Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
800 valientes se dejan ver entre la niebla

800 valientes se dejan ver entre la niebla

DEPORTES IR

Pablo Villa, en un instante del recorrido. | L.N.C. Ampliar imagen Pablo Villa, en un instante del recorrido. | L.N.C.
Jesús Coca Aguilera | 12/01/2020 A A
Imprimir
800 valientes se dejan ver entre la niebla
Atletismo |GALERÍA DE FOTOS| Cinco años después, el leonés Pablo Villa vuelve a proclamarse campeón de una Transcandamia marcada por la bruma y el hielo / Oihana Kortazar cumple los pronósticos entre las féminas
Hay muchas carreras de montaña en la provincia, pero desde hace varios años en el trono como gran ‘reina’ está sin duda la Transcandamia.
Por celebrarse en la capital leonesa, lo que facilita que muchos la usen para estrenarse en pruebas de este tipo. Por el prestigio de sus ganadores, con varios de los mejores en este tipo de disciplina habiendo inscrito en ella su palmarés. Por su dureza, ya que está llena de constantes subidas y bajadas culminadas al final por la temida ‘Anibalada’, que es como se conoce a la terrible última pendiente. Pero también porque, al celebrarse en el primer domingo tras pasar la Navidad, la climatología acostumbra a dotar de una dosis extra de épica a la carrera que acoge Valdefresno.

Una circunstancia que volvió a darse ayer, donde por si eran pocos los dos kilómetros extra (de gran desnivel) que la organización había colocado este año en la prueba larga, esta estuvo marcada por el hielo provocado por las temperaturas bajo cero de la noche y que convirtió en peligrosos algunos tramos, y sobre todo por la niebla que dificultó la visibilidad durante el recorrido.

Sin embargo, entre esa carrera clásica de 23 kilómetros que reunió a 400 personas; una más corta, de 12, que se estrenaba en esta novena edición y que atrajo a 300; y una de marcha nórdica que reunió a 1.000, fueron 800 los valientes que se dejaron ver entre la niebla, convirtiéndose en ganadores todos los que lograron llegar a meta.

La prueba ‘reina’, que sumó 2 kilómetros para llegar a los 23, reunió a 400 corredores; la 12K se estrenó con 300 y la marcha nórdica tuvo 100 Eso sí, quienes se subieron a lo más alto del pódium en el 23K fueron dos de los dominadores de las pruebas de montaña del panorama mundial. Porque en chicos reinó un leonés, Pablo Villa, que cinco años después de su último triunfo sumó su tercer entorchado en la Transcandamia tras firmar un tiempo de 1:56:52.

Entre bañezanos andó el juego, puesto que segundo fue Guzmán González, ganador el año pasado y que entró a sólo 44 segundos; completando el pódium el zamorano Santiago Mezquita.ç

¿En las féminas? Se cumplieron los pronósticos y arrasó una referencia internacional como Oihana Kortázar, que paró el cronómetro en 2:10:00 para terminar en el ‘top 10’ de todos los participantes y sacarle más un cuarto de hora a la segunda clasificada, la leonesa Henar Pérez. Estelita Santín terminó en tercera posición.

Por lo que respecta al 12K, los primeros en inscribir su palmarés en él fueron el leonés Alberto González, con un tiempo de 1:06:09; y la zamorana Celia Lorenzo, que hizo 1:18:58.

El pódium lo completaron Iván Román y Alberto Solís en la prueba masculina, y Victoria Santamaría y Berenite Domínguez en la femenina.
Volver arriba  Volver arriba
Newsletter