Apuntillan un toro de una ganadera de San Emiliano en el Puerto de Pinos

Una ganadera de San Emiliano presenta denuncia ante la Guardia Civil por la muerte de un toro de su propiedad, tras recibir dos puntillazos, y por el empleo de petardos para espantar su ganado

L.N.C.
17/07/2023
 Actualizado a 17/07/2023
845855789
La Federación Leonesa de Entidades Locales Menores, que apoya a las juntas vecinales de Babia en la defensa de sus intereses en el Puerto de Pinos frente al ayuntamiento de Mieres, quiere informar de unos hechos sumamente graves que afectan precisamente a los derechos que tienen los ganaderos de los pueblos de San Emiliano, Villargusán, Candemuela y Pinos de poder pastar en dicho Puerto.

El primero de los hechos denunciados es que un toro de la raza Asturiana de Montaña, propiedad de una ganadera del pueblo de San Emiliano, que tiene derecho a pastar en el Puerto de Pinos, en concreto, en la Vega de Gorgaveros, apareció con dos heridas de puntilla de tres o cuatro cm de profundidad en la nuca, que le causaron finalmente la muerte. En un primer momento, en una visita rutinaria para ver cómo estaba el ganado se comprobó que el toro tenía un comportamiento claramente anómalo, con una postura de cuello rara y con unos movimientos que indicaban algún problema grave de salud. No obstante, no dejó acercarse a un veterinario para poder revisar su estado. Al día siguiente, estando ya tumbado y sin poder moverse se comprobó la existencia de dos heridas en la nuca, producidas con mucha probabilidad por dos puntillazos. Finalmente, el toro murió ya que resultaba imposible curarle de esas heridas.

El segundo de los hechos, presenciado por un hijo de la ganadera propietaria del toro, es que en la zona en la que estaban pastando las vacas de su propiedad, se encontró un grupo de cinco o seis personas (reconociendo solo a dos, que son del valle de Turón), y cuando se retiraba, una vez vistos los animales, se escuchan una serie de explosiones o detonaciones de grandes petardos o cohetes en la zona en la que las vacas estaban pastando, provocando que los animales se espantasen.

La ganadera de San Emiliano ha presentado denuncia ante la Guardia Civil por ambos hechos dado que los mismos pueden ser tipificados tanto como delito, como infracciones administrativas. Apuntillar a un toro es claramente un delito contra el bienestar animal, además del daño que supone para el propietario del mismo. El empleo de petardos o cohetes en un espacio natural en una situación de sequía como existe en la actualidad, supone claramente una infracción administrativa.


La Federación Leonesa de entidades locales menores quiere denunciar la gravedad de estos hechos, pues supone una grave escalada en el conflicto competencial que existe entre el Ayuntamiento de Mieres y las administraciones de Castilla y León, dado que el Ayuntamiento asturiano está ejerciendo y desarrollando políticas de fomento de la ganadería dentro de Castilla y León, imponiendo una gestión de este espacio claramente contraria no solo a los intereses de las cuatro entidades locales de Castilla y León, si no frontalmente contrarias a la normativa que rige el funcionamiento de las administraciones públicas y el ejercicio de las competencias de los municipios, dentro de su término municipal.
En este sentido, debe recordarse que el ayuntamiento de Mieres solo permite que se suba al puerto de Pinos ganado de la raza Asturiana de los Valles, lo que presuntamente puede estar en el origen de la apuntillamiento de un toro de una raza distinta, como es la raza Asturiana de Montaña. Por otro lado, el hecho de que haya personas que intenten molestar el ganado de los pueblos de León, solo puede ser entendido como una nueva agresión a los derechos históricos de los ganaderos de Babia reconocidos en los títulos de propiedad del Puerto de Pinos.

La Federación leonesa pide una vez más a las administraciones de León y de Castilla y León que cumplan con su promesa de iniciar el procedimiento expropiatorio de la propiedad del ayuntamiento de Mieres, ya que es la única solución a los conflictos que todos los años se repiten, al ser absolutamente incompatible la gestión que hace el Ayuntamiento de Mieres de su propiedad en Babia con los derechos históricos de los cuatro pueblos de Babia. Se ha solicitado por escrito en más de una ocasión la adopción de medidas que permitan dicha expropiación de la titularidad como que se prohíba que Mieres iba arrendando montes dentro de Castilla y León, sin resultado hasta la fecha, a pesar de que ambas actuaciones del ayuntamiento asturiano son contrarias al ordenamiento jurídico actual.

La Federación leonesa apoyará a las Juntas Vecinales y a la ganadera en la defensa de sus derechos.
Archivado en
Lo más leído