Publicidad
Posición estratégica de León

Posición estratégica de León

OPINIóN IR

08/04/2021 A A
Imprimir
Posición estratégica de León
Los agentes sociales y políticos de la provincia de León permanecen reactivos ante los acontecimientos económicos y políticos en vez de mantener la proactividad. Esto proviene de una falta de reflexión sobre las estrategias que más nos convienen. Puede que venga condicionada por cierto complejo de inferioridad, inducido por el supremacismo castellano que impregna los mensajes de la Junta de Castilla y León. La desaparición de León del debate nacional está provocada por el gobierno de Valladolid y el seguidismo de la militancia de los partidos nacionales en León. Ante eso solo cabe una toma de postura: el enfrentamiento a todo lo que minorice lo leonés y la reivindicación del protagonismo que lo específicamente leonés requiere.

La Junta de Castilla y León está decantada por una mayoría de mandos que ni ven, ni saben, ni entienden de León, porque son de Valladolid o su entorno. Por tanto, hay que elaborar un cuadro de prioridades estratégicas de León y hacerlas valer en Madrid. La salida de León de esta destructiva autonomía ha de ser un hecho cuanto antes. Hay que pensar en el día después de esa salida.

Por ejemplo, es inadmisible lo que sucede en el Hospital del Bierzo, donde ni el servicio de radioterapia, ni el de oncología están atendidos adecuadamente. Eso por no hablar del porcentaje de médicos interinos. Tal coyuntura se traduce en muertos, que no lo serían de revertirse esta situación. En este momento los ciudadanos del occidente de la provincia de León son de tercera fila (ser de León ya significa ser de segunda) y no podemos tolerarlo ni en el oriente ni en el occidente.

Una provincia con 15.500 kms cuadrados y un arco montañoso más grande que el de cualquier otra no puede prescindir de dos hospitales completos, ni de consultorios rurales. La cúpula de las consejerías, a quienes les llevaría la jornada completa ir y volver de Fabero o de Riaño, desconocen y se despreocupan de nuestras circunstancias. El plan de sanidad de León pasa por tener dos hospitales íntegros, con personal fijo, y un centenar de consultorios para atender a 1400 pueblos. No hay que parar hasta no conseguirlo, aunque haya que llegar al Tribunal de Derechos Humanos de la Unión Europea.

Qué decir de nuestras prioridades industriales, que incluyen centros de generación energética y de investigación, bien dotados, para profundizar en las renovables. ¿La provincia con más peculiaridades alimentarias puede prescindir de un par de núcleos de dinamización de la industria alimentaria? ¿Y el ferrocarril León-Ponferrada-Monforte que es una prioridad estratégica para los leoneses? … Urge desarrollar un proyecto leonés propio.
Volver arriba
Newsletter