarán o no con un diagnóstico posterior. «Esto es vital, porque el autismo hoy por hoy no tiene cura. La terapia y la intervención terapéutica muy precoz es lo mejor que podemos hacer con estos chicos».

Sobre las nuevas instalaciones, en las que ya sólo quedan los últimos remates, cuenta José Ángel Crego, presidente de Autismo León, que el gran objetivo era que la sensación de amplitud de cada espacio «fuera enorme». Los pasillos –y todas las estancias– están identificados por colores, para que los chicos puedan ubicarse perfectamente, según  donde estén (la mayoría de ellos se orientan por pictogramas y colores).

El papel crucial de la tecnología


En todas las estancias se puede hacer un seguimiento exhaustivo de los chavales, incluso mientras duermenLa tecnología juega un papel importante en todo este complejo, «con internet a la orden del día en cuanto a seguridad». En todas las habitaciones y estancias se puede hacer un seguimiento de los chavales, incluso mientras duermen. «Si tienen el sueño alterado, o un espasmo, o si es necesario intervenir por cualquier indicio, saltan las alarmas inmediatamente», asegura Crego.

La idea es que en la parte de los talleres se ‘trabaje’ de lunes a viernes y, en el caso de la vivienda –siempre tutelada– que las familias puedan encontrar en el centro un lugar de ‘respiro’, «un pequeño desahogo», y que el usuario esté en perfectas condiciones y en las instalaciones adecuadas. Para ello, hay prácticamente de todo: piscina, salas de estar, salas de talleres, comedores... y sobre todo, amplitud y mucha luz.


Día Mundial del Autismo


En la semana en que se celebran los actos conmemorativos del Día Mundial del Autismo (con distintas actividades en la provincia), desde Autismo León confirman que su ‘lucha’ está mereciendo la pena. Trece años de trabajo y entrega han dado lugar a una asociación que paso a paso va logrando ofrecer a los afectados del TEA todos los pasos del ciclo educativo: colegio, instituto, muy pronto vivienda para los más mayores...

¿Qué piden ahora? Una mayor atención a las administraciones públicas. «Que nos escuchen, que entiendan que el autismo es específico y diferente respecto a otras discapacidades», explica Casas, que recuerda que el autismo «es para toda la vida, y estas personas tienen una esperanza de vida exactamente igual a la de cualquier otra persona».
Archivado en
Lo más leído