Publicidad
Ponferrada y la cultura

Ponferrada y la cultura

OPINIóN IR

27/08/2015 A A
Imprimir
Ponferrada y la cultura
Escuchaba a un concejal de Ponferrada hablar a propósito de la posible apertura como recintos expositivos de varias iglesias en Los Barrios. Es un acierto. Ponferrada no está explotando todo su potencial de turismo cultural y se puede decir que tiene posibilidades de reunir una oferta de primer nivel en su entorno próximo. Tener un área expositiva de referencia, con una publicidad concentrada, distinguirá a la ciudad.

El mundo tiene que saber que la Ciudad del Puente no solo son las Médulas. Y no es que las Médulas estén en esa ciudad, sino que la base hotelera desde la que se visitan es fundamentalmente Ponferrada. La oferta cultural pasa actualmente por una programación teatral y musical al nivel de cualquier capital de provincia de su tamaño. El Museo de la Energía es uno de los mejores proyectos museográficos que he visto y apenas se publicita fuera de su recinto. El castillo, una visión rutinaria para muchos ponferradinos, resulta excepcional para los visitantes por su ubicación, tamaño, presencia y contenido.

Ponferrada cuenta en su proximidad con una ramillete de iglesias del prerrománico y el románico con elementos de transición singulares: las dos de Corullón, Vizbayo, Peñalba y Santo Tomás forman un conjunto que permite apreciar como en pocos lugares el paso desde el arte local a las primeras corrientes europeas del año 1000. Eso por no hablar de algunos lugares excepcionales como Carracedo o los restos medievales del monasterio en Vega de Espinareda.

Si juntamos una buena oferta hotelera, el casco antiguo de Ponferrada, las iglesias medievales, las Médulas, la cultura del vino, la buena conservación de la arquitectura popular y una población que aprecia los espectáculos musicales y el teatro, gente que entiende y que deja su impronta en las redes sociales, tenemos un paquete turístico completo y alejado de los manidos tópicos bercianos.

No se trata de olvidar todas las virtudes comarcales que llevan años ensalzándose, porque están ahí, son buenas y juegan su papel como atracción de visitantes. Se propone ahora una reinvención de la imagen de Ponferrada; transmitir que es una ciudad moderna con toda una oferta cultural y un público a la altura de esa oferta. En ese camino hay un intenso y prometedor itinerario promocional que transitar.

Por eso el que haya entrado gente con ideas nuevas en el ayuntamiento es positivo y necesario. Ahora debe demostrar que es capaz de aunar lo viejo con lo nuevo para hacer del icono ‘Ponferrada’ una referencia en el noroeste de la península. La hostelería ya lo logró. Es posible hacerlo con el resto.
Volver arriba

Newsletter