Publicidad
A Chonita le llega este domingo el mensaje en la botella que lleva tres años esperando

A Chonita le llega este domingo el mensaje en la botella que lleva tres años esperando

LNC CULTURAS IR

Ampliar imagen
Fulgencio Fernández | 20/03/2022 A A
Imprimir
A Chonita le llega este domingo el mensaje en la botella que lleva tres años esperando
La historia de la semana Con 94 años Chonita introdujo en una botella un poema para que fuera leído justo un año después, el Día Mundial de la Poesía, y expresó un deseo: "Quiero vivir un año más para escucharlo". La pandemia convirtió aquel año en tres y Chonita esperó, este domingo, con 97 años, le llega el mensaje en la botella
Asunción Carro, todos le llaman Chonita, fue una de aquellas maestras de los años heroicos de la profesión, entregada a sus niñas en diversas escuelas, a la que gustaba escribir poesía e infundir amor por ella a los alumnos.

En 2019, cuando Chonita era una anciana de 94 años que vivía en una residencia de la capital, escuchó hablar a una visita del Día Mundial de la Poesía y ella susurró: «Yo escribía poesía, todavía la escribo».

Aquella visita era uno de los miembros del Ágora que cada último viernes de mes se reúnen en la plaza de San Marcos y «captó» a Chonita para la actividad que preparaban, meter un poema en una botella y guardarlo allí hasta el siguiente año y en la misma celebración extraer «el mensaje de la botella» y leerlo. A Chonita le pareció bien la idea porque, argumentó, «tengo ganas de vivir un años más para escuchar mi poema».

Era marzo de 2019 y pocos días después explotó la pandemia, el confinamiento, la incertidumbre, las medidas de precaución y más en una residencia de ancianos. Lo que provocó que aquel año de Chonita se convirtieran en tres, pero Asunción Carro esperó por su poema y esta tarde, ya con 97 años Chonita, le llega. Es fácil de distinguir en la botella de poemas, es el del lazo rojo, el más especial.

Si ella, por su edad o las precauciones que aún existen no lo pudiera recibir, en la misma residencia, irá a parar a manos de sus hijos que se lo harán saber y escuchar.

Por la mañana (a las 12, en la plaza de San Marcos) los del Ágora celebran otro acto cargado de poesía y memoria, se leerán los poemas de los que ya no están, los que se han ido. Lo harán sus familiares, los de los añorados Fernando Calvo, El Caminante, Doralina, Toño Morala, Eduardo Boado...
Volver arriba
Newsletter