Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

Una ruta entre montañas

CULTURASIR

Desde la collada de Alceo se ve el embalse de Casares y las montañas que lo rodean. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen Desde la collada de Alceo se ve el embalse de Casares y las montañas que lo rodean. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 28/12/2018 A A
Imprimir
Una ruta entre montañas
La ruta de la semana Desde Geras a Casares por Folledo y el alto de Alceo
La montaña Central leonesa es un lugar con encanto donde se pueden realizar numerosas rutas con alicientes añadidos como acabar con una buena cena en cualquiera de los restaurantes de la zona. En el entorno de Geras y de Casares se pueden buscar muchos caminos y ya ha aparecido en estas mismas páginas la ruta del viejo camino entre ambas poblaciones.

La logística es importante y para realizar la ruta tal y como está planteada, se necesita tener preparado el transporte en ambas poblaciones. En el caso de que se desee volver al punto de partida por no disponer de transporte se puede regresar desde la presa del embalse por el viejo camino de Geras a Casares que apareció en estas mismas páginas el 18 de agosto de este mismo año, lo que elevaría a casi 20 los kilómetros a realizar.

Desarrollo de la ruta

Comienza la ruta en la localidad de Geras de Gordón, cruzando el puente y siguiendo por la calle del Bar Entrepeñas hacia la iglesia. Al entrar en la calle del Casar hay una fuente con agua muy buena. Después de pasar el edificio de la iglesia se toma un camino a la derecha que sale del pueblo paralelo al río Casares, y continúa pasando al lado de una cuadra. Después el camino sigue con hermosas vistas a la localidad que se deja atrás y el río encajonado en el fondo. Casi un kilómetro después de haber salido se llega a un puente, que se cruza para hacer la variante de esta ruta, el camino asciende por el valle del arroyo Ardagüelo y entre las montañas del noroeste se puede ver la silueta de las tres Marías de Casares. Tras una buena subida bastante cómoda y por buen camino se llega a una collada que se ha desbrozado recientemente y comienza a descender hacia Folledo, llegando a unas praderías donde se pierde, aunque continúa un poco más abajo, para seguir hacia la localidad donde se llega en poco tiempo. Solamente hay que ir al parque, salir por la calle que se dirige al Este y en el primer desvío seguir por la izquierda, mientras que poco después se va por la derecha por una pista que va a continuar todo seguido, sin desviarse, entre praderas y a veces arbolado para llegar a una fuerte curva desde donde se ve perfectamente el valle con la localidad de Buiza y las obras del AVE. La curva citada introduce al caminante en el valle de Alceo (en los mapas Alcedo) que va a seguir durante algo más de tres kilómetros hasta llegar a la collada y con cuatrocientos metros de desnivel. El camino al principio desciende y más tarde, ya ascendiendo, llega a las ruinas de lo que fue el lugar de Alceo, hoy abandonado. Poco después se abre un valle a la derecha y hay unas cuadras, pero el camino sigue recto, y desde ese punto la subida que era más o menos llevadera se va a hacer más exigente hasta alcanzar la collada de Alceo, teniendo cuidado al final de tomar un sendero de frenteapenas perceptible entre unas escobas y no ir por el buen camino de la derecha que seguiría hasta Poladura.

Desde la collada de Alceo la visión es impresionante, hacia atrás se ve el valle que se ha ascendido y las montañas cercanas, sobre todo el Cueto de San Mateo, y al frente el embalse de Casares y las montañas que lo circundan destacando sobre todas las Tres Marías, además de la Brazosa, la Barragana, las Peñas de Prado y el Pico Meloita al fondo.

El camino es bien visible y empinado, con varios zig zags hasta llegar a la presa del pantano. Solamente queda seguir por la carretera de la derecha al lado del embalse para llegar en poco tiempo a la localidad de Casares, donde finaliza la ruta.
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle