Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Abanca Ademar 27 - Logroño 27: 'Un punto regalado in extremis, un empate con sabor a derrota'

Abanca Ademar 27 - Logroño 27: 'Un punto regalado in extremis, un empate con sabor a derrota'

DEPORTES IR

Ampliar imagen
J. A. | 09/09/2018 A A
Imprimir
Abanca Ademar 27 - Logroño 27: 'Un punto regalado in extremis, un empate con sabor a derrota'
Balonmano / Liga Asobal Un gol sobre la bocina permite a Logroño igualar un partido que el Abanca Ademar ganaba de dos a falta de solo 45 segundos
Todo apunta a que esta temporada la igualdad entre los equipos que aspiran a pelear el subcampeonato liguero con la ‘Champions’ en el horizonte y lejos del torbellino que apunta a ser el F.C. Barcelona va a ser total. Una segunda plaza que atisba a decidirse por pequeños detalles de los que espera no haberse dejado ya uno por el camino el Abanca Ademar en el duelo directo que abrió la temporada para los leoneses ante Logroño.

Porque el empate a 27 con el que finalizó el partido no deja a los dos equipos satisfechos con el resultado, que por otra parte quizás fue el más justo en el análisis completo de un partido disputadísimo. Deja a un vencedor y un equipo con sensación de vencido, el Abanca Ademar. Y es que se le escapó de las manos la victoria al equipo leonés en un intenso final que erigió como nuevo héroe riojano al extremo serbio Vanja Ilic. Él fue el responsable de anotar sobre la bocina y no sin polémica al pedir el equipo leonés que su lanzamiento se había producido fuera de tiempo, si bien las cámaras de televisión dejaron claro que el gol del empate fue totalmente legal. Fue el acto final de una tragedia, porque el Abanca Ademar gozaba a falta de 44 segundos para el final de dos goles de ventaja en el marcador. Juan del Arco hacía el 27-26 inmediatamente después y dejaba al equipo leonés pendiente únicamente de un disparo en el pie para ceder el triunfo. Sin embargo, el tiempo muerto que Rafa Guijosa solicitó no sirvió para que los colegiados pitaran pasivo a falta de 5 segundos para el final, suficiente para consumar el drama.

Entró mejor al campo el Ademar, pero poco a poco Logroño igualó un partido que fue de poder a poderUn empate que sabe a poco, que nadie hubiera firmado muchos minutos, pero que en muchos otros los mismos hubieran puesto bolígrafo sobre papel para cerrarlo. Porque entró a cancha mucho mejor el Abanca Ademar, que firmó en los primeros minutos la que a la postre sería su mayor ventaja del partido (5-2) con un sensacional Jaime Fernández, un buen inicio de la defensa y de Biosca y un Juanjo Fernández que se destapó en ataque.

Le costó mucho más entrar en el partido a Logroño, sin respuesta de Sergey Hernández en portería, impreciso en ataque y permitiendo que, aunque incómodo, el Abanca Ademar encontrara soluciones en el ataque posicional. Sin embargo, al cuarto de hora un gol de Garciandía devolvía la igualdad al electrónico (6-6) para comenzar un intercambio de goles que se sucedería hasta el descanso al que los dos equipos llegarían igualados (13-13) tras una batalla sin cuartel. Fue ahí donde se comenzó a ver que jugadores como Acacio o Vieyra no tendrían su día o lo duro que va a ser afrontar la temporada con solo dos pivotes. Se puso Logroño por delante por primera vez superados los 20 minutos de juego y amenazó con descoser la zaga ademarista (10-12), pero el tiempo muerto de Guijosa devolvió las cosas a su sitio para llegar al entretiempo con la citada igualdad.

Apretó La Rioja en el inicio de la segunda mitad, pero supo el Abanca Ademar jugar con la presión de estar por detrás en el marcador incluso dos goles por detrás (15-17). Una guerra sin cuartel en la que las exclusiones se sucedían, pero nadie las podía aprovechar para abrir brecha en el tanteo. Con Javi Muñoz e Ilic destacados, La Rioja apretaba ante el desacierto ademarista y ponía contra las cuerdas al equipo leonés (20-22) con 10 minutos por jugarse.

David Fernández y Mosic lideraron un apretón final que no fue suficiente para dejar la victoria en casaSin embargo, demostró el Abanca Ademar tener argumentos para darle la vuelta al partido con dos secundarios que dieron un paso adelante en una primera línea en la que solo Juanjo respondía. Ivan Mosic y David Fernández junto al manchego le daban la vuelta al marcador aprovechando una exclusión de Sánchez-Migallón, clave en el centro de la defensa riojana y llevaban a los leoneses a tomar la iniciativa en los últimos minutos.

Del intercambio de golpes salió ganador el Abanca Ademar, que pudo incluso sentenciar en una contra que Gurutz Aguinagalde, que resucitó la portería visitante, sacó a un inconmensurable David Fernández. Sin embargo, esa peleada ventaja de 2 goles a falta de 44 segundos no fue suficiente y solo sirvió de antecedente a un trágico final... que no deja de ser el principio.

Porque a pesar del golpe, la liga Asobal solo acaba de comenzar y muchas serán las batallas que todos los equipos deban librar. Una carrera de fondo que lo es más para un Abanca Ademar que ya no puede pensar más en lo ocurrido en el Palacio y es que mañana el equipo leonés pondrá rumbo a Finlandia para comenzar su andadura en la Liga de Campeones.
Volver arriba
Newsletter