Publicidad
Vojvodina 20 - Abanca Ademar 28: 'Una exhibición para sentenciar el pase'

Vojvodina 20 - Abanca Ademar 28: 'Una exhibición para sentenciar el pase'

DEPORTES IR

Lucin trata de lanzar ante Mirkovic y Marchán durante el partidob en Serbia. | VOJVODINA Ampliar imagen Lucin trata de lanzar ante Mirkovic y Marchán durante el partidob en Serbia. | VOJVODINA
J. A. | 05/10/2019 A A
Imprimir
Vojvodina 20 - Abanca Ademar 28: 'Una exhibición para sentenciar el pase'
Balonmano / Copa EHF El Abanca Ademar sigue superando expectativas tras pasar por encima de la Vojvodina y lograr una renta de 8 goles que le dejan con pie y medio en la siguiente ronda europea
Ni en el mejor de los escenarios imaginados el Abanca Ademar soñaba con traerse a León un resultado como el que logró este sábado en Serbia. Pero parece que nada en el equipo de Manolo Cadenas se ajusta ya a las expectativa, porque los leoneses las vienen superando sistemáticamente.

Por eso, los 8 goles de ventaja que se trae el equipo leonés para el partido de vuelta en el Palacio y que incluso terminaron antojándose escasos tras llegar a disfrutar de una renta hasta de 12, vuelven a demostrar que este equipo está dispuesto a sorprender a propios y extraños.

Arrolló el Abanca Ademar a domicilio a la Vojvodina dejando, salvo sorpresa mayúscula (y lamentablemente la historia del Ademar sabe de ello) sentenciado el pase a la tercera ronda de la Copa EHF tras una exhibición mayúscula, inesperada, ante un rival que rindió muy por debajo de las expectativas en gran parte al ser anulado por la defensa y la portería ademaristas. Lograron los leoneses dejar a los serbios en 7 goles en la primera mitad y llevarse otros de ventaja ya en el descanso sin dar opción en ningún momento a que los locales se metieran en el partido.

Un gran Slavic bajó palos permitió al Abanca Ademar tomar las primeras ventajas de un partido sin historiaNo fue tan infierno como se creía el Slana Bara ni la Vojvodina el rival temible que se presuponía. Finalmente con un par de bajas que dejaron especialmente maltrecho el pivote serbio, el enorme nivel que mostró el Abanca Ademar hizo olvidar que los leoneses tampoco pudieron contar con nada menos que tres jugadores en su primera línea.
No fueron por tanto excusa las bajas para un partido que se le puso muy cuesta arriba a la Vojvodina prácticamente de inicio gracias a la enorme actuación de Slavic en portería. Encajó el primer tanto el croata y paró los tres siguientes el guardameta para, con Mario López como estilete, ponerse rápidamente el equipo leonés con una ventaja de 3 goles (1-4).

Aguantó el primer arreón la Vojvodina, que volvió a meterse en el partido con Pribak como hombre más destacado. Sin embargo, la exclusión de Prodanovic y una mejor defensa ademarista permitieron correr al Abanca Ademar y pegar otro estirón al marcador que obligaría al técnico local a parar el encuentro (5-8).

No sirvió de nada, porque ahí se desató el equipo leonés en ataque con Verkic sin oportunidad de evitar la sangría. Pedro Martínez, que fue titular en su segundo partido, estuvo notable en la dirección pero también brillaron los laterales. Solo Ilic respondía en los locales y con la exclusión de Vuckovic la ventaja de los leoneses se iba hasta los 7 goles que se llevarían los de Cadenas al tiempo de descanso.

Alcanzó la ventaja los 12 goles, pero en los últimos cinco minutos la Vojvodina maquilló el resultadoUna situación ideal e inimaginable al inicio del partido que, si no dejaba ya sentenciada la eliminatoria, invitaba al Abanca Ademar a hacerlo de forma definitiva en los segundos treinta minutos ante una Vojvodina desacertada, nerviosa y sin capacidad de reacción.

Con Mario López enseñando todo su repertorio de lanzamientos y el buen trabajo sobre la línea provocando varias exclusiones en los serbios, la ventaja no hizo sino aumentar para el Abanca Ademar, que alcanzó la decena de goles tras un par de buenas acciones de Lucin. La defensa funcionaba, la portería respondía y el equipo leonés se gustaba con las rotaciones sin bajar un ápice el nivel que habían puesto los jugadores que estaban en cancha con Gonzalo como ejemplo más claro.

Llegó a alcanzar la diferencia a favor de los leoneses los 12 goles (15-27), sin saber tampoco Arsenic como atajar los lanzamientos de los visitantes. Sin embargo, víctimas del lógico cansancio tras un viaje de 20 horas o por la inevitable sensación de ver la eliminatoria más que sentenciada, no estuvo tan fino el Abanca Ademar los últimos cinco minutos, suficientes para que la Vojvodina con Milic a la cabeza endosara a los leoneses un parcial de 5-1 que, a priori, sirve solo para maquillar el resultado.

Un triunfo inapelable para un equipo al que se le comienzan a agotar los adjetivos. El sábado tocará rematar la faena en casa, pero antes Sagunto espera este miércoles para seguir poniendo a prueba a este ilusionante Abanca Ademar.
Volver arriba
Newsletter