Publicidad
10 claves de la metamorfosis del Ademar

10 claves de la metamorfosis del Ademar

DEPORTES IR

La plantilla del Ademar, en un tiempo muerto. | FRÉDERIC SPEZIALE Ampliar imagen La plantilla del Ademar, en un tiempo muerto. | FRÉDERIC SPEZIALE
Jesús Coca Aguilera | 26/11/2020 A A
Imprimir
10 claves de la metamorfosis del Ademar
Balonmano Los 5 goles de media en los 6 últimos partidos de Lucin, Donlin pasando de no jugar a liderar la mejor versión del 6-0 o la irrupción de Khalifa, entre los secretos de la explosión leonesa
En menos de dos semanas, el panorama en el Abanca Ademar ha cambiado por completo. De tocar fondo el viernes día 13 frente a La Rioja, lo que suponía la tercera derrota en sus últimos cinco partidos como local, siendo aún peores las sensaciones que los resultados; a encontrar su mejor versión de toda la temporada en las cuatro últimas citas, con dos palizas frente al Skopje y el Nava, un inesperado triunfo de prestigio ante el Bidasoa y el empate en Toulouse. Una metamorfosis total e inimaginable en tan corto periodo de tiempo, aunque con algunas claves que pueden explicarla. Analizamos diez de ellas.

  1. El salto adelante de Lucin. El croata fue una de las sensaciones de la liga el año pasado, pero había empezado esta campaña muy lejos de su mejor nivel. Sin embargo, poco a poco ha ido creciendo y de su mano lo ha hecho el equipo. 29 goles lleva en los últimos seis partidos, prácticamente cinco de media por encuentro y pasando de cuatro en todos ellos, cuando en los siete primeros choques de liga sólo había sumado en total 15, apenas dos de promedio.

  2. La explosión de Donlin. Si se habla de sorpresas y explosiones, la del norteamericano iría en cabeza de cualquier otra. Durante temporada y media, su papel fue siempre secundario, con pocos minutos, la mayoría en choques ya decididos y sin ganarse en ellos más protagonismo. Pero de repente, ante los problemas en el centro de la defensa, Cadenas ha apostado por él... y el capitán de las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos ha respondido con el mejor nivel de su carrera. En los tres últimos partidos ha sido titular, defendiendo casi todo el partido y siendo el líder de una defensa que ha rendido mejor que nunca hasta ahora, encajando 25 tantos de media.

  3. La irrupción de Khalifa. A priori, era el mejor fichaje del Ademar. De esta temporada y de las últimas, pues se trata de un portero que hace sólo dos años ganó la ‘Champions’ siendo importante en la ‘final four’. Sin embargo, le costó arrancar, en parte por perderse toda la pretemporada al llegar tarde por problemas burocráticos, y en parte porque el nivel de Slavic le impedía entrar con continuidad. Sin embargo, ya ha aparecido. Amargó al Metalurg y sostuvo durante muchos minutos al equipo frente al Toulouse (aunque los porcentajes oficiales de paradas de la EHF, que en poco se asemejan a la realidad, le den bajos porcentajes) y bajó la trapa con una de las mejores actuaciones que se recuerda en la Asobal frente al Nava. Es la confirmación de que el Ademar tiene una de las mejores porterías de toda Europa.

  4. Gonzalo siempre brilla. No era fácil su papeleta este año, pero ha conseguido que no se eche en falta a Mario López dando un nuevo salto de calidad en su rendimiento. Es el jugador más regular del Ademar en lo que va de temporada y ha conseguido que ya se dé por habitual su gran papel y ni siquiera se destaque. Puede tener unos minutos o una parte mala, pero en el cómputo global siempre acaba jugando bien. Máximo goleador en liga, con 57 goles por 41 del siguiente, y segundo en ‘Champions’, le ha venido bien en los últimos partidos tener unos pocos minutos de respiro durante el partido para no llegar fundido al final de los mismos.

  5. La defensa en el segundo. Puedes tener problemas en el centro, pero también se pueden marcar diferencias desde el ‘dos’, donde se han ubicado algunos de los grandes defensores de la historia del balonmano y desde donde está marcando diferencias el Ademar. Especialmente lo hace con Pedro Martínez, pero también Semedo rinde a mucho mejor nivel que en el centro y Feuchtmann da minutos de gran calidad e intensidad en esa posición.

  6. Marchán, imparable. No es algo nuevo, porque venía rindiendo desde el inicio de liga, pero sí permite que otros destaquen más gracias a lo que fija a las defensas. Parecía estancado tras tener un papel secundario en Benidorm cuando Cadenas le fichó el año pasado, pero ha explotado en León, convirtiéndose en uno de los mejores pivotes ofensivos de todo el balonmano europeo. 11 goles en los dos partidos al Toulouse, 10 pese a perder ante el Anaitasuna, 8 con el Skopje, 5 ante Bidasoa y Nava... Saca petróleo de lo que le llega y libera espacios para otros al obligar a las defensas a cerrarse para frenarle.

  7. Natan coge galones. Tras pasar una obligada cuarentena al contraer el coronavirus, el central ha vuelto a gran nivel a las canchas y ha jugado bien los cinco partidos desde su reaparición. Es cierto que le falta mayor continuidad y regularidad dentro de los partidos, pues alterna momentos brillantes con otros con demasiados errores, pero aporta algo distinto y que pocos tienen. Inventa, desatasca, tiene desparpajo... es de esos jugadores diferentes tan difíciles de encontrar y valiosos cuando los tienes, y además con un margen de progresión enorme.

  8. El físico aguanta... de momento. Cuatro partidos en ocho días ha jugado el Ademar y, en parte por haber podido rotar mucho en dos de ellos, pues ante Nava y Skopje ya tenían el choque sentenciado en el descanso, de momento el físico ha aguantado, pues los atascos ofensivos de las segundas partes ante Bidasoa y Toulouse han sido más cuestión deportiva, de cambios defensivos del rival y ausencia de ideas para afrontarlos, que de falta de gasolina aunque lógicamente esta se hubiera ido agotando, pues en ambos acabaron reaccionando en los minutos finales. Sin embargo, aún queda otro choque el sábado y tres la semana que viene, así que hay que ver si eso empieza a afectar, sobre todo si la rotación sigue acortando. De hecho, en Francia, Kisselev, Gostovic y Piechowski no jugaron ningún minuto, y Antonio apenas apareció unos instantes en pista.

  9. Sobrevivir a los penaltis. Tiene un agujero el Ademar en los lanzamientos de siete metros, pero al menos se está sobreponiendo a él para sacar adelante los partidos. No obstante, es algo a corregir. Ni consigue forzar muchos (promedia dos en los seis últimos partidos y en ninguno pasó de tres) ni tiene efectividad. Con el Toulouse falló los dos que lanzó en Francia y erró uno sobre la bocina para ganar en León, con Anaitasuna fueron ‘agua’ los tres que tiraron, con La Rioja uno de los dos...

  10. Don Manolo Cadenas. Cualquier análisis estaría incompleto sin citar al entrenador de Valdevimbre, capaz de sacar siempre petróleo de lo que tiene, de hacer mejorar a los jugadores y sacar lo mejor de la mayoría de ellos. El inicio dejaba muchas dudas y los fichajes realizados también, pero el técnico leonés siempre encuentra la tecla y ya se está empezando a parecer a lo que esperaba.
Volver arriba
Newsletter