Publicidad
Satse alerta de los riesgos de la Ucri del Hospital de León

Satse alerta de los riesgos de la Ucri del Hospital de León

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
L.N.C. | 30/09/2022 A A
Imprimir
Satse alerta de los riesgos de la Ucri del Hospital de León
Sanidad El sindicato de enfermería exige medidas para proteger a enfermos y a trabajadores de la Unidad de Cuidados Intermedios, que padece "deficiencias estructurales importantes"
El Sindicato de Enfermería Satse en León solicitó este viernes a la gerencia que se adopten las medidas oportunas «que preserven la salud de los trabajadores y pacientes» de la Unidad de Cuidados Respiratorios Intermedios (Ucri) del Complejo Asistencial de León, ante una situación que «no puede prolongarse ni un minuto más, dados los riesgos que entraña».

La apertura de la Ucri se produjo debido a la falta de camas suficientes en la UCI durante la pandemia, para acoger a pacientes que se encontraban en una situación intermedia entre planta y cuidados intensivos. «Pero la situación actual ya no es de emergencia sanitaria, por lo que este servicio no puede sostener de manera indefinida cuidados de pacientes de UCI», apunta Satse a través de un comunicado.

En un escrito dirigido al gerente del Hospital de León, Satse asegura que ya denunció esta situación porque esta Unidad de Cuidados Intermedios «seguía albergando pacientes de UCI». «La dotación de personal de Cuidados Intermedios, con dos enfermeras, es insuficiente para poder atender a siete pacientes de UCI, teniendo en cuenta que la ratio enfermera-paciente es de una enfermera por cada dos pacientes en cuidados intensivos», explican.

Además, aseguran que al no tratarse de una Unidad de Cuidados Intensivos como tal, «el espacio físico es insuficiente, lo que hace que sea altamente complicado dar cuidados adecuados a este tipo de pacientes. El espacio de separación entre cama y cama es de apenas un metro y están separadas por una cortina, tampoco hay espacio físico para colocar adecuadamente el soporte necesario (hemofiltros, respiradores, bombas de medicación…), dificultando la movilidad del personal entre paciente y paciente y no pudiendo aislar a los enfermos que lo precisen por su patología», alertan.

Por otra parte, Satse León afirma que el traslado de los pacientes desde el servicio de Cuidados Intermedios a cualquier otro servicio se realiza por el pasillo del quirófano, «ya que no existe otra alternativa», algo que consideran que está «poniendo en riesgo la seguridad de los pacientes al aumentar el riesgo de infecciones nosocomiales y concomitantes dentro de la zona quirúrgica». «Se ponen en entredicho las medidas de seguridad contra los riesgos biológicos tanto para trabajadores como para pacientes y se incrementa el riesgo de infecciones cruzadas», denuncia Satse.

En definitiva, critican que la Ucri sufre «deficiencias estructurales importantes, ya que, al tener una alta ocupación de pacientes de UCI, los pacientes quirúrgicos recién intervenidos (que son los que deben ser atendidos en esta unidad) son trasladados a otros servicios».

Además, recuerdan que el sindicato de enfermería ya denunció estas carencias en el mes de junio pasado, trasladando al gerente del Hospital que la UCI participa del programa de vigilancia epidemiológica de las IRAS, siendo esta «vigilancia» uno de los principales componentes de los programas de prevención y control de estas infecciones en las Unidades de Cuidados Intensivos. Sin embargo, «el Servicio de Medicina Preventiva no ha realizado la toma de muestras ambientales, superficies próximas al paciente e instrumental, en la Unidad de Cuidados Intermedios al tratarse de una Unidad de Reanimación Postquirúrgica», aseguran.

Satse León también denunció ante el gerente del Hospital que la falta de implementación de este programa de vigilancia, «expone a pacientes y trabajadores a un riesgo biológico de infecciones cruzadas de carácter importante con el agravante de que el tránsito de pacientes de UCI se realiza dentro de la zona quirúrgica».
Volver arriba
Newsletter