Publicidad
Semana clave en el futuro del Emperador

Semana clave en el futuro del Emperador

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Alfonso Martínez | 04/07/2022 A A
Imprimir
Semana clave en el futuro del Emperador
Patrimonio El alcalde viaja este martes a Madrid para abordar el proyecto de rehabilitación durante una reunión con responsables del Ministerio de Cultura. También pedirá el apoyo de la Junta
Definir una hoja de ruta hacia la reapertura del Teatro Emperador. Es el objetivo marcado para la semana que ahora comienza y que será clave en el futuro de un recinto emblemático que va camino de cumplir 16 años con el telón bajado (su cierre se produjo el 31 de octubre de 2006 con la proyección de la mítica película ‘Cinema Paradiso’).

El alcalde de León, José Antonio Diez, viajará este martes a Madrid para reunirse con responsables del Ministerio de Cultura para avanzar en el proyecto y en el convenio que regularía su desarrollo. Este encuentro se suma al mantenido a mediados de junio con representantes del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, que se implicaría también de esta forma en la rehabilitación del teatro. Además, no se descarta que el director general del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y la Música (Inaem), Joan Francesc Marco, se acerque también estos días a supervisar el estado del inmueble.

Pero Diez también tiene previsto coincidir esta semana con el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, al que quiere solicitar su compromiso de participar de alguna manera en la reapertura del Emperador.

Serán por tanto unos días cruciales para un proyecto que lleva años virando entre el despropósito y el abandono. Cabe recordar en este sentido, que el Ministerio de Cultura adquirió el teatro en agosto de 2008 abonando al Ayuntamiento de León 4,7 millones. La intención era que albergase el nuevo Centro Nacional de las Músicas Históricas, cosa que no ocurrió. En abril de 2014 se anunció una subasta pública para la venta del recinto en la que se fijó un precio de salida de 3,7 millones, pero no se presentó ninguna oferta.

El optimismo de Diez

Diez explica que desde el inicio del mandato se han analizado diferentes opciones a la hora de dar «viabilidad» al teatro y lamenta que la pandemia haya demorado el desarrollo de este tipo de proyectos. Sin embargo, se muestra optimista ante la reunión de este martes y defiende que servirá por fin para fijar un guión para la esperada reapertura del Teatro Emperador.

En el encuentro se abordará la financiación del proyecto y la cesión del edificio al Ayuntamiento. En este sentido, tanto desde el Ministerio de Cultura como desde el Inaem han estado siempre dispuestos a esa cesión, aunque el Ayuntamiento se niega a recibirlo sin la debida adecuación o rehabilitación. En este sentido, la primera opción pasa por tramitar la cesión y que al mismo tiempo el Ministerio de Cultura aporte la financiación para que el Ayuntamiento ejecute las obras las obras. Si no, será el Gobierno quien acometa la adecuación y posteriormente se tramitaría la cesión del edificio.

El proyecto que el alcalde plantea a los representantes ministeriales pasa por conseguir un Teatro Emperador «del siglo XXI», que sería un espacio más polivalente y más moderno. Se pretende seguir el estilo del Matadero de Madrid, aunque no desde el punto de vista de su arquitectura ni de su idiosincrasia, sino a la hora de que pueda albergar todo tipo de espectáculos culturales y también eventos de otra índole. Una gran pantalla digital en el escenario o que parte de las butacas no sean fijas son algunas de las opciones que se han puesto sobre la mesa a la hora de conseguir que el teatro sea más polivalente.

El estudio de la AMIThE

A todas estas negociaciones se sumó el pasado 25 de mayo una concentración organizada por la Asociación Nacional de Amigos de los Teatros Históricos de España (AMIThE) a las puertas del Emperador. El objetivo era poner el foco sobre la situación de este emblemático inmueble de la capital leonesa y reclamar su restauración y reapertura con un uso eminentemente cultural.

Y para lograrlo, este colectivo planteó su propia propuesta para la rehabilitación y posterior gestión del Emperador con el fin de que pueda integrarse de manera sostenible en la red de espacios culturales de la capital.

En cuanto a las obras indispensables para poder reabrir el teatro, el informe establece que supondrían una inversión ligeramente superior a tres millones de euros. Más allá de la inversión en poner al día el teatro, el documento técnico defiende que el Emperador ayudaría a conformar un conjunto equilibrado de salas escénicas, ocupando un lugar privilegiado no solo por su ubicación en la ciudad, sino por su historia y sus características patrimoniales. Es por eso que consideran que el acondicionamiento físico del equipamiento debe acompañarse de la puesta en marcha de un modelo de gestión de públicos que integre todo el sistema escénico de la ciudad.

En este sentido, consideran que León cuenta con una programación cultural notable, especialmente en música, pero lamentan que no haya una planificación lógica que le dé estabilidad y que no estén cubiertas todas las ramas de una manera equilibrada.
Volver arriba
Newsletter