Publicidad
Solo León y San Andrés del Rabanedo mantienen el cierre del interior de la hostelería

Solo León y San Andrés del Rabanedo mantienen el cierre del interior de la hostelería

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
L.N.C. | 17/05/2021 A A
Imprimir
Solo León y San Andrés del Rabanedo mantienen el cierre del interior de la hostelería
Sanidad AMPLIACIÓN | La Junta cambiará el jueves las reglas que regirán las nuevas restricciones tras el fin del estado de alarma
La Junta de Castilla y León aprobó este lunes en la reunión del Consejo de Gobierno levantar las restricciones que mantenían el interior de la hostelería cerrado en 14 municipios, entre ellos, Ponferrada, Segovia y Soria. Además, no incorpora ninguna localidad nueva a la espera de las medidas que se tomen el próximo jueves, 20 de mayo, y las mantienen en otras 15 poblaciones que en la provincia de León son la capital leonesa y San Andrés del Rabanedo. 

En un comunicado, fuentes de la Junta indicaron que se revisó el listado de municipios de la Comunidad en los que, en aplicación del Acuerdo 33/2021, del pasado 5 de abril, se adoptan medidas sanitarias preventivas de carácter excepcional para la contención de la COVID-19. Quince términos municipales continúan en ese régimen preventivo agravado, sin que se haya añadido en esta ocasión más poblaciones.

De esta manera seguirán bajo las restricciones los términos municipales castellanos y leoneses con medidas sanitarias preventivas excepcionales son: Las Navas del Marqués (Ávila); Burgos, Aranda de Duero, Medina de Pomar y Miranda de Ebro (Burgos); León y San Andrés del Rabanedo (León); Aguilar de Campoo y Guardo (Palencia); Alba de Tormes y Peñaranda de Bracamonte (Salamanca); El Real Sitio de San Ildefonso (Segovia); Íscar y Peñafiel (Valladolid); y Benavente (Zamora).

Por el contrario ha decaído este régimen en Arenas de San Pedro (Ávila); Ponferrada, Valverde de la Virgen y Villablino (León); Villamayor (Salamanca); Segovia, Carbonero el Mayor y Palazuelos de Eresma (Segovia); Soria y Ágreda (Soria); y La Cistérniga, Laguna de Duero, Medina del Campo y Simancas (Valladolid).

El acuerdo adoptado estará en vigor, tras publicarse en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl), a partir de la próxima medianoche, por tanto desde el 18 de mayo. No obstante, en esta ocasión, su período de vigencia se ha establecido hasta las 23.59 horas del próximo jueves, 20 de mayo, ya que la Junta pudiera aprobar en el Consejo de Gobierno de ese día cambios normativos en lo referido a la gestión pandémica.

Hasta entonces, en estos municipios se suspenden todas las actividades de restauración en el interior de los establecimientos, con las excepciones para los servicios de entrega a domicilio o recogida en el establecimiento o en vehículo. Los restaurantes de los hoteles y otros alojamientos turísticos pueden permanecer abiertos siempre que sea para uso exclusivo de sus clientes, sin perjuicio que también puedan prestar servicios de entrega a domicilio o recogida en el establecimiento.

También se mantienen los servicios de restauración integrados en centros y servicios sanitarios, sociosanitarios y sociales, incluyendo las actividades de ocio infantil y juvenil, los comedores escolares y los servicios de comedor de carácter social, así como los servicios de restauración de los centros de trabajo destinados a las personas trabajadoras, entre otros.

Además, seguirán abiertos los servicios de restauración de los establecimientos de suministro de combustible o centros de carga o descarga o los expendedores de comida preparada, con el objeto de posibilitar la actividad profesional de conducción, el cumplimiento de la normativa de tiempos de conducción y descanso, y demás actividades imprescindibles para poder llevar a cabo las operaciones de transporte de mercancías o viajeros.

También se suspende la apertura al público de los establecimientos y locales de juegos y apuestas. Además de este régimen agravado en estos 15 municipios, se mantienen en el resto de la Comunidad las medidas preventivas ordinarias correspondientes al nivel 4 de alerta sanitaria por la pandemia en Castilla y León, recogidas en el acuerdo por el que se actualizan los niveles de alerta sanitaria y el plan de medidas de prevención y control para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 en la Comunidad.

"Todos ciudadanos han de colaborar en la observancia de las medidas preventivas frente a la COVID-19 establecidas por las autoridades, de manera que sus incumplimientos podrán ser sancionados de conformidad con el Decreto-Ley 7/2020, por el que se establece el régimen sancionador específico por el incumplimiento de las medidas de prevención y contención sanitarias para afrontar la situación de crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19 en la Comunidad de Castilla y León", recordó la Junta.
Volver arriba
Newsletter