Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

Un manjar único con peso en la Capitalidad Gastronómica

ACTUALIDADIR

La cecina de chivo no es solo todo un manjar, también es desde hace años el mejor embajador para el municipio de Vegacervera. | DANIEL MARTÍN Ampliar imagen La cecina de chivo no es solo todo un manjar, también es desde hace años el mejor embajador para el municipio de Vegacervera. | DANIEL MARTÍN
Estefanía Niño | 09/11/2018 A A
Imprimir
Un manjar único con peso en la Capitalidad Gastronómica
Gastronomía Noviembre es, desde hace 28 años, el mes de la cecina de chivo pero este año además lo será en la recta final de León como Capital Gastronómica 2018
La cecina de chivo no es solo todo un manjar, también es desde hace años el mejor embajador para el municipio de Vegacervera, y por ende, para la montaña y la provincia de León. Que esta cecina es un atractivo para dar a conocer esta comarca, es algo que ya nadie duda.

La sencillez, la calidad y la tradición son los secretos de elaboración de este manjar que sigue conquistando los paladares dentro y fuera de la provincia. El primer paso para su elaboración se inicia con la elección de los cuartos traseros de chivos de entre dos y tres años de edad. Carnes selectas, leña de roble, frío de montaña y tiempo son los únicos ingredientes imprescindibles para la elaboración de las cecinas y embutidos de chivo. Tras su optima curación, llega el momento de probarla y es ahí cuando podemos elegir. La cecina de chivo puede consumirse directamente curada, pero también puede catarse con el popular ‘entrecallao’, una ligera cocción que suele acompañarse con longaniza, también de chivo, por supuesto.

Carnes selectas, leña de roble, frío y tiempo, son los únicos ingredientes para su elaboraciónNoviembre es, desde hace ya 28 años, el mes de la cecina de chivo. Desde hace más de dos décadas se dedica el segundo fin de semana a la multitudinaria feria en torno a este producto. Una feria que, dada la afluencia de público y de stands, hace que la localidad de Vegacervera se quede literalmente pequeña. Pero este año, noviembre será el mes del chivo por una doble razón. Por un lado, la popular feria que se celebrará este fin de semana, y por otro la recta final de León como Capital Gastronómica 2018.

Este mes, el mes de noviembre, se centrará dentro de esta capitalidad en el Vino de León y de la Cecina de Chivo. Esta cecina, tal y como la describen dentro de la Capitalidad Gastronómica, es un producto clave de la despensa leonesa, procedente del sacrificio de cabras y castrones. Su carne es salada y adobada procediéndose después a un periodo de curación de 6 meses para los que se consumen en crudo o un mes para las cocidas. Esta Marca de Garantía se constituyó en 2002, la componen tres fábricas familiares y tiene una producción anual de unas 110 toneladas.

Dentro de la programación de León como Capital Española de Gastronomía 2018 para el presente mes de noviembre, destaca una degustación conjunta de Vinos de León y Marca de Garantía Cecina de Chivo. El acto, según lo previsto, tendrá lugar en la Casa de las Carnicerías el próximo 17 de noviembre en horario de 13:00 a 15:00 horas.
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle