Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
"A Mañuecos, Igeas y Tudancas les traería a sacar abono a horca y carretillo a nuestros pueblos"

"A Mañuecos, Igeas y Tudancas les traería a sacar abono a horca y carretillo a nuestros pueblos"

FALDóN NOTICIA APERTURA IR

Ricardo Pellitero es alcalde del municipio de Villabraz que incluye el pueblo de Fáfilas, al fondo de la imagen. | T.G. Ampliar imagen Ricardo Pellitero es alcalde del municipio de Villabraz que incluye el pueblo de Fáfilas, al fondo de la imagen. | T.G.
T.G. | 20/10/2019 A A
Imprimir
"A Mañuecos, Igeas y Tudancas les traería a sacar abono a horca y carretillo a nuestros pueblos"
Villabraz Entrevista a Ricardo Pellitero, alcalde del municipio de Villabraz
Mientras Ricardo Pellitero recorre Fáfilas, su pueblo, va explicando sus proyectos y dejando ver las ideas que bullen en su cabeza para mejorar la vida de los poco más de diez vecinos que quedan en él. Lleva 20 años como alcalde del municipio de Villabraz y asegura que esta es la última legislatura porque «hay gente preparada para seguir con esto y hay que dejar paso». ‘Esto’ para Ricardo es mucho, es su municipio, son sus vecinos, es la lucha por poner un altavoz a quienes viven en zonas despobladas como el sur de León. En las elecciones de mayo consiguió como independiente todos los concejales de su Ayuntamiento. «Poder seguir trabajando para mi gente es la mejor recompensa», asegura.

– Hace ya dos décadas, cuando tan solo tenía 24 años, se presentó como alcalde de Villabraz. ¿Qué le motivó a ello?
– Lo hice porque veía que mi pueblo no tenía ni calles asfaltadas, ni aceras y la iglesia estaba caída... Era prácticamente una ruina. Tenía que intentar hacer algo ya no solo por mi pueblo, sino por todo el municipio.

– Siempre se presentó bajo las siglas del Partido Popular pero en las últimas elecciones municipales decidió hacerlo como independiente. ¿A qué se debió ese cambio?
– Después de mucho tiempo te das cuenta de que la política en los pequeños pueblos no tiene nada que ver con la de las ciudades o lo que vienen a hacer aquí los políticos cada cuatro años. Tengo buenos amigos en todos los partidos y el problema que tenemos los que estamos abajo es que te prometen mucho, no cumplen y tú tienes después que dar la cara ante tus vecinos. Vienen prometiendo el oro y el moro y después... nada. En el partido te marcan directrices que tienes que cumplir incluso sin estar de acuerdo con lo que te hacen votar. He sido representante de Mansurle en Gersul... ¿Cómo voy a votar yo una subida de la tasa de basuras para que paguen mis vecinos un problema que sabemos quiénes lo han originado? ¿Los errores de los políticos que los tenemos que pagar los de los pueblos? Después de 20 años que te marquen directrices... no. Tenía claro que me presentaba y podía ganar o perder pero me quedo con el resultado que obtuve este año como independiente.

– Mucho se habla de la falta de servicios en los pueblos en estas últimas semanas, sobre todo del tema de la sanidad. En Villabraz saben lo que es no tener escuela, ni médico, ni internet, ni buenas carreteras. Si tuviese delante a Mañueco o a Igea, ¿qué les diría al respecto?
– Les diría que viniesen un año a vivir a los pueblos, a oler a diario una cuadra de ovejas, a arar en un tractor de esos sin capota en los que no te quitaba el frío ningún tabardo... Porque quienes han hecho todo eso son los que han levantado este país y de estos pequeños pueblos se salió de la miseria tras una triste Guerra Civil que nunca debió ocurrir. Que vengan y sepan lo que es no tener internet para esos supermóviles que tienen y que les pagamos entre todos a buen seguro. Que vengan y vivan y sepan lo que es la soledad, lo que es ir a por pan a cinco kilómetros porque el de la tienda tuvo que cerrar porque no le daba para comer. Que sepan lo que es tener que llevar a tu padre al médico y recorrer para ello 30 kilómetros para volver a casa con los medicamentos porque aquí no hay farmacia. A los Mañuecos, Igeas y Tudancas les traería a sacar abono a horca y carretillo a nuestros pueblos.

– Pero también se ha hecho mucho en los pueblos estos últimos años...
– Han cambiado mucho, sí. Yo hablo de lo mío. Mira, cuando yo venía de Mayorga por la noche y pasaba por Alcuetas, veía su alumbrado. No parecía ni un caserío y hemos conseguido cambiarlo. Aquí no hacemos grandes obras porque al final no las podemos ni mantener pero qué menos que tener cubiertos con dignidad los servicios básicos... Hemos luchado para conseguir fondos para arreglar carreteras y lo seguimos haciendo ya que tenemos pendiente una inversión de 1,2 millones por un lado y 460.000 euros por otro. Y también seguiremos trabajando para que Huevos Guillén siga aumentando aquí sus instalaciones aunque algunos piensen que los que estamos en el pueblo no hemos tenido nada que ver con ello. Ahí tenemos a seis personas del municipio empleadas y ojalá podamos tener más. Tenemos gente como la de Alcuetas y Villabraz que son un orgullo para el pueblo porque son capaces de generar interesantísimas actividades a través de su unión en asociaciones y eso también son cosas buenas que pasan en nuestros pueblos. Ellos sí que son un ejemplo a seguir.

– En el sur de León se conoce el municipio en parte por las grandes fiestas de Fáfilas. ¿Cómo lo consigue eso un pueblo de una decena de habitantes?
– Trabajando mucho. Cuando yo tenía cinco años nunca conocí unas fiestas en Fáfilas, de lo último que me acuerdo de ver allí fueron Los Patatos de Valderas. Entonces ahora es una apuesta que hacemos un grupo de personas. Hemos tenido años que salvamos los gastos y otros que hemos tenido que poner de nuestro bolsillo. El Ayuntamiento da lo mismo a los tres pueblos del municipio para las fiestas, otro poco pone la Junta Vecinal y el resto nos buscamos la vida. Además contamos con la suerte de tener entre nuestros amigos a grupos como Radar y Top Líder que siempre facilitan mucho las cosas.

– ¿Y ahora qué tiene entre manos para llevar a cabo en el municipio?
– Ejecutar las carreteras pendientes que comenté anteriormente, la de la conservación del castillo de Alcuetas que estamos llevando a cabo ahora y ver si se puede seguir consolidando la estructura con una techumbre, terminar con el cambio a led del alumbrado en Fáfilas y renovar la red de abastecimiento. Vamos a luchar por un internet en condiciones y en la medida de lo posible, lucharé para que nuestros pueblos no desaparezcan.
Volver arriba

Te recomendamos

Newsletter